EL CANTO DEL CANARIO ROLLER

Porcroller

EL CANTO DEL CANARIO ROLLER

Por Ángel Rodrígez Cardeña

Jean Chiny, prestigioso aficionado francés, juez experto y biólogo, escribió artículos muy importantes en diversas revistas de canarios sobre muchos aspectos de la canaricultura. En 1959 apareció su libro LE CANARI en el que se recogían todos sus estudios sobre la canaricultura: alimentación, técnica de la cría, canarios de canto y canarios de color.

Otro estudioso ha sido G. P. Mignone, que ha intentado explicar todo lo relacionado con el órgano cantor y la producción de los diversos giros. Sus estudios se publicaron en diversas revistas italianas y en sendos libros sobre el canario Roller y el Malinois.

A pesar de los años transcurridos muchas de sus enseñanzas siguen teniendo validez y siempre son una referencia interesante, y curiosa, que nos muestra una parte del camino recorrido por la canaricultura. El presente artículo es una recopilación y adaptación de las teorías de estos autores.

LA PRODUCCIÓN DEL CANTO

Para obtener buenos cantores, es muy conveniente y casi necesario comprender la formación del canto. Según las observaciones de algunos autores, se puede decir que el órgano cantor influye un 60%, el aprendizaje un 15% y la actividad hormonal otro 15%, aunque estos porcentajes son muy puestos en duda por otros autores actuales. Un canario sólo canta aquellos giros o estrofas que le permiten sus órganos. Su canto será modificado por la imitación de los sonidos escuchados  en los límites en que él pueda reproducirlos. Su canto será diferente según su estado físico o según que sufra el efecto de excitaciones diversas.

La estructura del órgano cantor depende de múltiples caracteres hereditarios, que  se transmiten según las leyes de la genética, lo que explica la dificultad de prever con exactitud el resultado de los cruzamientos.

EL ÓRGANO  CANTOR Y LA PRODUCCIÓN  DE LOS DIVERSOS GIROS O ESTROFAS DEL  CANTO

El canto del canario se produce en un órgano especial propio de las aves, la siringe. Ésta se encuentra al finalizar la tráquea, donde se ramifica en los dos bronquios que llevan el aire a los pulmones. La siringe se encuentra dentro del saco aéreo ventricular, el cual tiene una gran importancia en la producción del sonido. La siringe viene a constituir un ensanchamiento de la tráquea en la parte final de la misma y posee varios anillos cartilaginosos flexibles que por acción de varios músculos acortan y alargan la siringe como si fuera un fuelle. En el interior de la siringe hay varias membranas, entre las que se encuentran la membrana semilunar y las membranas timpánicas internas.

En condiciones normales el aire sale de los pulmones por los bronquios, pasa al lado de las diversas membranas y sale al exterior sin producir ningún sonido. Pero si aumenta la presión aérea dentro del saco aéreo ventricular la siringe recibirá esta presión, se aplanarán sus paredes y las membranas quedarán distendidas. El aire que sale de los pulmones choca con las membranas, las hace vibrar y producirán una serie de sonidos.

Éste es el mecanismo básico de la producción del sonido, pero ¿qué influye en la fuerza del sonido y en la altura del mismo? La fuerza del sonido está en íntima relación con la presión del aire expirado. Cuanto mayor sea esta presión mayor será la fuerza del sonido; el pico ancho y abierto ayuda a producir sonidos muy fuertes y  estridentes.

La altura del sonido hace  referencia a si el mismo es alto, medio o bajo, es decir, a su situación en la escala musical. Los tonos altos hacen referencia a sonidos agudos, los tonos bajos a sonidos graves y profundos.

Los sonidos bajos se producen cuando:

  1. A)   El músculo bronquio-traqueal es largo y puede mantener la tráquea alargada. Una                tráquea  corta produce sonidos agudos.
  2. B) La presión aérea dentro de la tráquea disminuye.
  3. C)   La pared de la tráquea es blanda.
  4. D)  El pico está cerrado.
  5. E)  El esófago o parte superior de la tráquea se dilata, formándose una especie de caja de               resonancia (el pájaro hincha la garganta).
  6. F)  Los sacos aéreos son grandes y están llenos de aires, con lo que se amplifican los sonidos              bajos aprovechando la resonancia.

En los diversos giros o estrofas del canto del canario no intervienen las mismas membranas ni éstas se quedan todas igual de distendidas. Las diversas estrofas se caracterizan por el lugar en que se encuentra la membrana que lo produce y por el grado de distensión  de dicha membrana. Las membranas se pueden encontrar en la parte alta, media o baja de la siringe y pueden estar totalmente distendidas o relajadas, medianamente relajadas y rígidas. La combinación de estos dos factores da lugar a las diversas estrofas o giros tal como puede observarse en la siguiente tabla.

tec51

Todas estas características fisiológicas son heredables pero no de una manera simple, ya que dependen de varios genes. El órgano de canto de los canarios responde a un carácter genético acumulativo. La siringe se encuentra en los dos sexos, pero es utilizada solamente por los machos gracias al impulso de las secreciones  hormonales sexuales  (de ahí la hipótesis de que las hembras que cantan deben tener un sistema glandular sexual mal equilibrado). Desgraciadamente, la siringe (y el aparato vocal entero) no son visibles durante la vida del pájaro y sólo nos debemos conformar con constatar sus efectos y estudiar  los sonidos que produce.

HIPÓTESIS SOBRE EL CANTO

  1. A) La herencia determina las posibilidades de la siringe. Cada siringe tiene unos márgenes de posibilidades para emitir ciertos sonidos.
  2. B) El margen de las posibilidades es hereditariamente más o menos amplio. Hay canarios que pueden emitir gran diversidad de sonidos y de diferentes maneras y otros que sólo emiten unos pocos y siempre de la misma manera.
  3. C) Las posibilidades de emitir sonidos graves y profundos son más raras que las posibilidades para emitir sonidos altos y agudos. Estas últimas posibilidades se dan con más frecuencia.
  4. D) Las posibilidades fáciles se encuentran espontáneamente, las posibilidades difíciles a menudo solamente salen con el aprendizaje.
  5. E) Los giros o estrofas del canto se producen cuando el aire emitido por los bronquios choca con las membranas vibratorias: la velocidad de las vibraciones es la causante de la altura del sonido.
  6. F) Las contracciones secundarias que producen las R (ruladas, campanas) puede que se produzcan por la acción de la membrana semilunar. Hay que advertir que intervienen siempre en los giros producidos por las contracciones bajas, lo cual es evidente.
  7. G) Los golpes de agua se producen por una particularidad de la forma de la membrana correspondiente, que obstruyendo el paso del sonido, lo deja pasar como a borbotones.
  8. H) Las consonantes finales no tienen importancia, son una simple preparación para la contracción siguiente.
  9. I) El espesor del cartílago de los anillos inferiores de la tráquea modifica el rendimiento vibratorio (resonancia).
  10. J) La emisión de los giros, y sobre todo la velocidad de emisión (altura del sonido) dependen de impulsos neurohormonales. Sabemos modificar dichos impulsos con el régimen alimenticio y ambiente (oscuridad).

EL CRUZAMIENTO DE LOS CANARIOS DE CANTO

Teniendo en cuenta la importancia de la herencia en la producción del canto debemos dedicar mucha atención a la elección de los reproductores que hay que emparejar. De un emparejamiento bien calculado puede salir un campeón.

Debemos tener en cuenta las siguientes reglas:

  1. A) Buscar pájaros que tengan una bella resonancia de tráquea que dará unos bellos sonidos (esto se olvida muy a menudo).
  2. B) Analizar la piada de la hembra (todas no son iguales); la piada, al igual que los giros, se emite a diferente altura de sonido, hay que buscar las piadas de una altura de sonido más baja, es decir, las más graves.
  3. C) Procurarse, si es posible, la ficha del canto del padre de la hembra. Es bueno que cuando se adquiere una hembra se consigan las fichas de canto de los hermanos, del padre y de los abuelos, sobre todo del materno.
  4. D) Hay que tener en cuenta la ficha de canto del macho.La teoría de que las cualidades del canto provienen sobre todo de la hembra no tiene ningún fundamento.
  5. E) Los giros parecidos se refuerzan, de ahí la importancia de la consanguinidad y de echar canarios con un canto lo más similar posible. Hay que procurar emparejar ejemplares que tengan el mismo repertorio, que utilicen las mismas vocales, que den los giros en el mismo orden y que la voz sea lo más similar posible. Como no es posible ver esto en la hembra, hay que escuchar a los hermanos y padre.
  6. F) El exceso de factores parecidos destruye el canto, de ahí el peligro de una consanguinidad prolongada. El problema de la consanguinidad prolongada es que no sólo destruye el canto, sino otras cualidades indispensables como son la resistencia a las enfermedades, las buenas cualidades reproductoras, volumen de la voz, etc.
  7. G) Los giros altos o agudos rompen los bajos o graves y los bajos rompen los altos. El giro así obtenido tendrá diferente altura de sonido (más o menos grave) pero se emitirá con más fuerza, con más volumen. Esto es lo que suele ocurrir cuando se refresca sangre en un criadero, se pierde gravedad pero se gana en volumen y sonoridad.
  8. H) Las leyes de la genética nos explican el porqué es imposible estar seguro de los resultados debido a la reaparición de caracteres recesivos, al elevado número de posibilidades combinatorias, así como al desconocimiento exacto del patrimonio genético de cada pájaro.

ACCIÓN DE LA ACTIVIDAD HORMONAL

La contracción de las membranas vibratorias depende de impulsos neurohormonales. Las glándulas sexuales son las responsables de la producción de hormonas que ponen en juego la producción del canto. La hipófisis juega el papel de jefe de orquesta, es decir, regula o dirige la producción de diversas clases de hormonas. El sol y la vitamina A favorecen la actividad de la hipófisis con lo que se produce un canto abundante, vivo y rápido. Inversamente el frío, la oscuridad y la muda neutralizan la actividad de la hipófisis y el canto se aminora e incluso se detiene.

Podemos influir en la producción del canto actuando sobre aquellos factores que a su vez actúan sobre la hipófisis. Si sometemos al canario a un  régimen alimenticio pobre en vitaminas y proteínas, y lo acompañamos de oscuridad, se reducirán las secreciones de su hipófisis y disminuirá la vivacidad de su canto, produciéndose vibraciones más lentas de sus membranas. rO se transformará en rU; Li se convertirá en Lo o incluso en Lu, además, el pájaro, dentro de sus posibilidades, emitirá preferentemente giros que exijan un estado rígido de las membranas vibratorias. Este resultado es perfecto mientras el canario esté sometido a este régimen, pero cuando varía, su alegría (y las secreciones de su hipófisis) aparece otra vez y entonces canta giros más fáciles que expresan mejor su fuerza y su alegría de vivir (o de marcar su territorio); estos giros son sobre todo aquellos que requieren un estado relajado de sus membranas vibratorias.

Se debe trabajar sobre todo la herencia de los canarios y no cargar en ponerles a oscuras, ya que jamás conseguiremos que un canario dé un giro cuya emisión le es imposible por la constitución de su siringe.

Un exceso de fatiga puede desarreglar el sistema glandular y llevar a una fatiga muscular de los músculos de las membranas vibratorias que impida las contracciones rígidas. Si la fatiga es excesiva (caso de un canario que cante demasiado por estar viendo a las hembras o  a otros machos) puede lesionarse y estropear las membranas vibratorias. Si la lesión es muy grave, como también puede ocurrir con ciertas infecciones de la siringe,  la recuperación es imposible.

                                                                    EL APRENDIZAJE

Los canarios poseen una gama de posibilidades de canto y descubren espontáneamente la mayor parte de los giros, pero a veces ignoran algunas de sus más bellas posibilidades. El canario es un gran imitador  y podemos hacerle aprender esos giros que no ha encontrado espontáneamente. Conviene recordar que sólo podrá aprender aquellos giros que su siringe es capaz de emitir.

Durante el aprendizaje podrá aprender algunos giros que difícilmente produciría sin ningún aprendizaje, pero aprenderá  primero y repetirá con más frecuencia los giros que le son más fáciles, de ahí el peligro de un profesor o un compañero de aprendizaje que emita giros defectuosos o faltas, ya que este tipo son muy fáciles de aprender y repetir.

El profesor deberá tener los mismos giros que los alumnos, si no el canto será totalmente desvirtuado. El mejor profesor es el padre de los canarios o cualquier otro adulto siempre que en nuestro criadero tengamos establecida y fijada una línea de canto. Comprar un macho de alta puntuación para que sea el maestro de nuestros canarios noveles puede ser inútil si no pertenece a la misma línea de canto. Canarios con un Knorren excepcional utilizados como maestros de pájaros cuya siringe no tiene la estructura adecuada pueden dar unos resultados imprevisibles y no los esperados.

Es mejor comenzar el aprendizaje lo más tarde posible y dejar al canario en una voladera para que se fortalezca y marque sus  tendencias. Una vez enjaulado se esperará a que su canto se desarrolle bien, entonces se le pondrá con un excelente profesor que le enseñará todos los recursos de su arte dentro de sus posibilidades. En algunas semanas estará listo para los concursos antes de que su canto se deforme.

tec51

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario