LOS EXAMENES PARA ASPIRANTES A JUECES DE CANTO ROLLER EN ALEMANIA

Porcroller

LOS EXAMENES PARA ASPIRANTES A JUECES DE CANTO ROLLER EN ALEMANIA

REVISTA: LAS AVES “REDORNI”  Nº15 (ESPAÑA).

FECHA: MAYO/JUNIO 1978.

AUTOR: KIMPEI SHEBA (JAPON).

Afortunadamente tuve la ocasión de estar presente en una reunión en Alemania Occidental en la que el candidato a juez de canto del canario roller se vio sometido a la ordalía de un examen. En efecto, la prueba fue una verdadera ordalía tal como pude presenciarlo y como ustedes comprenderán después de esterarse de lo sucedido.

Durante mi viaje en acción alrededor del mundo me demoré una semana en la ciudad de Frankfurt y allí fui en busca del señor Ferdi Rumpí, secretario de la D.K.B. (Deustscher Kanarienzuchter Bund), a quién encontré lo más complaciente y atento.

Por él supe que los principales jueces y criadores del distrito de Hessen estaban por reunirse dentro de pocos días –nos encontrábamos entonces casi a mediados de noviembre- para conversar sobre los próximos concursos. El señor Rumpí me manifestó que los alemanes se sentirían muy complacidos en recibir en dicha ocasión la visita de un aficionado del Japón. Así fue como me hice presente a la reunión, acompañado por un repórter del American United Press, que actuó como intérprete.

La amplia sala saturada de humo de tabaco, donde tenía lugar la reunión, pronto se vio colmada de jueces y criadores expertos. Fui presentado a los concurrentes y sobre la mesa, uno tras uno, comenzaron a colocarse algunos temas de canarios para que los pudiéramos escuchar, mientras bebíamos unas cervezas.

Era una tarde sumamente agradable para mi, pero no obstante en cierto momento creí prudente retirarme, pues supuse que los concurrentes debían discutir algunos detalles privados relativos a sus exposiciones. Me puse de pie y fui resueltamente a despedirme del señor Rumpí, pero éste me manifestó que se disponían en ese momento a examinar a un candidato para juez y me encareció que aguardara media hora más para poder presenciar la prueba.

Insistiendo, agregó: le suplico que observe nuestros procedimientos.

Sobre una mesa, en el centro de la sala, se colocó un lote de rollers, y a una distancia de  cinco pies de  la misma  tomó asiento  el candidato. Detrás  de éste, en  una hilera de cinco sillas se sentaron los jueces Georges Kluh –juez principal y número uno del distrito -, Adolfo Gerold, y otros tres más.

Los que presenciábamos el examen nos quedamos de pie alrededor de la sala. El señor Kluh se entretenía fumando un cigarro, conversaba con el juez que tenía a su lado y demostraba encontrarse contento. Muy distinta era la presión del candidato, profundamente serio e inclinado todo lo posible hacia los canarios de modo  de poder oír mejor su canto.

Durante tres o cuatro minutos escuchamos cantar los canarios, hasta que dejaron de hacerlo y aguardamos que volvieran nuevamente a cantar. Mientras tanto pude ver que la frente del candidato estaba bañada de sudor y que su aspecto era el de una persona sumamente nerviosa.

El señor Kluh pronunció unas palabras en alemán, y fue la indicación para que el candidato empezara a nombrar los touren. Dijo entonces: pájaro de arriba canta “holloy-bell” 6 puntos; el del medio “bas” 7 puntos; el de abajo canta flauta defectuosa, penada, 3 puntos, y así continuó por más o menos diez minutos. Entre tanto se presentó la ocasión de que uno de los jueces pudiera corregir al pretendiente.

Por lo que yo pude observar el candidato era, efectivamente, falto de experiencia y como dije nervioso,. Pero sé que lo mismo me hubiera pasado a mí, que en sus mismas circunstancias me hubiera confundido y exasperado, fueron los quince minutos más duros de la prueba que debió pasar el aspirante y ciertamente, justificó su preocupación.

Es éste, sin duda, el mejor camino para conocer si un hombre está realmente capacitado para ser juez. Todo se hace aquí a puertas abiertas, sin ningún ocultamiento –aunque se está lejos de toda intencionada previsión- los expositores tienen el medio de pulsar o aquilatar las preferencias de los jueces respecto a los touren.

Las penurias del candidato no terminaron, sin embargo, con lo dicho. Después de ser retirado el stam se enfrenta con los jueces y hacen un sumario de los buenos y malos puntos de cada pájaro des stam y también del conjunto. Esto dura unos tres o cuatro minutos.

Mientras estuve presente ninguna decisión fue anunciada, pero presumo que luego el examinado habrá sido notificado del resultado de la prueba.

Después de haber presenciado tal procedimiento mi opinión personal es que resulta más fácil rendir una prueba de este tipo en Alemania que en Estados unidos, en Inglaterra o en el Japón, donde en su totalidad los touren son oídos y clasificados.

En Alemania, por ejemplo, un canario puede cantar Bass, Water-Gluck, o Gluck Roll, y todo es allí clasificado por los jueces como Bass. El water Roll es, prácticamente, ignorado: y el schockel –excepto para algún buen interprete- es incluido en el Hollw-Bell.

Cuando uno considera que la parte más dificultosa del examen estriba en la diferenciación entre Gluck-Roll y Water-Gluck, entre Gluck-Roll y Bass, y otras veces entre Schokel y Hollow-Bell, comprueba cómo los alemanes han simplificado las cosas. Eliminaron ellos también, prácticamente, el Gluck. Si en esta forma impulsaron o retardaron el mejoramiento del canto del canario Roller, es un problema distinto.

Creo que en la mayor parte de los países el procedimiento unánimemente aceptado al examinar a un futuro juez es que éste llene con propiedad y certeza la hoja de puntaje, de modo que habiendo el juez mostrado en público lo que es capaz de hacer podrá luego desempeñarse ventajosamente.

Por lo demás, esto podrá desalentar a los que no estén plenamente calificados y promover su alejamiento, habilitando a los mejores.

Los expositores a su vez conociendo lo que determinado el juez es capaz –se sentirá más seguro en sus esperanzas­. Unas de las cosas que me chocó por lo rara dentro del sistema alemán de juzgar, fue ver la inclusión del Gluck-Roll y del Water-Gluck en el Bass, en lugar del Gluck.

Ellos combinan las tres formas del Gluck simplemente como Gluck, no obstante clasificar Gluck-Roll y Water-Gluck como Bass.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario