ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA EDUCACIÓN DEL CANARIO ROLLER

Porcroller

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA EDUCACIÓN DEL CANARIO ROLLER

REVISTA: CANARICULTURA (EPOCA I)  Nº15 (ESPAÑA).

FECHA: JULIO/SEPTIEMBRE 1959

AUTOR: ANTONIO GOMEZ TRELLES.

Una de las condiciones más apreciadas en el canario <<Roller>> es la gravedad o profundidad de sus notas.

La selección continuada de los pájaros  de tono grave acaba por fijar esta característica en la descendencia de  modo indeleble.

Se contribuye notablemente a lograr  esta gravedad por medio de la educación.

En general, los canaricultores con poca experiencia suelen buscar <<Profesores de canto>> <<pájaros de copia>>. Sin duda  tienen la idea  de que basta colocar un <<profesor>> para que los pájaros noveles  copien exactamente no solo las notas, sino el tono.

Para evitar los fracasos  me permito en aconsejarles que cada uno se <<fabrique>> sus propios <<profesores>> para lo cual es necesario que los primeros años  no utilicen ninguno y dejen a sus pájaros que exhiban su canto propio.

Todo pájaro lleva en si, genéticamente, una serie de notas que forman su <<línea de canto>>.

Las notas adquiridas por haberlas oído a otros pájaros no son transmisibles por herencia y será necesario que los descendientes vuelvan a oír la misma canción para que esta se conserve.

Por tanto, para tener la seguridad  de que un <<línea de canto>> es fija, innata y no adquirida, hay que evitar que el pájaro copie incluso del padre, porque este puede tener también un canto producto de copia.

EDUCACION DE LOS CANARIOS  JOVENES

Para empezar la educación de  los canarios jóvenes  debemos  tener en cuenta varias cosas:

1º) Los pájaros deben hacer la muda en jaula de vuelo  y mejor en habitación de vuelo. Durante ese tiempo hay que fortalecerlos convenientemente con una alimentación variada de semillas y una o dos veces por semana con proteínas y vitaminas, verdura abundante, aire y sol.

2º) Hasta pasado un mes de la terminación de la muda no debe colocárselos en jaulas individuales. Como las diferentes regiones de nuestra península hacen que varíe la fecha de esta terminación de muda es por lo que se señalo un mes como tiempo suficiente para que el pájaro se encuentre completamente restablecido y en condiciones de sufrir el largo periodo de encierro a que se le va a someter.

3º) Debe disponerse de una habitación interior que reciba la luz por medio de otra que pueda impedirla totalmente si nos conviene o de una ventana pequeña que deje pasar poca luz y se pueda abtrui9r ésta fácilmente.

4º) Es necesario también un armario o estantería.

5º)  Las jaulas deben ser de modo que el comedero y bebedero estén fuera de la jaula y tengan una bandeja para poner arena. Previamente se les habrá dado una mezcla de petróleo, creosota y aceite y dejarlos secar. También en las paredes interiores del armario se debe dar una mano de esta mezcla. El objeto es impedir la proliferación de parásitos.

6º) Prepárense unas etiquetas en las que pueda anotarse el numero de anilla de cada pájaro y el de los padres que pegadas después en cada jaula nos permitirán conocer en todo momento la identidad de cada pájaro sin necesidad de molestar a éste.

COMIENZO DE LA EDUCACIÓN

Varios procedimientos pueden seguirse y cada uno puede poner en practica el que mejor le parezca.

De la voladora donde se encuentren  se llevan los pájaros a las jaulas individuales. La primera operación al cogerles, es anotar en una etiqueta el número de su anilla como hemos dicho antes, que queda enseguida pegada  a la jaula.

Tener sumo cuidado de que el pájaro aprenda pronto  donde se les ha colocado el agua  y la comida. Los cacharros que lo contienen  deben llenarse a rebosar en presencia del pájaro para que este se percate bien de ello.

Los dos primeros días se les coloca de modo que puedan verse unos a otros, esto les hace sentirse acompañados  y no se alborotan tanto. Hasta  este momento pueden estar  en cualquier sitio de la casa  que tenga luz natural. Cuando  el pajareo ha aprendido a encontrar  la comida y bebida  se le lleva al armario  o estantería  y se les coloca de modo que puedan seguir viéndose  y ordenándolos para que resulten hermanos con hermanos o primos. Una vez instalados, cuando todo esta  en orden y después de asegurarnos bien de que  no hemos dejado ningún pájaro sin agua ni comida cerramos la puerta de la habitación y se les deja en la oscuridad más absoluta. De ahora en adelante no debemos consentir que entre nadie en la habitación que no sea nosotros mismos.

Tres veces al día, por la mañana, al mediodía y por la noche hacemos la visita correspondientes que durará de veinte minutos a media hora y con luz artificial.

Sentados delante de ellos a cierta distancia y en silencio sin movernos bruscamente, sin hablar, sin silbar, los observamos detenidamente uno por uno. Si alguno no se mueve debemos estimularle con una caña  o varilla para que lo haga.

Los primeros días apenas comen y se vuelven tristes, terriblemente tristes. El sufrimiento de la obscuridad les abruma y algunos enferman. Los más se adaptan a la situación y comen pronto. La comida será la misma que hemos dicho para cuando estaban en la voladora.

Pasados unos días comienzan a modular y ya se perciben claramente aunque deficientes sus notas.

Ha llegado el momento de separarlos por medio de tablillas o cartones para que no se vean.

Hasta aquí habremos observado todos y cada uno de los pájaros, como se comportan comiendo y en su reacción individual ante la obscuridad. Ahora nos toca observar su canto, sus notas, su gravedad y su línea. La colocación que hicimos el primer día de hermanos con hermanos, etc., la iremos variando, colocando junto a los más parecidos en canto, sean de tono grave o no, pero formaremos en el centro del armario un grupo con los de tono más bajo, profundo.

Aquel o aquellos que suban la nota o que hagan estridencias o notas defectuosas deben ser eliminados inexorablemente.

Entonces se les puede empezar a dar luz natural pero en una penumbra constante.

Si un pájaro se debilita en extremo debe sacarle a plena luz para que en un par de días se reponga y vuelva a su encierro.

En un mes y medio tienen el canto ya hecho y entonces se les da toda la intensidad de luz pero se les limita el tiempo, pues suelen excitarse mucho y elevar las notas.

Procedemos ahora a hacer una clasificación en grupos de a cuatro con los más afines y si disponemos de varias habitaciones se les separa de modo que mejoren y complementen el canto.

Para las sesiones de entrenamiento de éste se les coloca horizontalmente sobre una mesa, otros días verticalmente cambiando el sitio de las jaulas de modo que unas veces les toque en el centro y otras en los extremos. Cada día se les cambiara de habitación para que se acostumbren a vistas diferentes, haciendo al mismo tiempo que vean movimiento de gente, ruidos, papeles, etc.., es decir, ambiente de concurso.

INCONVENIENTES

A mi juicio, el pájaro sometido a este medio  tormentoso de adecuación pierde un 50 por ciento de su canto en longitud, en variación y en potencia. Es verdad que sus notas suelen ser de una gravedad extraordinaria y de suavidad excelente, pero su anatomía se resiente y el pájaro educado así no debe ser utilizado para la reproducción. Tengamos en cuenta que cuando empezamos su educación el pájaro novel tiene de seis a siete meses y si comparamos su débil organismo con el de una persona, su adolescencia corresponde a la de un joven de 16 a 17 años. Se puede suponer el estrago que haría en el organismo de uno de nuestros adolescentes un encierro de uno o dos años (que representa el mes de y medio que sometemos al pájaro) sin luz y alimentos insuficientes, puesto que el pájaro cuando esta a oscuras no come.

Este método puede suavizarse sustituyendo la luz artificial por la luz natural, pero en una penumbra permanente. El pájaro se habitúa a la vez en la que la claridad se hace más patente y podemos aumentar ésta en dos o tres períodos de entrenamiento.

La colocación de los pájaros y su observación será exactamente igual al método anterior.

Por ultimo, para aquellos que críen pocos pájaros les recomendamos el procedimiento de colocar cada uno en una habitación distinta de la casa, cuando se dispone de una suficientemente grande. No hay inconveniente entonces en que tenga plana luz natural.

Todos los aficionados saben por amarga experiencia que cuando se regala (o vende) un pájaro a persona que no cría con el  y lo tiene como único huésped alado, nos sorprende si lo volvemos a ver al cabo de unos meses, con  un canto tan maravilloso que nos hace sentirnos arrepentidos de habernos desprendido de él.

Un pájaro, cuando está solo, canta “con cuerpo sano y corazón alegre”, sin excitaciones, canto a la vida, a Dios, a la madre naturaleza, sin odios, sin rencores. De ahí su bondad.

El pájaro en conjunto, canta expresando diferentes estados de animo, a veces de tristeza, otras con rabia, con pasión, con ira. ¿Cómo puede resultar armonioso y melodioso un canto con tantos defectos?

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario