Hablemos de Hohlrollen

Porcroller

Hablemos de Hohlrollen

Por Fernando de Juan Vicente

De todos es conocido que el Hohlrollen es la nota reina en el repertorio del canario Roller, y sin ánimo de sentar cátedra, quiero analizar las distintas facetas de este  rulo   Hueco, como se llama en castellano, con la única intención de comunicaros mis apreciaciones. Es una nota de emisión continua, siendo la “r“ la única consonante que figura en su estructura acompañada de las vocales “e, ü, o, u “.

En esta nota, es fundamental que el sonido de la consonante no resalte; manteniéndose suave para que el contraste con la vocal que utilice en la frase sea dulce y agradable. Por el contrario, cuando la “r” se marca excesivamente su sonido se oye  con dureza y su expresión  no es tan bonita.

También influyen en su calificación otras cualidades del canario  que trataremos a continuación. El Hohlrollen puede emitirse recto, ascendente, descendente y ondulado.

COMBINACIONES:

“RE”   Suele ser nasal y de desagradable audición, mala puntuación.

rreeerrEErreee –  rerErere

“RÜ”   Nota un poco aguda al emitir la vocal en un tono de  ü francesa. Si la dicción y el ritmo de emisión son correctos  puede obtener una calificación aceptable.

rüürüürüü

“RO”   Tiene más oquedad que las anteriores, sin olvidar la dicción y ritmo. En este  caso puede ocurrir que la O suene casi más fuerte que  la  consonante,   no siendo muy agradable de oír, y restando puntos a su calificación.

roorooroo –  rooroOOrOOrOoOO

“RU”   Cuando el canario utiliza esta expresión es cuando el hohlrollen suele ser de buena o muy buena calidad.

ruuruuruu  (recto)

ruuruuruuUUUUU  (ascendente)

ruuruuruuuuuu  (descendente)

ruuruuruuuuuruuruuruuuuuuu  (ondulado)

Este ejemplo sirve también para cuando utiliza la  onomatopeya “ro”.  En cualquier caso lo fundamental en todo el repertorio Roller son: Dicción, ritmo de emisión, oquedad, tonalidad y ondulación.

“ROE”  Combinación horrorosa, creo que está dicho todo.

Algunos canarios tienen la facultad de emitir fonéticamente dos notas en la misma rulada. En el caso del “Hohl”, tendríamos las siguientes combinaciones:

“HOHLROLLEN”; Es una nota de ritmo continuo, en la que se percibe la unión de unas ruladas de “Holh” y “Knorr, siendo de gran valor cuando la dicción es  correcta, o sea que la suavidad de las consonantes se mantenga en toda la frase. Suele darse que la nota de “Hohl” sea buena y la del “Knorr” marcar mucho las consonantes endureciéndola  y restando valor a la misma.

“HOHLGLUCKEN”;En esta combinación un golpe de “Gluck” se intercala en la frase del “Hohl”. En muy pocos casos suele ser de calidad por la mistificación que existe,  al ser una nota hueca y otra de  agua; mientras que en el caso anterior (Hohlknorren) las dos notas son huecas. También los hay influenciados del Wassertouren (Giro de agua) siendo peor su sonido porque “emborrona”  la dicción de la frase.

El canario Roller,  por su ya larga existencia, tiene genéticamente fijadas las notas de su repertorio. Digo esto porque los aficionados que no tienen mucha experiencia y en general los canaricultores de canto, suelen comentar que conviene poner un profesor para que los pollos aprendan a cantar, y utilizan para ello un buen canario adulto o cintas de cassette. En mi opinión, para lo único que sirve este sistema es para estimular el canto de sus canarios jóvenes pero nunca para que sus notas sean de mejor calidad de las que  fisiológicamente les permitan emitir sus órganos de canto. Yo tengo un lema para cuando me dicen, ¡tengo unos canarios que no veas lo que cantan!, a lo que respondo  “no es lo que cantan, sino cómo lo cantan”.

Es fundamental que la salud de nuestros ejemplares sea óptima para que puedan dar su mejor calidad de canto. En el caso de la nota que nos ocupa, necesita realizar un esfuerzo mayor del que el canario utiliza normalmente en otras notas, dado que  un buen “Hohlrollen” requiere controlar muy bien consonante y vocal, que la longitud de la frase sea la idónea, y si además, lo desciende ondulándolo, ¡es el no va más!.

Enjuiciar un buen canario es lo más fácil a lo que se puede enfrentar un juez con cierta experiencia. Ahora bien, el problema en términos generales  se plantea, cuando se nos presentan canarios de calidad con algo de mixtificación, los cuales te dan una de cal y otra de arena en algunas notas. En esa situación, para no perjudicar a los canarios, es cuando debemos prestar nuestra mayor atención. Por eso es muy  necesario el intercambiar  y unificar criterios entre los Jueces.

En los enjuiciamientos que he tenido la suerte de participar, bien como juez bien como espectador, he oído algunos ejemplares en los que desciende un poco el ritmo en la parte final de un buen “Hohl” percibiéndose éste algo trémulo, y aquí  surge la polémica. Según algunas opiniones, que no comparto, ese final de Hohlrollen es el Holklingeln del  ejemplar, al que apellidan “apretado”. Supongo que habrá jueces que prefieren  calificarlo como tal, antes que poner una “rayita” como que no ha dado esta nota. Pero lo peor es que, como es un buen “Hohl”, le ponen 16 ó 17 puntos (en Hohlklingeln), cuando ni la dicción ni el ritmo de emisión son los correctos del Hohlklingeln, confundiendo bajo mi punto de vista a los aficionados.

Todos cometemos errores y yo el que más, pero si ante la duda se decide calificarla, démosle en este caso la puntuación de acuerdo con su falta de dicción y ritmo,  no sólo por su buena tonalidad.

tec05

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario