El Glucken y…

Porcroller

El Glucken y…

Por Fernando Juan Vicente

La séptima nota en el estándar de canto del canario Roller corresponde al GLUCKEN. Sin duda la más polémica de todas las del repertorio.

Desde que tuve los conocimientos suficientes para acceder a la categoría de Juez en la modalidad de Roller, he asistido a la crítica y el denuesto del Glucken  en muchas ocasiones.  En mi criadero he sufrido  la influencia de esta nota como tantos otros aficionados, y he renegado de ella, no lo digo en pasado porque hoy sea de mi agrado, sino porque reconozco ser más condescendiente y objetivo respecto a tener canarios que la emitan. Todos conocemos sus características, los he escuchado buenos (en pocas ocasiones), regulares, malos y malísimos. Pues como el resto de las notas, ¿o es que todos los hohl, knor, etc, que emiten nuestros pájaros son buenos?,  ¿a que no?.

Hace unos meses leí, en la revista Las Aves , varios artículos sobre el Roller, su historia, orígenes, desarrollo y evolución de sus notas etc. y  el último lo concluían haciendo esta pregunta: ¿cómo será el canario Roller dentro de 50 ó 100 años?.  Me atrevo a decir, será como los criadores que hoy tenemos este canario de canto, sepamos conservar, como mínimo, sus dos líneas actuales, Hueca y de Agua  y además poner el mayor empeño en mejorarlas.

La interrogante anterior encaja perfectamente en el tema del glucken porque de seguir “persiguiéndolo” de la manera que se hace actualmente en nuestro país, los criadores eliminarán (y de hecho lo venimos haciendo) los ejemplares que lo emitan. ¿Por qué ocurre esto?. Simplemente porque cuando un aficionado que presenta a concurso sus pájaros con glucken  la calificación suele ser, un 0 si es malo, un 1 si es audible y 2 ó 3 puntos cuando es la repera de  bueno. Que yo sepa, en el estándar de canto su máxima calificación son 18 puntos. Y ahora pregunto, ¿por qué a unas malas flautas se le ponen 7 ó 9 puntos, a unas regulares 10 ó 12, a unas flautitas decentes como solemos decir, de 13 a 15 etc. etc. y no se trata de la misma manera a los glucken?.  En efecto da problemas, ya que influye en el resto de notas, pero ese es el reto, igual que el que tenemos por conseguir buenos hohl, knor..……., pero repito, eso es lo que tenemos que superar. Me parece una buena medida la adoptada actualmente de no poner los 3 puntos de los klingel de manera rutinaria, sino valorándolos y si un canario no los emite se queda sin ellos. De esta manera, los criadores se ven en la necesidad de incorporarlos para no ver mermadas las calificaciones de sus ejemplares.

El repertorio actual de nuestros canarios no sólo debemos mantenerlo, debemos cuidarlo y buscar fórmulas para mejorarlo,  para no llegar como se está dando al canario de tres notas y en muchos casos con la generosidad de los jueces, a cuatro.

Debemos ser más justos y colaborar con los criadores que quieren que sus canarios tengan un repertorio más amplio y de calidad. ¿Cómo conseguirlo?, valorando por encima de nuestros gustos particulares, que un canario  con  21-21-15-15 -14-1-1 + impresión, puede conseguir 90 puntos, igual que otro con 24–23–17-18. ¿Qué valoramos en estos casos?, que a  un canario con buenas notas en general, se le reconoce en su justo valor el glucken, gluckroll  o gluckpfeifen y en el otro, a un canario  que en sus cuatro notas, tiene una calificación por encima de la media y consigue también la máxima puntuación a pesar de no dar completo el repertorio.

Creo que éste es el camino, eso sí, cuidando, asesorando y prestándonos toda la ayuda que podamos entre los aficionados para mejorar el desarrollo de estas notas en los criaderos  y que sean de alta calidad.

tec10

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario