EL MARAVILLOSO EFECTO MUSICAL DEL KOLLER

Porcroller

EL MARAVILLOSO EFECTO MUSICAL DEL KOLLER

REVISTA: NUESTROS CANARIOS  Nº 1 (ESPAÑA).

FECHA: ENERO/FEBRERO/MARZO 1955

AUTOR: H.V. GUTIÉRREZ.

Los basamentos de los sonidos del Koller son “o”, “u”, “ü”, “ö”, “öi”, “au”,“eu”. Las consonantes son “bl”, “gw”, “kw”, “r”, “l”. Las silabas emitidas como Koller son “brrloiroilui-lui-brüillüillllüi”, “gwlräiroirui-kwlveuiliullüi”.

El Koller puede producirse en dos estilos , a saber: como Hollow Koller (Koller hueco) y como Water Koller ( Koller de agua). El estilo de Koller hueco da la impresión de afinidad con el Rulo hueco y el estilo del Koler de agua se inclina hacia el Rulo de agua, Rulo doble y rama Glucke.

Una de las características del Koller es la pronunciación de la “i” como sonido independiente en cada golpe mientras tenemos los sonidos “u”, “ö”, “ü”, “au”, “oo” alternando la profundidad en descenso y oscilación en combinación con las consonantes “l”, “h” o “rl”. El efecto producido es una serie de silabas, sucesión de golpes de un dúo y trío natural, conteniendo algo así como efecto de triple cuerda.

La cadencia que produce este efecto de trío triple cuerda Koller puede describirse así: El “ri” avanza como un rulo en octava mayor, que el golpe de Koller profundo rompe con notas entrecortadas y, al igual que estas, cambia de diapasón al mismo tiempo; en otras palabras: el “ri” sube y baja mientras que simultáneamente, un tono profundo, un trémolo “lüllüllü” para descender profundamente hasta “lullo”, “lollo”, “bloblobllo” o “kollo-kollo”.

No se oye en el Koller nada de Rulo doble ni de Rulo hueco ni de Gluck, sino una limpia oquedad en rápido movimiento rítmico: El pájaro, de hecho canta la palabra Koller. Así como calificamos de Rulo doble la nota que canta el pájaro en bajo, por lo mismo denominados a una nota Koller cuando el pájaro canta su texto: “Kollerkollerkoller”, etc.

Es preciso señalar que existen variaciones; alguna vez la “n” desaparece y tenemos “olerollerroller”; otros pájaros suprimen la “r” y se oye “Kollokollokollo”; a veces la “k” es suave o es reemplazada por la “b”; en ocasiones, en lugar de la “o” tenemos “ü”, “e”, “a”. El efecto es diferente conforme desaparece una consonante o se introduce otra. De esta manera se dan variaciones  puras que, sin embargo, son  fundamentalmente formas de Koller. El  efecto doble puede fácilmente descubrirse en las de profundidad media, mientras que en las de tono más grave se puede oír el triple efecto.

El maravilloso efecto musical que el Koller produce, constituye una singularmente hermosa diversidad en el canto del canario, cuya emisión agrada a cualquier persona de buen gusto. Sabemos que hace muchos años algunos pájaros poseían, conjuntamente con un estilo superior de Koller, un Rulo hueco muy profundo, un Rulo doble brillante y carecían de notas defectuosas ni elevación; cantaban con tal abundancia, ímpetu y modulación, que asombraban. Por consiguiente, establecido que pueden ser obtenidos pájaros Koller, tanto puros como con variaciones y calidad de tono, aquellos criadores que temen cultivar el Koller presumiendo el peligro de que produzcan faltas, están en un error.

Teniendo en cuenta sus maravillosos efectos, su difícil obtención y su importancia, por ser una nota profunda y fundamental, el Koller es muy estimado “Reina de todas las notas”. Durante el período consagrado a la cría del tan fácil Rulo Hueco, raras veces apareció, pero siempre han existido intentos encaminados felizmente a resucitar esta profunda nota y a extender su popularidad, enriqueciendo además de este modo el noble canto de los pájaros. Por ello persistimos en recuperar el primitivo estilo de los tiempos del Koller, aunando todos los esfuerzos. El Koller es actualmente valorado en puntuación lo mismo que el Rulo hueco y el Rulo profundo.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario