LAS COSAS DEL FORO……

Porcroller

LAS COSAS DEL FORO……

Por Los participantes del foro

Como sabéis, en la www.elcanarioroller.com, mantenemos abierto un Foro en el que todos los internautas  pueden escribir sus opiniones, preguntas y sensaciones sobre todo lo que rodea a la canaricultura, y más en particular las relacionadas con el cultivo del Harzer Roller. Iniciamos hoy una nueva sección de la revista en la que reflejamos, a veces resumidas, algunas de las intervenciones de las que podemos disfrutar en dicho Foro. Nos gustaría ponerlas todas pero, por suerte, son tantas y tan variadas que nos vemos obligados a escoger entre ellas, sin ningún criterio prefijado. No reflejaremos el nombre de los autores porque el Foro se hace entre todos, y todos somos, en cierta manera, partícipes de esta nueva sección. Así, pues, y agrupadas sobre un mismo asunto, se podrán ver opiniones de varios foreros. Animaos a entrar en el Foro y dejad vuestra aportación a la canaricultura Roller. Todos sois bienvenidos y respetados.

EL GRISÚ Y LOS CANARIOS EN LAS MINAS DEL HARZ.

En más de una ocasión he leído tres detalles inexactos con relación a este asunto:

¨Los mineros no ponían la jaula (con el canario) en el suelo; lo harían si pretendieran detectar, por ejemplo, butano, que “pesa más que el aire”. El grisú (casi todo metano) “pesa la mitad que el aire”; por eso se va hacia arriba y por eso las jaulas se colgaban en alto.

¨El grisú no es un gas tóxico, como lo es el monóxido de carbono, que mata respirado con el aire en bajas proporciones; simplemente al aspirarlo concentrado no nos suministra oxigeno suficiente, porque no lo lleva, y nos asfixiamos.

¨El detalle para mí más interesante es que el pájaro no “avisaba”, muriendo, de la presencia de grisú: existían en las minas unas láminas que asociaban poses del canario cada vez más abatidas, a concentraciones crecientes de grisú (quiere decir que el sistema requeriría, al menos, de dos pájaros). El animal se convertía así en un “termómetro” que, con un cierto grado de “especulamiento”, les decía a los mineros: “de aquí hay que irse YA”.

Es interesante aclarar que, naturalmente, la peligrosidad del grisú radica en que, como el butano, se inflama con facilidad en el aire, por encima de cierto valor de su concentración. De este valor, los canarios se hacían testigos, más sensibles que los mineros a la escasez de oxígeno.

NABINA, SÍ O NO.

Participante: Leyendo, en el último número de la revista El Canario Roller el artículo sobre el entrenamiento de nuestros canarios, en el párrafo dedicado a la nabina explica que esta semilla disminuye la concentración de la hormona tiroidea y a consecuencia de ello rebaja la concentración de testosterona que, en exceso, da un canto agudo y estridente(típico del celo). La consecuencia de esa disminución de testosterona es un canto mas suave.

Si una persona cultiva una estirpe basándose en su trasmisión genética, y quiere saber, sin influencia alguna, lo que da de sí cada pájaro, no le interesa confundirse con esas voces melosas que, al suprimir ese grano, serán distintas, tal vez peores pero reales. Más engañoso aún puede ser que castiguemos a los a veces estridentes con penumbra y oscuridad basándose en que la luz es un estimulante de la producción de hormonas, entre ellas la testosterona.  ¿Estarían equivocados los grandes maestros que pregonaban las excelencias de ese grano o semilla y que aplicaban la disminución de la luz?

Creo que primero prima el conocer el pájaro y ver qué da de sí para seleccionar. Después, y para mejorar el canto y al ser un proceso reversible, sí se puede admitir la nabina, aunque las proporciones que nombra el artículo (al 50% del total de la alimentación) me parecen excesivas para el hígado.

Participante: También a mí me ha dado que pensar el artículo del entrenamiento del canario roller. Se aprende de “tó”.

No sé si estará probado que la nabina disminuye la concentración de la hormona tiroidea y a consecuencia de ello también lo hace la de testosterona. Lo que sí está empíricamente demostrado es que pájaros alimentados con nabina tienen un canto más ¿suave? ¿grave?¿de menos volumen? Desde luego, no más hueco. Siempre defendí que la nabina tiene un efecto de “engorde” que actúa como sordina. Lo que no sé es si además, al tranquilizar al pájaro, hace que la emisión sea menos acelerada y por tanto más baja en tonos. He oído de todo: semilla redonda, canto redondo, semilla picuda, canto agudo. No sé…

Participante: Lo que está claro es que, sin administrar nabina ni oscuridad, si el pájaro canta grave, sonoro y hueco, es que es genéticamente mejor que el que lo hace igual que él a oscuras y con nabina. Y no me quedaré nunca con éste último. Igual muda y me sorprende para mal.

Participante: Yo cultivo mi línea basándome en su transmisión genética, y quiero saber sin influencia alguna lo que da de sí cada pájaro. Quizás esté influyendo con mi alimentación y mi ambiente/entrenamiento, y también eso cambie al pajarito respecto a otro criadero. Igual eso también me confunde. Pero es mi método.

Participante: He oído pájaros míos, en mayo, con hembras en cría, cantar muy, muy bien. Estaban con más variada alimentación, más horas de luz, más espacio, más celo. Si ahí cantan bien, eso es lo que cuenta.

  Participante: Los grandes maestros que pregonan cualquier método, siempre pueden estar equivocados (incluso yo, jejeje). La Humanidad avanza sin cesar.

Participante: Yo quiero conocer al pájaro y su familia, viendo qué da de sí en toda circunstancia y momento. Es obvio admitir que el bueno de verdad sale aunque estén otros malos (no hay efecto jaulón), mejora con el entrenamiento a toda luz, canta bien criando y no empeora de adulto. Todo lo demás son disculpas que nos ponemos a nosotros mismos: Este es bueno, aunque… con gluck (copiado, por supuesto), turbio (está inmaduro, es noviembre), timbres (demasiado tiempo en jaulita de concurso, ya ha pasado Navidad), mogollón de consonantes (que quieres, está criando), roncos (normal, es julio y lleva cebadas tres nidadas), flautas gluckadas y hohl en Ro (normal, tiene dos años), agua y maullidos (pobre, tres añitos ya), etc. Pero cuando ves uno que, día tras día, está dándolo todo bien (no siempre 90 puntos, pero nivelillo alto), ceba, pisa, y sus hijos y nietos tienen nivel, te dices: ni nabina, ni oscuridad, ni entrenamiento, ni compañeros malinois que le peguen lo malo ni leches en vinagre: Esto es una rosa de verdad, y crece entre cucho (m. de vaca), heladas y viento. Eso es lo que hay que luchar por tener. Y eso es genética…Apuesto por eso, no por el maquillaje.

tec48

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario