20 Preguntas a: JESÚS VEGA

Porcroller

20 Preguntas a: JESÚS VEGA

Por Alejandro Cuervo

Cesar Jesús Vega Menéndez, que desde muy joven se interesó por la canaricultura roller, cumple el próximo año sus bodas de oro con esta afición ¡Cincuenta años criando canarios!. Siendo, como es, un canaricultor con mayúsculas, ayuda también a compañeros criadores de otras razas, habiendo desempeñado numerosos cargos directivos. Ahora es Presidente de la Asociación Valle del Nalón-La Felguera. Desde Gijón responde a nuestro cuestionario.

Pregunta: ¿En que año comenzó con esta afición y cómo se interesó por estos canarios?.

Respuesta: Comencé a criar canarios en el año 1954, con unas parejas de Roller, raza que siempre cultivé hasta que, en 1990, un amago de trombosis me afectó al oido y me impidió escuchar a mis pájaros, teniendo que pasarme al timbrado para matar el gusanillo. Esta temporada he vuelto al Roller. Mi afición nace tratando a los sres. Ramos Cadenas, Sáiz, Ribas y Martiarena, en aquel momento la “flor y nata” de esta modalidad en Asturias.

P: Sus primeros Roller: ¿De quién procedían y cuánto pagó por ellos?

R: Procedían de los mencionados señores, y para mí eran bastante caros. Un buen pájaro de aquella época valía unas 700 ptas., lo que para una persona modesta como yo era casi inalcanzable, ya que suponía prácticamente la mitad de mi sueldo mensual.

P: ¿Su primera planilla y su primer Trofeo?

R: En 1958, que participé con un canario adulto (cuestión frecuente en esos tiempos), que consiguió 81,5 puntos. Como veis, se puntuaba con décimas.

P: Cuéntenos el secreto mejor guardado en su criadero.

R: En mi humilde criadero nunca ha habido secretos. Creo que hay que compartirlo todo con los compañeros, y yo siempre he transmitido mis aciertos y errores. Considero esencial la limpieza, hay que estar muy encima de los pájaros, y el estar jubilado me lo permite. Doy alimentación muy variada. No me gusta medicar, uso muy poco los antibióticos. Sí aporto suplementos vitamínicos, probióticos, etc.

P: Resúmanos: ¿Cómo es su criadero? ¿Cuál es su sistema de cría?

R: Crío en un cuarto en el último piso del edificio donde vivo, cerca de la playa de Gijón. La habitación, muy bien iluminada y ventilada, tiene unos 8 m2, y allí tengo una batería de 3 jaulas de cría y un jaulón de vuelo, en madera, hechas por mí mismo, y, sobre otro jaulón de madera, tres jaulas de cría de aluminio. En total, podría alojar a doce parejas y a unos cuarenta-cincuenta pollos en las voladeras.

No tengo un método de cría estricto, ya que todos los años los canarios me enseñan algo.

Me gusta criar con pocos machos, a los que pongo con dos o tres hembras. Considero fundamental “trabajar” con tu propia línea, y en varias ocasiones he hecho cruzamientos de consanguinidad muy estrecha. Un buen criador debe saber qué tipo de canto quiere, y fijarlo en su criadero. Escojo los reproductores con ese criterio y, sobre todo, el de la salud.

P: Resúmanos: ¿Cuál es su sistema de entrenamiento previo a los concursos?

R: A mediados de septiembre enjaulo a los machitos en una cajonera hecha por mí hace muchos años, con   veinte huecos tamaño jaula de concurso, cuyas paredes son de madera excepto el frente, de barrotes de aluminio y con los dos comederos/bebederos. El mueble tiene dos puertas de madera, con un agujero para luz y aire por hueco. Voy cerrando o abriendo dichas puertas según me interese más o menos penumbra. No utilizo profesor y, en cuanto a la alimentación, procuro que sea variada con predominio de nabina, aunque últimamente estoy utilizando cada vez menos esta semilla. Cuando limpio, saco a los pájaros a un jaulón para que “estiren las alas” y se bañen. Según evolucionan en canto, los voy agrupando por tonalidades, separando a los que puedan emitir notas que no me agraden. Todos los cambios deben ser graduales y sin brusquedades, ya que esta época es delicadísima.

P: Cuéntenos una anécdota que recuerde relacionada con el Harz.

R: La memoria ya me falla algo, pero os cuento un par de cosas:

-D. Augusto Ramos tenía un canario que entonaba perfectamente el himno nacional, y lo ponía como ejemplo de capacidad de imitación de esta raza.

-En los primeros años ochenta fuimos invitados a participar en un concurso por una sociedad de Inglaterra, y tal fue nuestra suerte que ganamos todos los premios. La invitación había sido con retorno a nuestro siguiente concurso de UCRE, pero llegado el momento no se presentó ninguno de los criadores ingleses. Comentado con nuestro juez alemán, nos dijo que los ingleses eran muy vanidosos y no estaban dispuestos a asumir otro fracaso.

P: Dígame: ¿Cuál es su opinión sobre los canarios de canto harz/color y harz/postura?

R: No los conozco en profundidad, ya que a mí lo que me gusta del Harz es el canto clásico, y parece que es aún difícil conseguir buenos cantores en esas ramas. Animo, no obstante, a sus practicantes a que perseveren por el bien de nuestro canario.

P: ¿Cómo ve la Canaricultura Roller en la actualidad?

R: Lamentablemente, con muy poquitos practicantes. El nivel de los pájaros se ha elevado notablemente, y los conocimientos de los criadores cada vez son mayores. Por lo que me cuentan, sigue existiendo un excelente ambiente y compañerismo entre los aficionados a esta raza. En ese aspecto, siempre ha sido así. El criador de Roller es, sobre todo, persona sensible y generosa.

P: ¿Y nuestros jueces, tienen el nivel adecuado y unos mismos criterios a la hora de enjuiciar?

R: Hace mucho que no concurso, aunque, cuando lo hacía, he conocido jueces de altísimo nivel. Creo que cualquier juez tiene mucho que enseñar a los criadores. He sido aspirante, aunque no he querido presentarme a examen, y he comprobado que la labor del juez es muy ingrata y difícil, y que todos tratan de actuar con la mayor honestidad, aunque hay ocasiones en que los pájaros no dan en la cabina lo que verdaderamente llevan dentro. En nuestros concursos, no teníamos limitado el tiempo, para tratar de que no saliesen pájaros sin haber cantado.

P: Un deseo para el futuro de la Canaricultura Harz.

R: Que se incorporen criadores jóvenes, no hay otra salida. Que los aficionados a este noble pájaro estén unidos. Y que el canario cada vez se haga más completo en cualidad canora.

P: ¿Cómo eran los Canarios Roller de antes?, y ¿en qué han cambiado respecto a los actuales?

R: Ja, ja. Eran malísimos, y más comparando con los actuales. En Asturias, hasta mediados de los años setenta, en que empezamos a traer pájaros alemanes, era difícil obtener machos de más de 80 puntos. Tenían peor sonido, notas de agua, gluck… Ahora hay menos variedad de notas, incluso con riesgo de que se queden sólo en cuatro, pero hay más oquedad, más amplitud…

P: Háblenos un poco de las personas y de los concursos de su época.

R: Hacíamos un concurso anual en Gijón, al que acudían criadores asturianos -Antonio Ramos y su padre Augusto Ramos, León Luengo, José A. Rebollar…- ,varios de otras provincias (Alburquerque, Lamilla, Hermida, Dª Carmen…) y unos seis o siete alemanes (Gebauer, Schneider). Durante ocho años se celebraron con muy buena participación, habiendo llegado a los 43 equipos (me acuerdo que al Nacional no asistían ni la mitad).

P: ¿Cómo surgió la idea de fundar la U.C.R.E.?, y ¿por qué desapareció?

R: Entre los mencionados sres. Ramos y yo, que pensábamos que con la unión lograríamos incrementar la afición. Llegamos a tener 125 socios, y, siendo miembros con el nº 1 de C.O.M. España, teníamos nuestras propias anillas y nuestra numeración de criador nacional UCRE. Explicar la desaparición ya es más difícil, aunque yo siempre he pensado que tuvo que ver con nuestro rápido progreso.

P: ¿Dónde ha estado el error para que ahora el canario Harz esté tan devaluado entre la afición?

R: El Roller es un pájaro complicado. Hay que dedicarse mucho a su estudio para comprender su canto y la forma adecuada de cría. Y no es económicamente rentable…

P: ¿Qué motivó que Asturias pasara de tener la primera y más importante Asociación Rollista, a estar el canario Roller por muchos años desaparecido de la Provincia?

R: Varios compañeros, desgraciadamente, fallecieron. Otros se dedican hoy a alguna otra rama de la canaricultura, o son colombófilos. Alguno, por diversos motivos, dejó la cría… Y los de fuera de Asturias tenían sus propias sociedades.

P: Háblenos sobre usted, ¿porque se retiró y lo más importante porque volvió este año a criar Roller?

R: Ya he comentado mi problema de audición. Este año, ya que mi gran amigo Alejandro Cuervo no podía criar por mudarse de domicilio, me convenció para “cuidarle” sus pájaros. No le fue difícil, ya que mi raza preferida es ésta, y el año que viene, Dios mediante, seguiré con el Roller.

P: ¿Qué recuerdos le quedan de sus inicios como “Rollista”?

R: Esta afición me ha dado enormes satisfacciones y excelentes amigos. Ese es mi recuerdo.

P: ¿Desea añadir algo a lo comentado?

R: Que no permitáis que el Roller se pierda. Que luchéis por el pájaro, y que del compañerismo entre los criadores españoles se pase a la amistad. Con colaboración, siempre habrá mejoría. Un abrazo a todos.

soc01

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario