EL HARZ: ENTRE LA EMANCIPACIÓN Y LA MUDA

Porcroller

EL HARZ: ENTRE LA EMANCIPACIÓN Y LA MUDA

REVISTA: LE JOURNAL DES OXEAUS Nº 16 (FRANCIA).

FECHA: MAYO/JUNIO 1967.

AUTOR: GEORGES FRESSIN (FRANCÉS).

TRADUCCIÓN: GUSTAVO LEÓN.

Cuando la emancipación de los jóvenes canarios del Harz  finaliza, la preparación no ha terminado, por tanto desde este momento pueden ocasionarse accidentes y producirse perdidas entre los nuevos canarios.

Nosotros hemos dicho con anterioridad que es preferible (en criaderos que dispongan de un gran numero de jaulas y voladeros), separar a los jóvenes cantores del resto de sus compañeros. Los futuros cantores se reconocen rápidamente a través del balbuceo (canto) sin interrupción. De no ser separados en el momento adecuado, entre ellos se cortarán el canto, obligándose a volar por la jaula y a jugar, por lo que el progreso en su canto será menos efectivo, ya que el joven canario no tiene la posibilidad de concentrarse en escuchar el canto de los canarios adultos y asimilarlo correctamente.

Además algunos pájaros tienen tendencia a picar las plumas al resto de sus compañeros de jaula (picaje), y cuando la sangre aparece, puede llegar a producirse el canibalismo, esto puede ser un gran problema y debemos evitarlo lo antes posible.

Es preciso saber que los pájaros pueden tender a enfrentamientos con los compañeros de jaula debido a  los efectos de una luz muy intensa, a una ventilación insuficiente, a un exceso de humedad o a una estancia en malas condiciones.

Por otro lado, el canibalismo constituye para los canarios, la recuperación de sustancias como proteínas animales y vitaminas que han sido distribuidas con parsimonia durante su dieta. Es preciso poner a disposición de los jóvenes canarios raciones equilibradas, puesto que el aliciente del picaje irá siempre en relación directa con una insuficiencia alimenticia. Nosotros recomendamos a los amantes de las aves, introducir en las jaulas bloques que contengan sales y fosfatos, que los canarios utilizarán según les sea necesario. No solamente el canario afilará su pico, también encontrará aquí el complemento para una alimentación regular, normal.

Cuando un canario está malo, se transformá en una bola, todo el mundo sabe reconocer a un pájaro enfermo desde los primeros síntomas. Después es necesario examinar la enfermedad cogiéndolo con las manos y soplando su vientre, el cual deberá tener el mismo color que el de la piel humana. Se ve si se trata del hígado por la mancha azul; o de una inflamación de los intestinos por la mancha roja, en general, si ocurre esto se trata de una indigestión  ocasionada por la gran adsorción de comida. Es necesario poner al pájaro enfermo una dieta a fin de descongestionar las mucosas del intestino; el más viejo remedio (y sin duda el mejor), consiste en poner a  disposición del pájaro un poco de pan con leche. Es preciso suprimir la pasta de huevo, los granos negros que son aceitosos (nabina y colza)para que no dejen de comer los granos de alpiste y avena. Un trozo de manzana puede tener también un poder astringente y beneficioso, pero hay que evitar los granos negros durante 10 días.

Un pájaro joven que tenga el corazón enfermo es difícilmente curable aunque se le intente rehabilitar; su vida será de corta duración.

Los trastornos y heridas en las patas a veces producen problemas a los criadores (canaricultores), sobre todo si estos últimos se producen por negligencia o por una mala limpieza de la jaula. Si se produce una herida en una de las patas es preciso limpiarla con un algodón mojado en agua destilada y después poner un poco de yodo.

Hay miles de cuidados a tener con los  jóvenes   pájaros,  pero nosotros  no podemos expresar todos en estas líneas, aunque los principales consejos que podemos dar, a fin de evitar incidentes son: evitar   el  exceso de pájaros en las jaulas y hacerles tomar un baño tres o cuatro veces por semana, esto les ayudará en el proceso de la muda. Durante la preparación para los concursos el joven Harz suele perder  parte del plumón y aunque afortunadamentete esto no es una enfermedad, sí es una transformación de su plumaje.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario