LO QUE LA AFICIÓN DESEA CON RESPECTO AL CANARIO ROLLER

Porcroller

LO QUE LA AFICIÓN DESEA CON RESPECTO AL CANARIO ROLLER

REVISTA: CANARICULTURA (EPOCA I)  Nº15 (ESPAÑA).

FECHA: JULIO/SEPTIEMBRE 1959.

AUTOR: J. J. AZNAR.

Aprovecho las páginas de nuestro Boletín para contestar a las preguntas que, tanto de palabra como por carta, se me han formulado con respecto a Roller, sobre la actuación y comportamiento de los mismos en los concursos.

Son éstas muchas y muy variadas; unas hechas con muy buena fe, y otras con algo de malicia y picardía en su fondo, pero procuraré acoplarlas a todas ellas en una sola sin que ésta pueda perjudicar a nadie, a fin de  evitar  protestas y que nadie pueda darse por aludido, cuya pregunta es la siguiente: ¿A que se debe el que habiendo adquirido en concursos canarios que han sido galardonados  con los primeros premios, unos para maestros exclusivamente y otros como reproductores, y habiendo sacado  de ellos hijos fuertes y sanos, educados éstos con sumo celo e interés en lo que respecta a selección y educación, según nos indican los libros publicados e infinidad de artículos escritos en revistas técnicas, siguiendo punto por punto sus indicaciones y consejos que, confesando la verdad, dan unos resultados  excelentes, no podemos salir a concursar con los mencionados canarios a  ninguna parte, pues siempre leemos con pesar por nuestra parte a las siguientes frases?. En fin, que con canarios de padres campeones no llegan, fuera a puntuar en muchas ocasiones.

Pues todo esto amigo canaricultor, no tiene más que una sola contestación, que es la siguiente: FALTA DE PREPARACIÓN  DE LOS MISMOS PARA PODER CONCURSAR.

No basta que el  canario limpio esté bien educado y limpio de notas altas, y otras muchas cosas que tenemos ya olvidadas, primero por haberlas  leídos millares de veces, y oído, Centenares de ellas.  El canario necesita, al mismo tiempo que la educación  preparación para poder concursar (lo mismo que el artista necesita <<tablas>> para poder actuar ante un publico).

Observe el canaricultor o criador del canario Roller que infinidad de veces ha invitado a uno o varios amigos a oír  sus canarios en su propia casa,  para poder apreciar si la educación ha sido perfecta, y al mismo tiempo ver si ellos le pueden observar alguna falta que a uno mismo le ha podido pasar desapercibida. Se han tenido que marchar los visitantes sin poder oírlos cantar plenamente  y si  algo de  su canto escucharon, ha  sido desde  una  habitación

contigua o poniéndose en sitio donde los pájaros no los hayan observado ni visto, hasta el extremo de tener que estar en perfecto silencio para que  el canario  no corte la iniciación de su canto.

La desilusión del criador es grande, quien apenado dice: <<basta que lleve yo alguien a mi casa para que los pájaros me hagan que dar mal. Todo es consecuencia de lo mismo: FALTA DE PREPARACIÓN.

¿Quién tiene la culpa?  Yo diría que le criador, pero vamos a repartirnos la culpa entre ambos, entre le criador y el escritor. El primero por tener poca experiencia y capacidad para poder por sí solo el poner solución a este pequeño detalle (el más importante y transcendente)y, el segundo por dedicar casi todo su trabajo a escribir la manera de educar prescindiendo en algún artículo que trate de su preparación para un concurso.

Yo, desde luego iniciaré desde estas líneas mi modesta criterio, y es que al canario debe d acostumbrársele, una vez terminada su educación, sacarlo de la habitación de estudio entrenamiento en la cual ha estado por espacio de tres o cuatro meses en la penumbra o a media luz, sin saber oído más ruidos que las voces que hayan podido emitir su maestro o maestros, y sin conocer más que a la persona que cada dos o tres días le ha cambiado el agua y al comida, por lo tanto, tiene que habituárseles a que conozcan distintas estancias o dependencias hogareñas, llenas de luz y claridad, familia, rozándolos, tanto como con otras personas, cosas ruidos, etc. A fin de que cuando inicie el canto se le perfecta cuenta que le están observando u oyendo, que sepa el mismo que canta para que le oigan, que no canta solo para si. Creo que de esta manera se podrán corregir esta especie de dificultades que solemos tener la mayoría de lo aficionados al canto Roller. Este es mi humilde criterio como dije anteriormente.

Ahora, con permiso de la dirección del presente boletín hago un llamamiento a todos los criadores veteranos, jueces nacionales e internacionales, al objeto de que tenga a bien exponer mediante algún artículo la forma de preparar a dichos canarios, mediante claras y eficaces normas, directrices y orientaciones que nos capaciten a todos y de esta forma, todos podamos asistir a las competiciones y concursos en igualdad de condiciones.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario