DOS PREOCUPACIONES: ANILLAS Y ENRONQUECIMIENTO

Porcroller

DOS PREOCUPACIONES: ANILLAS Y ENRONQUECIMIENTO

REVISTA: LE JOURNAL DES OIXEAUX Nº 9 (FRANCIA).

FECHA: ENERO/FEBRERO 1966.

AUTOR: GEORGES FRESSIN. (FRANCÉS).

TRADUCCIÓN: HELENA MATOSES CÓRDOBA.

Cuando en noviembre y diciembre el canaricultor prepara a sus cantores en vista de los grandes concursos que tienen lugar a principios del nuevo año, es decir, en enero. A veces le esperan sorpresas desagradables.

Es al principio el mejor de los canario, el joven macho que da los Tours más profundos y las flautas más impecables, quien comienza a limpiar el barrote con el pico, para buscar así un gusto parecido al salitre. Al día siguiente el canario se picara la anilla que su pata soporta  después de varios meses, y terminan las esperanzas que se habían puesto en él. Esta anilla llegará a ser para nuestro canario una verdadera obsesión, él la hará retorcer sin cesar, lo que provocara la inflamación de la pata. En ese momento el canaricultor no tendrá más que una solución, cortar la anilla para ver al canario retomar su canto. Pero sabemos que un macho al que se le ha quitado la anilla (o que nunca ha tenido anilla) no puede más que concursar en clase 4, es decir, en clase libre (individuales).

El criador debe mostrar interés, desde que se da cuenta que el canario tira de su anilla con el pico, debe intervenir enseguida. El canaricultor colocara la jaula del Harz en la parte más oscura de su criadero, no viendo brillar la anilla, el canario lo olvidara sin duda… Algunos criadores oscurecen la anilla con “tinta china”, otros untan las patas de aceite de enebro, etc.  Un consejo: si se lavan las patas del canario, es preciso que esto se realice solamente con agua pura y no con jabón, sin embargo esto ultimo no suaviza, sino que agravara la picazón. En fin, notad que en general son los canarios demasiado acalorados quienes toman este vicio. Hace falta pues añadir a la alimentación: manzana, avena pelada, granos de lechuga blanca, y a falta de esto, escarola o flor de capuchino.

LA RONQUERA:

Otra sorpresa desagradable, siempre en el caso del Harz, es la ronquera. Cuando el canario empieza a ofrecernos sus más  bellos giros, el principio de la frase musical llega a ser

poco a poco indecisa. Sé constata que el canario sufre, arranca sus peores glucken, sus flautas carecen de claridad para finalmente tomar una sonoridad nasal. El canario esta ronco y momentáneamente no es acto para participar en los concursos. Esto no es grave  ya que es curable, pero cuando se conoce toda la fatiga que un canaricultor se da para encontrar al cuarto canario de un Stam, (este cuarto canario que puede hacer obtener los dos puntos de armonía), es a veces molesto.

Es un trastorno del aparato respiratorio y en particular de laringe que es el origen de la ronquera. Las causas son numerosas, diversas, y nosotros no os citaremos más que algunas de ellas, de las cuales vosotros sois muy a menudo el primer responsable. Influye el cambio de local que consiste en hacer pasar al canario de una habitación fría a una caliente o a la inversa. La corriente de aire es nefasta igualmente, ya que puede provocar incluso una falsa muda. Sin embargo, el canario tiene necesidad de aire puro, de mucho aire puro, así convendría una pequeña ventana razonablemente abierta. Para que los canarios se mantengan en forma todo el invierno, se recomienda una temperatura suave y constante de 15 a 18 grados, sin embargo, descendencia vigorosa se contenta con una temperatura menos elevada. Notemos, que se trata de cantantes en pequeñas jaulas especiales para el Harz, y no de canarios que pasan el invierno en grandes pajareras cualquiera que sea la temperatura.. Ha sido constatado que una temperatura demasiado elevada indispone a los pájaros, cuando el frío les entumece y les obliga a comer más a menudo. No se debe jamas servir enseguida el agua que se acaba de obtener del grifo. Para renovar el agua de los bebederos se tomara un recipiente, una botella por ejemplo, en la que se dejara reposar algunas horas. Pues, jamas el agua directamente del grifo se debe añadir al bebedero. Notemos igualmente que la calefacción central crea  a veces una atmósfera  demasiado seca, esto ultimo incomoda tanto a los canarios como a las personas mayores, lo que perjudica igualmente al aparato respiratorio, corriendo el riesgo igualmente de perjudicar a la calidad del canto.

Los rayos del sol, jaulas insuficientemente limpias, barrotes sucios que desprenden un cierto olor amoniacal, lo quel puede tener una influencia negativa sobre el canto. Una dieta demasiada rica puede también provocar una desmejoria del canto que se convierte en ronquera.

Abreviando, las causas, como se puede constatar no faltan.

LOS CUIDADOS:

Todo canario ronco debe pues ser inmediatamente cuidado, sin embargo, si la ronquera se convierte en crónica, se corre el riesgo de perder al canario. Hará falta detenerse tanto en la alimentación como en la limpieza, y durante algunos días el agua de la bebida será reemplazada por una infusión fría de manzanilla azucarada (5 sobres de manzanilla y dos terrones de azúcar por litro de agua).

Los granos harinosos (alpiste y sémola), serán reemplazados por granos negros (nabina y colza) de buena calidad, estos últimos serán más aceitosos. Se dará un poco de pasta de huevo (en la proporción  de un huevo  duro cocido por  siete u ocho  bizcochos)  y se le añadirá una punta de cuchillo de buena miel. Se vigilara la temperatura y una semana después la mezcla blanca hará de nuevo y lentamente su reaparición.

Los granos, evidentemente, no son distribuidos más que en función del estado abdominal del canario, sin embargo, el inicio de la enteritis o el hígado congestionado excluirá naturalmente el régimen oleaginoso.

La manzana no debe ser olvidada, además de que es siempre muy apreciada.

Por nuestra parte hemos visto ya aun canario regresar de un concurso completamente afónico, cantando sin emitir el menor sonido, y volver a concursar quince días después completamente restablecido. Una sola gota de alcohol (de un buen fino) por ejemplo en un bebedero lleno de agua restablece aun canario que halla podido coger frío en el concurso o en el camino de regreso, no es preciso abusar de este “latigazo”, pero este estimulante recalienta al canario “enfurecido”.

CANTO NASAL:

Ahora, nos queda diferenciar la ronquera (lo cual no es más que pasajera, ya que se trata de un estado patológico), de la tendencia que tienen algunos canarios a emitir Tour nasales. En este ultimo caso, el canario emite malas Flautas, que se parecen en cierto modo a los maullidos de un gato. El canto nasal es un defecto en el aprendizaje, sin embargo, ningún tratamiento lo hace desaparecer y se revela transmisible a los descendientes. Proviene de malos cruces, de Tours mal fijados y no tiene nada que ver con la ronquera. Se debe pues apartar del aprendizaje y del criadero a todo sujeto con canto nasal, sino se quiere transmitir al resto de los canarios. Por otra parte en los concursos el juez no dudara en poner falta en la planilla de canto, obrara con serenidad y al mismo tiempo castigara con dos o tres puntos negativos al canario.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario