NUESTROS COLEGAS DE JAPÓN

Porcroller

NUESTROS COLEGAS DE JAPÓN

Por Alejandro Cuervo

En torno a febrero de 2006, recibí en mi correo electrónico un pequeño párrafo en inglés, firmado por Hitomi Sekine, en el que me preguntaba si era criador de canarios Roller. Le contesté y le envié una foto de uno de mis pájaros y la dirección dela Web de Manuel Matoses, así como la de mi amiga japonesa y profesora de español en ese país, Kyoko, ofreciéndole que nos comunicásemos a través de ella. Al poco, Kyoko me envió, ya traducida, su primera carta, a la vez que me decía, divertida, que mi amigo japonés Hitomi era en realidad “amiga”. La reproduzco a continuación, parcialmente:

“El otro día recibí tu mail, que Kyoko tradujo del español al japonés, y me alegro mucho de haberlo entendido todo. Muchas gracias por tus atenciones.

Soy ama de casa. Mi marido trabaja como productor de música y tiene una academia preparatoria en casa. Si vienes a Japón de nuevo me gustaría verte, ya que tengo ganas de hablar contigo sobre Roller. Si es posible quisiera viajar a Asturias porque tengo ganas de escuchar la  voz de vuestros Harzer. El Roller de Japón todavía tiene poca historia y además, por ahora es difícil de importarlo desde Europa, por la influencia de la gripe aviar. Quiero llenar mi vida con los Roller, por eso no desisto de la evolución de la raza en mi país.

Creo posible importar huevos, o quizás algunos reproductores (SYUKIN, en japonés, es una palabra especial del criador de pájaros. Define a un pájaro que produce mejor  calidad).

Vi la página web que me presentaste. Es excelente. Muchas gracias. Como no sé español no pude entenderlo todo, pero pude disfrutar con las fotos y su artículo -Mi criadero-.

Me gustaría mandarte un CD que produje yo misma y deseo que lo escuches, ya que quiero escuchar tu opinión y tu impresión de la calidad de sonido y de los pasajes de canción de mis Roller. Me gustaría escuchar el sonido de los tuyos”.

Durante varios meses, se fueron encadenando correos en los que se traslucía el especial sentimiento, respeto y humildad de los japoneses, a los que puedo calificar de verdaderos entusiastas de nuestro pájaro. Por correo ordinario, Hitomi me envió un catalogo de concurso, y pude comprobar el numeroso grupo de criadores que conforman su club, y la especial manera de enjuiciar a los canarios, con una planilla a la americana. También me mandó un excelente CD, en el que se puede apreciar que los pájaros no tienen la conformación fonética de los nuestros, con preponderancia de glucks y wasser y con poca oquedad y gravedad.

Intentaré enviarle algunos ejemplares, para agradecerle su interés, y espero que pueda crear allí una línea de Celtas, para que estos fantásticos colegas tengan, a tantos miles de kilómetros, un poquito de nuestro corazón.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario