Cría en línea de canarios Harz

Porcroller

Cría en línea de canarios Harz

 

Por José Expósito López

En este método se utilizan principalmente tres parámetros para mantener la línea y no caer en un grado de consanguinidad elevado que produciría ejemplares con taras.

Se denomina cría en línea cuando todos los canarios puestos a criar descienden de un solo ejemplar o están muy próximos a él utilizando miembros de su familia; a este canario se le denomina CANARIO DE REFERENCIA O BANDERA (En mi caso es el 23/89-724). A la familia se le da un nombre o alias para diferenciarla de otras que puedan existir en el propio criadero o en el entorno del criador (en mi caso es la FAMILIA DE LOS CAMELLOS, nombre utilizado ya por D. Francisco Alarcón Sánchez).

Utilizando estos parámetros y los criterios de selección que se comentarán y criando un número suficiente de animales (entre 100 y 200) es posible mantener e incluso mejorar las características del CANARIO BANDERA a lo largo de los años.

1.- PARÁMETROS UTILIZADOS:

GRADO DE CONSANGUINIDAD (G.C.S.): Escribir el pedigrí de ambos miembros de la pareja hasta la cuarta generación; contar generaciones (excluyendo al individuo) hasta que se repita un mismo ejemplar (macho o hembra) en ambos pedigríes, tomando los mínimos si hubiera más de un ejemplar repetido.  Se cita en orden hembra-macho 2ªx3ª 4ªX5ª, etc y se suman; en estos ejemplos se obtendría 5 y 9 respectivamente como G.C.S.

CÓDIGO DEL FENOTIPO (FENOTIPO): Para tener en cuenta la configuración física de los reproductores se utiliza el código fenotípico formado por tres cifras y una letra y que se representan por T/Cu/Cab/Col, siendo:

(T) TORAX, Se tiene en cuenta la amplitud y longitud, se valora de 1 a 4

(Cu) CUELLO, Se tiene en cuenta la longitud y posición ,se valora de 1 a 4

(Cab) CABEZA, Se tiene en cuenta el tamaño, se valora de 1 a 4

(Col) CUALIDAD DEL PLUMAJE, Los ejemplares intensos se les identifica con una I y  a los nevados con una N. Por ejemplo 423N, describe un animal de gran tórax, de cuello más bien corto ,de gran cabeza y plumaje nevado.

EDAD: En este parámetro se contempla la edad de la pareja, se obtiene sumando las edades parciales de cada miembro.

2.- CRITERIOS DE SELECCIÓN:

MACHOS

No se contempla un límite de edad, aunque del cuarto año hacia arriba no es muy aconsejable  utilizarlos; sólo aquellos ejemplares que representen las cualidades de la familia de forma muy sobresaliente resistirán las distintas selecciones y serán utilizados para encastar con hembras jóvenes de similares características (valorando el canto por sus hermanos, cuantos más mejor). Estos retrocruces sólo se realizarán en contadas ocasiones y el grado de consanguinidad será al menos de 3 (TRES).

Se deben valorar los posibles candidatos, formando una primera selección con los siguientes criterios:

  • Todos los que, aun no dando buenos resultados en la cría anterior,  mantengan o  hayan mejorado su canto.
  • Todos los de HOHL igual o superior a 24 puntos.
  • Todos los de KNORR igual o superior a 24 puntos.
  • Todos los de PFEIFEN igual o superior a 17 puntos y HOHL igual o superior a 22 puntos.

Todos los que la SUMA DE SUS RULOS sea igual o superior a 44 puntos y la suma de NOTAS         MEDIAS igual o superior a 32 puntos.

Todos los de Fenotipo 434 y HOHL igual o superior a 22 puntos.

Los empates se resuelven con los rulos, y de perdurar, con el fenotipo, dando prioridad al TORAX.

HEMBRAS

La edad ideal es la de UNO o DOS años; sin embargo aquellas que hayan transmitido de forma excepcional se podrán utilizar con TRES o CUATRO años; en estos casos es conveniente utilizar nodrizas. Se limitará al 10% el número de hembras con edad igual o superior a TRES años.

El FENOTIPO será al menos 322, en cruces muy especiales se puede utilizar un FENOTIPO 222, si el grado de consanguinidad es elevado (G.C.S. igual o superior a 7).

Se dará prioridad absoluta a aquellas que sean de familia numerosa y tengan varios hermanos seleccionados como reproductores. La hembra debe ser el complemento del macho y debemos procurar que el padre represente fielmente al prototipo de la familia; rechazando aquellas que hayan padecido enfermedad aunque aparentemente estén sanas; debemos preferir aquellas que durante el invierno acumulen amplias reservas de grasa y sean dóciles y alegres. En igualdad de condiciones se dará preferencia a las de FENOTIPO alto y cualidad del plumaje NEVADO.

Nunca debemos desprendernos de las hijas de los grandes canarios aunque no hayan tenido hermanos, o no hayan sido tan buenos como esperábamos. Debemos ponerlas a criar con machos que en su canto se asemeje al del padre o al que emitía el CANARIO BANDERA, si lo hemos podido escuchar, siendo posible al año siguiente desechar aquellas cuya descendencia se aparte de la pretendida. Eliminaremos sin contemplaciones a las malas reproductoras y a sus descendientes así como aquellas que tengan un comportamiento cruel con los pichones.

Es muy importante equilibrar bien el número de reproductoras en las que destaquen las notas medias (aproximadamente UN TERCIO) con las que sus antecedentes sean de notas ruladas (los restantes DOS TERCIOS), siempre tomando como referencia los padres y hermanos.

3.- LEYES DE CRUZAMIENTOS:

En todas y cada una de nuestras parejas debemos poner el máximo interés en reflexionar cual es la mejor opción y después ser firmes y no improvisar por falta de acoplamiento de los ejemplares; para orientar la búsqueda es conveniente agrupar los machos por lotes de cuatro buscando aquellos que tengan una forma de emisión lo más parecida posible bajo el punto de vista de ritmo, sonoridad , volumen y sobre todo tono del canto. Si han competido en algún concurso y han obtenido TRES PUNTOS de armonía es lo ideal.

Una vez realizado lo anterior, empezaremos viendo si es posible el acoplamiento de cada uno de ellos con la madre o hermana de alguno de los otros, siendo ideal que ambos acoplamientos sean válidos. Debemos tener en cuenta que a cada macho debemos acoplarlo al menos con dos hembras distintas: una “ABRIENDO” G.C.S. igual o superior a 7 y otra “CERRANDO” G.C.S inferior a 7; de no poder resolverse así miraremos si es posible con alguna hermanastra de alguno de los del mismo lote y de no ser posible tampoco, buscaremos una hembra cuya estirpe sea lo más directa posible del CANARIO BANDERA o de alguno de sus descendientes más notables, procurando compensar al macho en aquellos aspectos que lo necesite, tanto bajo el punto de vista físico como de canto, teniendo en cuenta siempre estas LEYES DE ACOPLAMIENTO:

    • El G.C.S. debe ser MAYOR O IGUAL a CINCO y MENOR O IGUAL a NUEVE. Se  exceptúan aquellos casos de ALTO RIESGO en ambos sentidos y que sólo  deben efectuarse si están muy justificados (RETROCRUCE DE ENCASTAMIENTO  para posterior introducción de ejemplar ajeno a la línea con intención  de reforzar algún aspecto tanto de canto como físico).
    • Al sumar los dígitos del  fenotipo de la hembra y el G.C.S. obtendremos al menos DOCE.
    • Al sumar los dígitos del fenotipo de ambos progenitores y el G.C.S.  obtendremos al menos VEINTE.
    • Al sumar la EDAD de  ambos progenitores obtendremos como máximo CINCO.
    • Queda prohibido el  cruzamiento de dos ejemplares INTENSOS.
    • Queda prohibido cruzar dos  ejemplares de “CUELLO LARGO”; ,en este sentido son recomendables  las compensaciones CUELLO LARGO X CUELLO CORTO y CUELLO MEDIO X CUELLO  MEDIO; siendo ya peligroso CUELLO MEDIO X CUELLO LARGO.- En algunas estirpes de canarios de HOHL magnífico, por selección del canto, podemos  llegar a canarios de cuello extremadamente largo (tipo GIBOSO) que si no  ponemos remedio degeneran en animales que no son capaces de volar, que no  pueden dormir con la cabeza bajo el ala y a la larga, también su canto es  inservible (Esta circunstancia la conozco directamente, y puedo añadir,  que incluso extremando las precauciones cuando la línea es muy pura,  salen ejemplares con problemas, asociados al gen “CUELLO LARGO” con carácter recesivo).
    • Queda prohibido cruzar ejemplares CABEZA PEQUEÑA X CABEZA PEQUEÑA,  podemos decir algo parecido al tema de los cuellos pero a la inversa, aquí  son preferibles los cruces CABEZA GRANDE X CABEZA GRANDE ;CABEZA GRANDE X  CABEZA MEDIA; y CABEZA GRANDE X CABEZA PEQUEÑA; asímismo CABEZA MEDIA X  CABEZA MEDIA es posible. Soy consciente que a muchos canaricultores estas  apreciaciones les parecen refinamientos innecesarios. La explicación es  que ellos no crían en línea o no tienen una línea de más de tres  generaciones; pero cuando se manejan animales que a través de otros canaricultores llevan más de CINCUENTA AÑOS cruzándose entre sí ,o  tenemos cuidado, o al poco tiempo debemos empezar de nuevo con otros  canarios y así sucesivamente.
    • Es recomendable cruzar MACHO JOVEN X HEMBRA ADULTA y MACHO ADULTO x HEMBRA JOVEN; pero esto es menos importante, sin embargo la experiencia de los  adultos en las tareas de cría es interesante. Las leyes de SMET no  parecen regir el canto HARZ o por lo menos en los estudios estadísticos  que he realizado no me concuerdan.

Por último, una recomendación: antes de poner un macho a criar debe mantenerse en una                 amplia voladera, si es posible a pleno sol y en competencia con otros ejemplares y                 comparar su canto con el que emitía en la jaula de canto, a veces nos llevaremos                 sorpresas. Igualmente debemos dejar que los noveles desarrollen su canto a plena luz y                 sin la tutela de los adultos, de lo contrario podemos poner a criar ejemplares cuyo canto                 genético desconocemos y al criar nos quedaremos perplejos.

Una pareja bien reflexionada nos dará muchas satisfacciones. Las que hagamos un poco al azar serán más emocionantes, pero a la larga no conducen a nada.

Para evitar la dispersión debemos, procurar que en las CUATRO GENERACIONES se repitan, cuantas más veces mejor, los CANARIOS MÁS DESTACADOS DE LA LÍNEA.

Si vamos a introducir ejemplares ajenos a la LÍNEA debemos hacerlo por alguna razón de peso (mejora del fenotipo, por una nota muy destacada, etc): debemos buscar canarios de pedigrí conocido y similares en la forma de expresarse, que sean musicales, muy sanos y alegres, libres de consanguinidad y utilizar machos y hembras que sean hermanos entre sí, cruzarlos con lo más puro que tengamos de nuestra línea y observar la descendencia hasta la TERCERA GENERACIÓN.  De no resultar satisfactoria, eliminar todos los ejemplares híbridos sin contemplaciones, en caso contrario debemos cuidar su propia línea, creando una línea auxiliar o de apoyo, buscando siempre la compensación.

P.D.: Este escrito no pretende más que describir el método que yo empleo, muchas de las ideas aquí expuestas son heredadas de otros canaricultores, sobre todo del análisis de los libros de cría de D. Francisco Alarcón Sánchez(“El Maestro”) y de charlas con compañeros de afición. Quiero mencionar a D. Rafael Cortazar Casado, estudioso entre los estudiosos y súper preocupado por el “MÉTODO”.

tec02

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario