SINFONIA EN RO,RO,RO,RO,RO…

Porcroller

SINFONIA EN RO,RO,RO,RO,RO…

REVISTA: LAS AVES “REDORNI”  Nº4 (ESPAÑA).

FECHA: MAYO 1976.

AUTOR: A.M. BARRANQUERO.

Abundando en lo ya expuesto por otros aficionados más cualificados, deseo referirme a la variedad HARZ-ROLLER, resaltando de ella, una vez más, la incomparable belleza de su canto cuando éste es emitido con oquedad, nobleza, redondez, dulzura, sentimiento, delicadeza y musicalidad, conjunto de cualidades que denotan lo mucho que se le exige en calidad a este privilegiado cantor.

Gracias al derroche de paciencia, entusiasmo y tesón puestos, entre otros, por los aficionados alemanes GATNER, ENRTGES, WOLKMAN, TRUTER Y HENRI SEIFERT, cuyos nombres quedaron grabados para siempre en la historia de la Canaricultura, se consiguió, tras ardua labor no exenta de dificultades y sinsabores, transformar el canto vigoroso y rudimentario del canario silvestre en este virtuoso sucedáneo que ostenta, por méritos propios reconocidos universalmente, la supremacía entre los canarios encuadrados en la especialidad de canto y que conocemos con las denominaciones de canario del Harz, Edelroller, simplemente Roller y vulgarmente Flauta.

En nuestro país no se le conoce suficientemente, incluso entre los aficionados a la canaricultura sólo un escasísimo porcentaje cultiva este cantor de excepción, de ahí que en numerosos Concursos brille por su ausencia o esté limitada su representación a sólo unos cuantos ejemplares.

¿Por qué no está tras extendido su cultivo entre los aficionados españoles, tratándose del de canto más melodioso?

Las razones habría que atribuirlas, por un lado, a lo arraigada y extendida que está la raza propia, antes denominada del País y últimamente TIMBRADO ESPAÑOL, que cuenta con miles de partidarios, cuyo canto más vigoroso y vibrante llena por su tonalidad alta haciéndole más comercial entre los que prefieren un canto especialmente sonoro aunque no sea tan dulce y melodioso. Y por otro, a las numerosas decepciones sufridas por aficionados que intentaron iniciarse en esta rama con ejemplares cuyo canto mixtificado no les satisfizo y terminaron por abandonar esta especialidad.

Por fortuna, parece ser que últimamente está tomando auge el interés en promocionar  este fenomenal cantor. Desde hace unos tres años  existe en la Península una  entidad  que  agrupa exclusivamente a los  aficionados “rollistas” denominada  UNIÓN  DE CANARICULTORES ROLLER DE ESPAÑA (U.C.R.E.) con sede en GIJÓN, a la que desde estas líneas felicito con efusión deseándole muchos éxitos y estimulándole a que persevere en lograr el mayor número de asociados para conseguir mediante launión de  todos  colocar   la canaricultura Roller española a nivel de la europea. Añado la sugerencia de considerar la posibilidad de publicación por ésta de un boletín informativo dedicado sólo y exclusivamente a la canaricultura Roller.

Es cierto que contamos con un excelente grupo, por desgracia no sobrepasa la decena, que poseen ejemplares extraordinarios y que en el último Campeonato Mundial C.O.M. celebrado en Valencia en la segunda quincena de enero del presente año, consiguieron los primeros premios, superando en calidad a los presentados por aficionados alemanes, belgas, franceses y holandeses, lo que puede calificarse como una verdadera proeza y gloria para la canaricultura Roller española.

Sería de desear que, a través de la U.C.R.E., estos privilegiados aficionados, por méritos propios, pusieran a disposición de criadores entusiastas de esta raza la calidad por ellos conseguida a fin de ir desterrando la mediocridad que abunda. Para conseguir una canaricultura Roller floreciente han de facilitarse, por aquéllos que los posean, reproductores dignos con objeto de sanear lo mucho malo que existe y lograr engrosar de esta forma la familia de los “rollistas”.

Después de este extenso preámbulo en pro de un resurgimiento efectivo de la rama de canto de nuestras preferencias, quisiera insistir sobre ciertas inquietudes ya manifiestas en muchas ocasiones por verdaderos expertos en el canto especial del canario Harz-Roller y, últimamente por Mr. George Fressin.

Es el caso referente a los GLUCKEN o cloqueos.

Nada nos mueve, por supuesto, contra esta forma de expresión cuando se trata de un GLUCKE hueco simple, emitido con silabeos pausados, y tonos básicos desarrollados plenamente con oquedad y profundidad.

Es un hecho cierto que desde hace algún tiempo viene observándose entre aficionados exigentes alemanes y últimamente también entre algunos españoles, una tendencia a suprimir los GLUCKEN en sus planteles, influenciados quizás por la facilidad con que éstos pueden transformarse en vulgares, ejerciendo con ello un efecto pernicioso en la armonía del canto clásico roller que llega, incluso, a modificar más pronto o más tarde las características fundamentales de ritmo, tono y formas de expresión en las demás notas o giros por la adición, más o menos acusada, de una consonante final, que se traduce en un aumento de sonoridad, gravedad y lentitud de ritmo.

Los partidarios de esta supresión, que justifican en beneficio de una armonía más perfecta, parecen no estar conformes a la hora de competir sus ejemplares con aquellos otros que poseen GLUCKE, considerándose en cierta desventaja al tenerse más en cuenta la cantidad de giros que la propia calidad de los mismos.

Sin lugar a dudas, un ejemplar con repertorio reducido, pero no falto de los giros principales, y con notas excelentes en éstos, merece siempre una calificación final más alta que otro ejemplar con repertorio más amplio cuyas puntuaciones parciales en los citados giros principales sean más bajas.

No es de extrañar que resulte paradójico que el ejemplar consignado en segundo lugar, por su mayor cantidad de giros, llegue a una suma total superior que, de hecho, le haga acreedor a ostentar el título de Campeón cuando su inferior calidad con respecto al primero es manifiesta.

Veamos un ejemplo práctico analizando las siguientes planillas:

             PLANILLA NÚM. 1              PLANILLA NÚM. 2
Holhrollen 8 6
Knorren 7 6
Wassertouren * *
Holhklinge 5 4
Pfeifen 5 5
Schockeln * *
Glucken * 5
Klingeltouren 1 2
Impresión 2 1
  28 29
Puntuación 84 Puntos 87 Puntos

Puede observarse que ambos ejemplares pertenecen a lallamada línea hueca, y que la calidad, por lo que respecta a los giros principales, se inclina ostentosamente a favor del ejemplar de la Planilla núm. 1. Sólo los Glucken y los Klingeltouren juegan a favor de la Planilla núm. 2.

El uso de la IMPRESIÓN se ha hecho en ambos tal vez con acertada justicia.

Finalmente vemos que en virtud de la puntuación total, el ejemplar de la Planilla núm. 2 resultaría CAMPEÓN en cualquiera de nuestros Concursos.

¿Es justo y lógico? No, si estamos de acuerdo en admitir el Holhrolle como rey de los “touren”, que es éste el que caracteriza el canto del canario Roller, y que este giro es la base de la tonalidad y profundidad de los demás.

Si salta a la vista la superior calidad del reseñado en la Planilla núm. 1 ¿cómo es posible que resulte campeón el de la Planilla núm. 2? ¿No es más justo tener en cuenta sobre todo la CALIDAD, siempre que el repertorio sea aceptable, y no la mayor cantidad de giros cuando los considerados como principales no llegan a la categoría de “muy buenos” con calificaciones de 7, 8 ó 9 puntos?

¿Cuán sería la justa solución a esta anomalía?

-¿Otorgar un título al de mejor calidad de canto y otro al de repertorio más completo, dentro ambos de unas determinadas exigencias?

-¿Aceptar la opinión del especialista en esta raza Sr. DROVE AZA, en el sentido de que “hay  que ser  juzgados  ambos  canarios,  si fuere  preciso,  en concursos  separados, para oír ejemplares bien definidos de Roller con voz hueca aplantada y Roller con voz Glucke”?.

A los más expertos incumbe la solución de este problema. A nosotros, los menos duchos, sólo nos queda lanzar a los cuatro vientos lo que nos parece un tanto injusto, con la esperanza de que alguna vez sea tenido en cuenta y remediado en las altas esferas de la canaricultura mundial.

¿Qué se puede hacer con los Glucken de los Roller? No creo que haya que recurrir a  la Charanga del Tío Honorio, tan de moda actualmente en nuestro país.

Es a los verdaderos expertos a quienes incumbe la solución. Los menos duchos, sólo nos queda lanzar a los cuatro vientos lo que nos parece un tanto injusto, con la esperanza de que en un futuro sea tenido en cuenta y remediado en las altas esferas de la canaricultura mundial.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario