LA BIOSEGURIDAD EN CRIADEROS DE CANARIOS Y OTRAS AVES EN EL CONTROL DE ENFERMEDADES

Porcroller

LA BIOSEGURIDAD EN CRIADEROS DE CANARIOS Y OTRAS AVES EN EL CONTROL DE ENFERMEDADES

Por Daniel Mendoza (Argentina)

Introducción: El presente articulo esta referido al Hemisferio Sur, tener en cuenta que para el Hemisferio Norte, las orientaciones son justo las contrarias.

Si entiende por bioseguridad todo aquel conjunto de medidas que se puedan y deben tomar con el fin de evitar que una enfermedad o patología se introduzca o sobreviva dentro de un área específica, y que pueda afectar la salud de las aves. Ésta puede ser aplicada a un país, una región o bien en el caso nuestro, a un criadero de aves.

El objetivo es obtener un óptimo estado de salud en las aves, para lograr su máxima productividad desde el  crecimiento y  desarrollo, hasta el  apareamiento y  cría.

Se debe entender que no hay mejor control de las enfermedades que un buen programa de prevención.

Plan de bioseguriadad

Es importante considerar un plan de bioseguridad desde el momento de inicio de un criadero, para tal fin se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Ubicación del criadero
  2. Diseño del criadero
  3. Instalaciones
  • Fijas
  • Móviles
  1. Personal
  2. Aves
  3. Programa de limpieza y desinfección
  4. Alimentos
  5. Plan sanitario
  6. Planillas

 

  1. Ubicación del criadero

De ser posible, el criadero se debe ubicar en una zona o terreno donde el movimiento de vehículos o personas sea lo más restringido posible. Alejado de criaderos de gallinas, depósitos de materiales químicos o biológicos. El terreno debe estar ubicado en un lugar alto que no sea anegadizo.

También un punto a tener en cuenta es su ubicación con respecto al sol, de ser posible se debería ubicar en el hemisferio sur con una orientación de su eje longitudinal Noroeste- Sudeste.

tec22

Estando las ventanas y su frente ubicados en dirección nordeste. Esta ubicación permite que en los meses de verano ingrese el sol durante la mañana y por la tarde tenga sombra, permitiendo que sea más fresco en los meses de verano, mientras que en otoño invierno al desplazarse el sol hacia el oeste, tendrá mayor horas luz, y habrá menos necesidad de calefacción.

  1. Diseño del criadero

De ser factible, el diseño del criadero debe contar con los siguientes conceptos:

  • Ubicación independiente de otras instalaciones, con un depósito de alimentos, semillas y material del criadero que no está en uso ( nidos, voladoras y otros accesorios), separado de la habitación de las aves.
  • El ingreso al mismo debería ser único, con una puerta segura y con llave, en cuyo ingreso deberá tener un pediluvio, con desinfectante.
  • Las ventanas deberán contar con mallas de alambre fino antimosquitos.
  • De acuerdo a la zona del criadero, éste deberá contar con sistemas que eviten el ingreso de ratones, ratas, víboras y otros animales que, presentes en la zona, puedan comer o matar las aves, o bien ser portadores de enfermedades tales como Salmonela. No deberán presentar orificios por donde ingresen estos huéspedes indeseados.
  • Quienes tengan sus aviarios en edificios deben tener en cuenta las pérdidas producidas por los halcones y águilas, para lo cual se instalará una tela metálica, de 2 x 2 cm. También en estos casos, es importante los efectos que causa el sol en ambientes pequeños con grandes ventanales, por donde ingresa el sol en los meses de primavera y verano.

El criadero deberá contar con una adecuada ventilación e iluminación

  1. Instalaciones

Dentro de éstas, las podemos dividir en:

Fijas: Las paredes y pisos  serán de materiales que permitan un lavado y desinfección de los mismos. No se recomiendan los pisos de tierra, por su problema en la desinfección a fondo de los mismos.

De ser factible se contará dentro del habitáculo con agua potable.

Móviles: Llamamos instalaciones móviles a las jaulas, nidos bebederos, comederos, etc., éstas deberán ser de material que sea fácilmente lavable y  que se pueda desinfectar.

Los materiales de madera presentan porosidad donde se pueden alojar agentes patógenos, de ser factible se evitaran. Se preferirán todos aquellos elementos que sean desmontables y para una mejor higiene.

  1. Personal

El hombre actúa como trasmisor de enfermedades, en el pelo, la ropa, la piel y en la suela de los zapatos.

Debido a esto se debe restringir el ingreso de personas ajenas al criadero, en caso de ser necesario se deberían seguir los siguientes puntos:

  • No haber estado en contacto con aves por un periodo de 24 horas previas
  • Bañarse previo al ingreso
  • Cambiarse de ropa

El propietario del aviario o bien algún empleado deberán utilizar ropa de uso exclusivo dentro del mismo, puede ser una bata  o ropa desechable que se comercializa para hospitales.

  1. Aves
  • Compra de Aves

Tenemos que considerar que las aves son los mayores transmisores de enfermedades, por lo tanto se  evaluará el estado sanitario tanto como los aspectos genéticos y morfológicos de las aves a comprar.

En lo posible, no adquirir aves en “pajarerías” donde conviven muchas especies    (canarios, paddas, etc.) y cuyas aves generalmente son el descarte de los criaderos serios.

De ser factible, solicitar al proveedor de las aves qué plan aplica en su aviario, medidas de seguridad, antecedentes de enfermedades, plan de vacunación, etc. para tener una idea aproximada de su seriedad.

  • Ingreso de Aves

Toda ave que ingrese al criadero, ya sea de compra o un ave propia que fue a concurso, deberá ingresar a un zona de cuarentena, separada del plantel estable del criadero, donde permanecerá en observación, durante al menos 10 días, para ver si manifiesta algún síntoma de enfermedad.

  • Eliminación de Aves muertas

Las muertas deben ser eliminadas en forma rápida del criadero, de ser posible, cuando se desconoce su causa de muerte. Cuando hay sospechas de enfermedad, las mismas deberían ser analizadas en un laboratorio especializado, algunas veces éste es el inicio de un problema mayor.

  1. Programa de Limpieza y Desinfección

La limpieza y desinfección se deben hacer parcial o diaria y total o estratégica.

La limpieza diaria es aquella que se debe realizar a los comederos, bebederos, pisos, rejillas, piso del criadero. También es parcial aquélla que se debe realizar al terminar la cría con nidos y demás elementos utilizados en la construcción del mismo, los cuales se guardarán limpios y desinfectados en un lugar donde no tengan acceso ratones ni insectos.

Periódicamente se debe realizar una limpieza de los depósitos de alimentos como del deposito del agua.

La total o estratégica es aquélla que se realiza de acuerdo al plan establecido y en determinadas épocas del año ( por ejemplo: Previo al inicio de la cría o frente al brote de enfermedad).

Ésta consiste en sacar todas las aves del habitáculo y realizar una limpieza y desinfección de techos, paredes y pisos.

Limpieza: Se entiende por limpieza la remoción de material portador o protector de agentes causantes de enfermedades

Esta se divide en:

  • Limpieza mecánica o  seca: El objetivo es eliminar la mayor cantidad materia orgánica de bebederos, comederos, pisos de jaulas. Debe ser diaria.

A tal fin se deben retirar todas las rejillas, pisos, comederos, bebederos y eliminar restos de comida y agua.

  • Limpieza húmeda: Una vez realizada la limpieza seca se procede a lavar con agua limpia,  se recomienda una solución acuosa de detergente o su asociación detergente-desinfectante, todos de  los utensilios a fin de terminar de eliminar la materia orgánica que no se pudo eliminar en seco.

Desinfección

La desinfección consiste en el control y eliminación dirigida a microorganismos indeseables de materiales inanimados a través de procesos químicos o físicos

Una vez realizada una cuidadosa limpieza se procederá a la desinfección, para tal fin existen en el mercado variados productos, donde se deberán respetar siempre las instrucciones del fabricante.

Teniendo la precaución de ver que hay productos que pueden ser corrosivos para los metales, así como tóxicos para las aves y personas (ver tabla).

Es importante la elección del producto, el desinfectante ideal debería tener los siguientes requisitos:

  1. Amplio espectro de acción.
  2. No tener alteración frente a la presencia de materia orgánica, aguas duras o detergentes.
  3. Acción rápida, poder durable
  4. Económico y fácil de transportar.
  5. Capacidad de conservación ilimitada
  6. No ser corrosivo, no manchar, no dejar olor, no atacar la ropa y utensilios de uso en el criadero.
  7. Compatible con otras drogas
  8. Ser atóxico para el hombre y los animales
  9. Ser biodegradable.
  10. Ser soluble y estable en agua
  11. No causar la aparición de cepas resistentes.
  12. Tener elevado poder de penetración en superficies de los materiales.

Periódicamente se debe limpiar y desinfectar los depósitos de suministro de agua.

Todos los desechos deben ser eliminados en forma segura y rápida del criadero, no deben quedar por días en una bolsa de residuos.

  1. Alimentos

Éste, muchas veces, es un aspecto crucial, ya que los alimentos pueden ser portadores de muchas enfermedades, desde bacterias, parásitos, plaguicidas o más comúnmente micotoxinas.

Se deberán extremar las precauciones en la compra de semillas, mezclas de ellas, pastas de huevo, huevos para la pasta y todas las materias primas que ingresen en el criadero.

No estoquear materias primas por tiempo mayor a un mes, salvo recomendaciones del fabricante.

Se alojarán en lugares limpios, frescos y a la sombra, donde no haya ingreso de mascotas ni otros animales, tales como aves silvestres, insectos y ratas.

Todos los alimentos se deben guardar en lugares secos,  cerrados y limpios.

Dependiendo del tamaño del criadero se pueden realizar algunos análisis previo a su ingreso, como determinación de proteínas, grasas, recuento de bacterias totales, Salmonellas, micotoxinas etc., pero en realidad éstos, por sus costos, están fuera del alcance de un criadero de mediana envergadura.

Con respecto a las verduras y frutas se deben seguir los mismos principios de calidad e higiene, comprar productos de excelente calidad y de ser posible ecológicos donde no se usen plaguicidas ni insecticidas.

Se lavarán primero con agua limpia para eliminar hojas en mal estado, restos de tierra, etc. y luego con agua con una cucharadita de cloro, luego se enjuagarán, para recién estar en condiciones de dárselos a las aves.

  1. Plan Sanitario

Se debe consultar con un médico veterinario de la ciudad donde esté el criadero, para analizar los productos disponibles en el mercado y las enfermedades presentes en la región.

Un plan sanitario es dinámico en el tiempo y exclusivo de cada criadero dependiendo de los antecedentes sanitarios del mismo.

Dentro de éste se debe incluir: Inmunización contra enfermedades virales y bacterianas, y un programa de control de parásitos internos y externos.

  1. Planillas

Independientemente de las planillas genealógicas se llevarán planillas del programa de Bioseguridad para poder en el tiempo evaluar resultados y modificaciones del mismo.

En dichas, las mismas deberán contar: Fechas de desinfecciones, producto utilizado (marca comercial, droga, fecha de vencimiento).

CONCLUSIONES: Por lo expuesto anteriormente, se puede concluir que no es simple aplicar un adecuado programa de bioseguridad en un criadero de aves ornamentales, cada criador deberá evaluar cuales son los puntos críticos en su establecimiento y cuales serán les medidas que deberá aplicar en forma rigurosa, debemos ser conscientes que hay puntos del programa difíciles de aplicar, tales como ubicación y diseño del criadero, control de visitas, etc. pero aun así tener en cuenta que no hay mejor medida para evitar enfermedades que la prevención, mientras más estrictos seamos en la aplicación de un programa de bioseguridad, menores serán los riesgos de introducción de enfermedades en el mismo.

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario