LEYENDAS SOBRE LOS CANARIOS

Porcroller

LEYENDAS SOBRE LOS CANARIOS

AUTOR: Manuel Matoses Córdoba

El canario ha sido motivo de leyenda durante muchos siglos. Esto que ahora cuento son anécdotas, curiosidades y leyendas narradas en otras publicaciones, recordar aquí que cuento con una biblioteca privada de más de 350 libros de aves y me atrevería a decir que más del 80% de estos libros son exclusivos de canarios. En tanto los he leído, he realizado anotaciones sobre las curiosidades más agradables y creo que es el momento de reunirlas para vuestra lectura. Son cuestiones que podemos creer o no, pero que fueron quedando plasmadas en los diferentes libros editados de cada época.

1º) El ornitólogo francés  Maree Legendre, editó un libro en 1962, donde podemos leer relatos sobre la Reina Isabel I de Inglaterra. Al parecer recibió por parte de Sir Water Ralieg en 1580, unos ejemplares de Serinus Canarius. La reina comentó que su belleza no justificaba tan largo viaje, Walter la pidió la calma  suficiente para que en unos días pudiese escuchar su bello canto, le aseguró que sólo  entonces se entusiasmaría con su canto. Se comentó en la época (cierto o no, eso ya nunca lo sabremos), que la reina quedó tan maravillada que les mandó a hacer unos anillos de oro, y se cuenta que en esas pajareras se produjo la primera mutación de canarios amarillos, cosa que pienso como poco creíble, simplemente una anécdota. Además, no consta en ningún escrito que la Reina Isabel I de Inglaterra hubiera tenido canarios a lo largo de la historia.

2º) Durante la Revolución Francesa, son muchos los canarios que durante los saqueos y robos en la ciudad cambiaron de dueño. Se cuenta que el siniestro Marat preparaba sus listas para la guillotina mientras escuchaba el gorjeo de su canario favorito.

3º) Leonardo Correas publicó un libro sobre la divulgación del canario, donde afirma que “su caza despiadada dio como resultado, con el tiempo, la total desaparición de los canarios de su primitivo estado de libertad en las selvas…”. Esto no es cierto, ya que actualmente, aunque en peligro, aún siguen existiendo estas aves en las Islas Canarias.

4º) El término “pájaro canario” en la jerga de clase baja de la Inglaterra del siglo XVII, tenía un significado equivalente al de “presidiario”.

5º) Sabemos que Conrad Von Gesner, en su libro Historia animalium, editado en Zurich en 1555, es el primer autor que describe científicamente al canario, de acuerdo con los conocimientos y datos que los naturalistas del siglo XVI manejaban. Parece ser que Von Gesner, vio por primera vez  a estas avecillas en un mercado de comerciantes, en una de sus visitas a París en 1534, y describe que en esa época el canario era conocido, vulgarmente, como auicula sachar,  es decir, “pajarito de azúcar”. Ésto, como todo en la vida, parece que tiene una lógica y sencilla explicación ya que, a finales del siglo XV y en la primera mitad del XVI, las Islas Canarias eran famosas por sus cultivos de azúcar. Curiosamente en algunos mapas de la época, las Islas Canarias  se conocían como Islas del Azúcar o País del Azúcar, de lo que algunos aficionados del momento suponían que al vivir en las plantaciones azucareras ésta era la base de su alimentación, por lo que los comerciantes de la época  vendían sus ejemplares con el reclamo de que debido a ello, cantaban tan dulcemente.

Evidentemente por lo que he leído y por el conocimiento que tengo sobre los canarios, esto no es más que una leyenda sin fundamento que entorno al canario se propagó por Europa, a través del libro de Von Gesner, el cual tuvo mucha fama y se reeditó en numerosas ocasiones. Hace unos años tuve la oportunidad de comprar una edición francesa de esta obra, editada en el siglo XIX, me la ofreció un anticuario de libros viejos de Madrid, me pedía 80.000 pts de la época, mucho dinero en ese momento para mí. No lo compré.

Hablando de la alimentación de los canarios, no menos pintoresca es otra leyenda, según la cual el canario cantaba de un modo especial cuando comía uvas, y por esto, en las épocas en que se alimentaba con esta fruta, con la intención de mejorar su repertorio canoro.

6º) Existe la leyenda o bueno, quizás más que eso, existe la creencia, trasladada a lo largo de los siglos, que nos indica que durante el siglo XVI, un barco que navegaba entre España y Liorna, con una gran cantidad de canarios silvestres para su venta en el continente europeo, naufragó en el golfo de Génova; se cree que los marineros soltaron a los Serinus Canarius antes del hundimiento del navío, de este modo las aves que llegaron a tierra se salvaron refugiándose en la Islade Elba (Italia), donde se aclimataron sin problema formando desde ese momento parte de la fauna de la Islay dando origen a la entrada de aves  a Europa por la vía Italiana. Esto nace de los escritos de Pietro Olina en un libro que publicó en Roma en 1622. Pero cuidado, relatos curiosos, incluso contrapuestos, hay cientos. Relacionados con este tema, en 1973, el semanario británico «Cage and Aviary Birds» afirmó en un polémico artículo que, si bien se supone que el Serinus Canarius es el antepasado de todos los canarios existentes hoy día, la opinión vertida contraria a la anteriormente mencionada, es que según este semanario el Serinus Canarius no procedía de las Islas Canarias; apunta que llegaron como animales invasores a las Islas. Según el semanario, un velero cargó en Liorna (Italia) con un gran número de jaulas, portando un no menor número de Serinus Canarius, parece ser que encalló en Las Islas Canarias y comenzó a hundirse, entonces uno de los marineros liberó a los pájaros enjaulados. Debido a esto, apunta el semanario, se adaptaron a la vida en las Islas Canarias, y desde aquí se propagaron a los demás archipiélagos atlánticos y posteriormente, como aquí hemos relatado, a Europa. Simplemente es la historia de Pietro Olina, contada de otra forma, como puede verse, pero la cuestión es cual es la historia cierta.

7º) Los primeros escritos que acreditan las mutaciones y cambios en el fenotipo del canario datan del siglo XVII; en 1670 aparecen los primeros canarios amarillos carentes completamente de melaninas, estas mutaciones son debidas principalmente a la diversidad en la alimentación que se les aporta en los distintos centros de cría, y a las altas temperaturas que se mantienen en los criaderos en la época de la reproducción, de este modo se mantiene la teoría de que los canarios amarillos y blancos aparecen como respuesta a la cría de canarios con una excesiva temperatura ambiental precedida de una exhaustiva selección por parte de los criadores. Años más tarde, es en Lancashire (Inglaterra) donde aparecen canarios con una determinada postura en las plumas de la cabeza, se da paso de este modo al nacimiento de la variedad de canarios con moña.

8º) Muchas son las inspiraciones a las que han dado pie los canarios en pintores, escultores, escritores y en definitiva en el mundo cultural a lo largo de la historia, prueba de ello son la infinidad de obras pictóricas en las que están representados los canarios, por lo general, pintados de color amarillo y posado dócilmente en multitud de situaciones. Ejemplo de ello es la pintura de Jean-Baptiste Vanloo (1684-1745) en la que se representa  a Madame de Prie, amante de Jean­ Michel Moreau (1741-1814), Duque de Borbón y  ministro de Luís XV. Otro pintor del momento Lavreince, retrata a una joven desnuda, portando únicamente un canario. Otro ejemplo lo tenemos con Louis Léopold Boilly (1761-1845), donde muestra a una joven señora y a su sirvienta observando el trino de un canario.

El canario no es solamente atendido por pintores, ceramistas de la época lo representan  de igual modo dentro de un entorno natural posado sobre alguna rama. De este modo, el canario, amarillo principalmente, se convierte en el tema principal de sus obras, realizando bellas porcelanas en su mayoría a comienzos del siglo XVIII , donde las fábricas de Vincennes crean piezas únicas, que hoy día se cotizan altamente entre los coleccionistas.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario