PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LA CANARICULTURA ROLLER EN MADRID

Porcroller

PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LA CANARICULTURA ROLLER EN MADRID

REVISTA: PÁJAROS  Nº8 (ESPAÑA).

FECHA: MARZO/ABRIL 1960.

AUTOR: ANTONIO GÓMEZ-TRELLES PINEDA.

Con la terminación de nuestra Guerra de Liberación aparecieron en Madrid, procedentes de Barcelona, unos canarios Roller, cuyo criador, el Doctor Roig Montaner, ya fallecido, alcanzó justa fama como canaricultor.

Ya conocíamos los canarios Roller por haber recibido directamente algunos de Alemania, pero bien porque tuvieran defectos o porque no fueran de clase superior, no habían conquistado totalmente al aficionado.

Coincidió su llegada con la Organización de la Sección de Canaricultura dentro del seno de la Real Asociación de Cazadores y Pescadores, en la que se encuadraron casi todos los cultivadores del Canario Flauta y de Color.

El primer Concurso se celebró el día 29 de febrero de 1948, y a él concurrieron 68 ejemplares. El día 14 de marzo del mismo año se celebró un Concurso de Canto y Color, modalidad ésta abandonada después, porque los simpatizantes de ella se cansaron pronto de los fracasos obtenidos, ya que al pretender mejorar el canto disminuía el color y viceversa.

Tres criadores de Barcelona se disputaban preferentemente el favor de los criadores madrileños, y sus pájaros tenían características diferentes.

Los del Doctor Roig(q.e.p.d.), muy apreciados desde el primer momento, de canto lleno, profundo, sonoro, algo corto, con notas de Gluck y Wasserrollen, nos dieron la impresión de algo perfecto que hasta entonces no habíamos oído.

Tuvieron una gran aceptación, se adquirieron todos los ejemplares y en muy poco tiempo no quedo un canaricultor que no tuviera en su criadero aquellos pájaros que por antonomasia se llamaron ya, del Doctor.

También de los otros dos criadores de Barcelona obtuvieron ejemplares algunos madrileños. Estos otros canarios pertenecían, unos, a la rama Hohlrrol hueco, y otros, un canto intermedio alegre, variado, menos profundo.

Con esta base, llega el momento de la cría, cada cual utilizo los pájaros adquiridos de la forma que le pareció. Unos, con parejas del mismo criador, consiguiendo “ligar bien”, y pudieron vanagloriarse al año siguiente de presentar unos hijos de igual o superior categoría a la de los padres.

Otros, realizaron cruzamientos con los machos adquiridos y las hembras que nutrían sus criaderos. Otros adquirieron hembras y las aparearon con los machos que antes tenían.

Y, por fin, otros cruzaron la rama Gluck, para dar longitud al canto de los pájaros del Doctor.

Creemos que estos cruces son la causa de que los Rollers actuales, en general, hayan perdido sus características de gravedad, sonoridad y oquedad, y aparezcan esas voces raquíticas que tanta decepción han causado entre los que creen que el canario Roller tiene que ser oído con las manos recogiéndose las orejas y aun éstas pegadas a la jaula.

Cuando se hace un cruzamiento entre dos clases de pájaros, que difieren en caracteres opuestos, la primera generación sale desvaída, y a no ser que un carácter sea dominante, no se manifiesta. Si el que lo realiza ni tiene paciencia, y en el siguiente año no insiste para conseguir el carácter que persigue, sino que vuelve a cruzar otro diferente, le será muy difícil conseguir homogeneidad.

Decía el Doctor Roig, gran canaricultor, que el cruzamiento con sangre diferente a la raza propia suponía un retraso de diez años hasta volver a la estabilidad y fijeza de la misma.

Intuía que el cruzamiento hecho por inexpertos desorganiza los caracteres en términos proporcionales a los diferentes reproductores empleados.

No es con esto negar la utilidad de los cruces; cuando por la consanguinidad aparezcan caracteres degenerativos, como debilidad en las patas, dedos vueltos, plumas cruzadas o mal colocadas, es inevitable buscar el medio de “renovar sangre”, pues sabido es que el cruzamiento vigoriza, pero ha de hacerse con método y con el conocimiento previo.

La tabla de Felch, publicada en el segundo número de PÁJAROS, el procedimiento preconizado por Weigling, puede orientar a los criadores en este sentido. Para aquellos que desconozcan este último método de Weigling, digamos que es el siguiente:

Disponer de dos machos hermanos y de buen puntaje en el carácter que se quiere perpetuar, y dos hembras, también hermanas, y poseedoras del otro carácter que nos gusta y queramos sumarle al anterior.  Al año siguiente, y tras seleccionar los mejores, aparear los hijos de una pareja con las hijas de la otra, y al tercer año, los mejores ejemplares machos con las hembras resultantes del primer acoplamiento.

La exhibición de los canarios Roller en los últimos Concursos han demostrado que el valor de los ejemplares presentados en muy bajo. Las estadísticas prueban que sólo un 6% de los pájaros suman más de 75 puntos. Esto, en verdad, es un índice muy pobre.

Dando por descontado que los jueces han cumplido con su deber, esta falta de puntaje se debe única y exclusivamente a los criadores, que no preparan sus pájaros convenientemente, o no tienen pájaros de verdadera calidad, y dejar transcurrir año tras año sin mejorara, habla poco a favor del espíritu, afición y deseo de progreso que debe manifestarse en todas las actividades humanas.

Aquel que creyendo practicar las reglas de selección y de genética que las revistas y libros dedicados a su ilustración preconizada, no mejora sus pájaros, nos hace dudar que haya leído estos libros y revistas, o tiene canarios tan desorganizados que le convendría cambiarlos totalmente.

La canaricultura madrileña se debate en el momento actual entre dos modalidades principalmente. El pájaro del país y el de color. Los criadores de Roller están en minoría evidente. ¿Quiere esto decir que son aquellos mejores?.

Aunque respetuoso con la opinión ajena, la nuestra, y la de una minoría exigente que también va aumentando sus efectivos, permanece inalterable y fiel en su afición al canario “Roller”.

Con constancia y aprovechando las enseñanzas que nos depara el cursillo de capacitación organizado por el Grupo Sindical, se abre para todos un futuro con mejores perspectivas.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario