¿QUÉ PUEDE HACER EL CRIADOR DE CANARIOS ROLLER, PARA MEJORAR SU LÍNEA DE CANTO?

Porcroller

¿QUÉ PUEDE HACER EL CRIADOR DE CANARIOS ROLLER, PARA MEJORAR SU LÍNEA DE CANTO?

Por Manuel Matoses

Este tema siempre suscita controversias, no tanto por parte de los criadores principiantes, que tratamos de escuchar a los más veteranos, para luego aplicar lo oído en nuestros criaderos, pero sí por parte de los criadores más veteranos que guardan recelosos sus teorías genéticas entre otras, con el pensamiento de que son las correctas, para cada año poder sacar así los deseados campeones.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la cuestión relativa a la GENÉTICA, y después de haber leído mucho sobre canarios en general y Harz en particular, así como haber hablado personalmente de este tema con criadores de canarios de todas las variedades, creo haber obtenido una respuesta clara, y ésta es que “LA GENÉTICA ES MUY CAPRICHOSA  EN CANARICULTURA, ADEMÁS DE INEXACTA”.

Con esto, no quiero decir que el canaricultor no pueda hacer nada y, que todo debamos dejarlo en manos de la suerte, ni mucho menos. El criador tiene un papel muy importante, pero debemos de tener un fundamento claro: transmitir los genes de un macho campeón a su descendencia, sólo dependerá de la suerte que tengamos al decidir el emparejamiento de este macho y la hembra, pero será de suma importancia la perfecta labor que desempeñe el criador hasta el momento de poner los canarios encima de la mesa del juez.

Yo divido este éxito en tres partes:

1)  Aplicación de teorías genéticas (Elección de la pareja).

2)  Desarrollo del canario (Crecimiento hasta la muda).

3)  Alimentación y entrenamiento para los concursos .

APLICACIÓN DE TEORÍAS GENÉTICAS (ELECCIÓN DE LA PAREJA)

Cuando hablamos sobre la transmisión de los genes en el canto de nuestros Roller, nos encontramos ante un secreto sin respuesta para el aficionado a los canarios, todos tenemos nuestras propias teorías, mejores o peores, acertadas o ilógicas, pero en definitiva todos tenemos un sistema de cría propio y todos navegamos con nuestra propia idea sobre lo que es la genética y su utilidad en el mundo de los canarios. Incluso yo mismo tengo mis criterios, los cuales pasaré a desarrollar en las próximas líneas, no sin aceptar que puedo estar en un error con lo escrito. Simplemente quiero exponer mi experiencia, ya que no quiero ejercer ni de veterinario, ni de biólogo, ni de genetista,  solamente pretendo aportar mi experiencia como mero aficionado.

La GENÉTICA engloba, desde mi punto de vista, todas las características internas y externas de un canario. Las que vemos, el color de la pluma, el tamaño; las que oímos, lógicamente hablo de su canto; y las que no vemos, como debilidades referente a posibles enfermedades, cualidades para la cría, genes que transmitirán a su descendencia, etc. Para los que criamos canarios y nuestra intención es la de mejorar y mantener la calidad de nuestros reproductores, esto último es lo más importante GENÉTICAMENTE hablando, los genes que transmitirán nuestros reproductores a su descendencia. Pero no debemos olvidar que no será esto lo único que necesitarán nuestros canarios para ser campeones, no debemos obviar la preparación que deben tener estos canarios de canto para los concursos, otros factores como la alimentación que precisan desde el primer momento en el que nacen y otra cuestión importante que muchos aficionados olvidan, “el día del concurso”. Para mí, y si esto se pudiera repartir de algún modo objetivo, el reparto más justo quedaría del siguiente modo: el aporte genético de los padres influiría en un 65%, la preparación para los concursos (incluido el entrenamiento, la alimentación y otros factores) el 25% y el otro 10% se lo otorgaría al día del enjuiciamiento, en donde  la suerte juega un papel muy importante.

LA FORMACIÓN DE LAS PAREJAS REPRODUCTORAS

Personalmente pienso que existen cuatro posibilidades de criar canarios, AL AZAR, EN CONSANGUINIDAD, POR SEMEJANZA DE CARACTERES, Y MIXTA EN CONSANGUINIDAD Y POR SEMEJANZA DE CARACTERES. Siendo esta última la más utilizada entre los criadores de canarios de canto.

  1. A) AL AZAR: En canaricultura de canto, bueno iré más lejos, en canaricultura deportiva no creo que nadie críe al azar, solamente las personas que tienen en su casa canarios sin raza determinada y solamente persiguen el placer de criar canarios, sin intenciones de mejorar o mantener una variedad determinada.

Si criásemos canarios, aunque de una misma raza, sin tener en cuenta su procedencia, ni su línea, nos llevaría a un descastaje seguro de la línea. Sírvanos como ejemplo, el resultado que obtendríamos si criáramos sin criterio alguno canarios de Línea Hueca, Línea Glucken y Línea Wassertouren. Efectivamente el resultado serían “Canarios Roller”, pero completamente mixtificados y sin valor alguno.

  1. B) EN CONSANGUINIDAD: La consanguinidad es necesaria, pero peligrosa, determinar el grado óptimo de consanguinidad a aplicar corre por cuenta del criador. Si aplicamos mucha consanguinidad, un padre por una hija, potenciaremos en la descendencia que sea portadora de caracteres de su padre (en este caso), pero estos caracteres pueden ser positivos o negativos. Con esta opción de cría podemos acentuar defectos de los progenitores, vincularles nuevos defectos como menor talla, desaparición del canto, plumaje desordenado, etc. O bien fijar y potenciar virtudes del padre, la que más nos interesa, su canto.

Cuando la pareja está compuesta por hermanos, ¡sí hermanos! (conozco al menos dos criadores que utilizan este método), el riesgo antes expuesto aún es mayor y las posibilidades de fijar lo “bueno” son compartidas con las de fijar lo “malo”. Quien hace este cruce, es con el objetivo de incorporar un canario de otro criadero, al que le inyectará directamente toda la sangre de su mejor línea. Yo, este método lo creo arriesgado, es utilizado por Herbert Schmittwilken, según he podido comprobar en los pedigríes enviados de algunos canarios que le adquirí.

El método consiste en criar con el nuevo macho adquirido a otro criador, y una hembra de nuestra mejor estirpe y que genéticamente hablando sea una excelente portadora de esta cepa. Supuestamente se desea inyectar toda la “sangre” y, como decía, algunos criadores piensan que la mejor forma es sacar un individuo de un cruce entre hermanos para que luego los transmita a la descendencia del macho adquirido. Teóricamente es perfecto, pero quién nos garantiza que en esta supuesta transmisión de genes no fijamos “lo malo”, por ejemplo, taras, defectos, enfermedades, etc.

La consanguinidad más acertada, es cuando en ella, aun criando con canarios portadores de una misma familia, existe un alejamiento prudente y se trata de volver a cerrar esa sangre, nos referimos a cruces entre primos, tío/a con sobrino/a, abuelo/a con nieto/a. Estos cruces nos garantizan casi con toda seguridad, no reforzar los defectos y, por contra aumentamos las posibilidades de ensalzar los caracteres positivos de nuestra línea.

Todos los criadores utilizamos de alguna forma la consanguinidad en nuestros cruces, en ocasiones arriesgamos, y no pasa a males mayores si ante resultados desafortunados, eliminamos los ejemplares, llamémoslos “defectuosos” con rapidez, simplemente se quedará en una prueba. Como anécdota, en cierta ocasión, escuché que un criador de Vigo (ya fallecido) criaba en consanguinidad absoluta, por regla general su prole estaba llena de faltas y defectos, pero que todos los años sacaba dos canarios con “todo lo bueno” de su línea, parece ser que estos canarios eran insuperables.

  1. C) POR SEMEJANZA DE CARACTERES: Es una posibilidad que puede dar resultados, quizás buenos resultados. Estos criadores preparan sus parejas casi sin consanguinidad, buscando canarios de calidad, con mucha semejanza entre ellos, mismas voces, misma dicción, mismas notas, misma oquedad, mismos ritmos de emisión, etc. Los resultados suelen ser buenos, hay que tener mucho oído y sentido musical para controlar que todos los reproductores sean semejantes, por no decir iguales. Pienso que con este método, es más complicado fijar una línea, en cualquier momento pueden saltar los genes de cualquiera de los canarios puestos en cría.
  2. D) MIXTA EN CONSANGUINIDAD Y POR SEMEJANZA DE CARACTERES:

Cuando añadimos la necesaria consanguinidad en su justa medida y somos capaces de saber clasificar a nuestros reproductores por unas mismas características canoras, solamente nos faltará dar a nuestros machos el tiempo  necesario para fijar en nuestra estirpe las características deseadas, a partir de este momento y con el debido entrenamiento sacaremos todos los años canarios de mucho nivel.

Pienso realmente que es éste el mejor método y el más útil, sin olvidarnos que como en todo, la suerte juega un papel fundamental también en la cría de canarios. Cada criador tiene su método y su opinión, hay muchos caminos para llegar al “CANARIO CAMPEÓN”, nadie está equivocado, prueba de ello es el nivel de los concursos de los últimos 10 años. Cada año se presentan Harz con una media de 83 y 85 puntos, y que para llegar a los 89 y 90 puntos simplemente es cuestión de la falta de pequeños detalles y de errores que cometemos los criadores, incluida la suerte, lógicamente.

Ya no existen, como podemos comprobar en catálogos de la década de los 70 y 80, canarios con faltas, mixtificados con glucken y Watertouren, duros, metálicos, etc. El 95% de nuestros canarios Harz son huecos, sin faltas, sin agua, sin gluck. Canarios que, por regla general, en el mes de diciembre (momento clave para el enjuiciamiento) no bajan sin duda de 21-20-15-15-3-9, es decir, 83 puntos. Canarios que, trabajados con cruces acertados, pueden aportar tanto o más que un campeón de 90 puntos, claro que aquí está la cuestión, la de atinar con la hembrita adecuada.

DESARROLLO DEL CANARIO (CRECIMIENTO HASTA LA MUDA)

Son muchos los criadores que no dan la importancia que realmente tiene, no sólo en los machos, sino también en las hembras. Muchas veces y principalmente por la falta de espacio, saturamos las voladeras. Esto nos lleva a que sólo los canarios más fuertes salgan de este periodo con un desarrollo físico óptimo, lo que a la larga conlleva resultados negativos. Si observamos, poniendo como ejemplo un jaulón de cría (de metro), que al final son los que la mayoría utilizamos como voladera improvisada, existen entre los nuevos canarios luchas territoriales por el espacio, por la comida, por el agua. Algunos canarios salen de esta etapa con una desnutrición que sobre todo en las hembras, les impedirá en la temporada de cría siguiente obtener buenos resultados. Otro problema de estas masificaciones es el estrés que se genera en los canarios, el cual es aprovechado por infecciones de diferente índole para hacer mella entre nuestros canarios. Yo incluso he tenido casos en que el canario más débil de la voladera, ha causado baja, y creo que esto no se trata de ninguna “SELECCIÓN NATURAL” y que este canario, el más débil de la voladera, en otro entorno más favorable hubiera podido llegar a ser un gran campeón.

DEBEREMOS EVITAR:

o  En voladeras no excesivamente grandes, que éstas estén masificadas por un gran número de ejemplares.

DEBEMOS FAVORECER:

o  Varios puntos de alimentación y bebida en una misma voladera.

o  Una alimentación rica en nutrientes que contengan vitaminas, aminoácidos.

o  El baño diario.

o  Posaderos individuales.

 

ALIMENTACIÓN Y ENTRENAMIENTO PARA LOS CONCURSOS

Es la parte del canaricultor, el trabajo de éste, para que el canario obtenga el máximo esplendor de su canto y el mayor rendimiento frente al juez. Esta misión se basa en la alimentación (la más idónea en cada momento) y el entrenamiento (el más estricto).

No podemos pretender que un Stamm que es escuchado una vez o dos a la semana por el criador, lleguen después de un viaje, al concurso y éstos emitan sus notas con valentía. Los canarios deben ser escuchados todos los días, de aquí nace mi opinión de que es preferible criar menos cantidad, pero prepararlos mejor. Si no podemos atender a 50 machos, criemos sólo 12 y que éstos estén bien preparados.

Una buena preparación, desde mi punto de vista sería: el canario que se enjaula a mediados de octubre, cuando ya tiene totalmente la muda realizada (esto es fundamental para evitar recaídas), se le coloca en una situación donde no  reciba excesivos destellos de luz directa, pero sí con una buena claridad, y sin tapar más que por una fina sabana semitransparente, le daremos al menos 15 minutos diarios de tiempo, delante de nuestros oídos.

LA PREPARACIÓN PARA LOS CONCURSOS

Comienza desde el momento en el que nace el canario, según algunos artículos que hemos podido leer en la revista “El Canario Roller”. El criador norte americano Haig Sarkirian, opina que ya en el huevo y antes de eclosionar, el canario escucha y asimila el canto de su padre. No podría afirmar si esta opinión  es cierta o no, ya que no cuento con criterios propios para afirmarlo o negarlo, pero lo que sí es cierto es que desde pichón, al canario debe tutelársele la alimentación, además de controlar y educar su canto desde su estancia en la  voladera; después, un buen entrenamiento desarrollará plenamente su canto.

Todos sabemos que canarios raquíticos, débiles y de pequeño tamaño nunca fueron grandes campeones, ni buenos reproductores.  Es aconsejable no perder el tiempo con estos canarios, un vecino o una pajarería cercana serán su mejor destino. Tendremos más tiempo para centrarnos en el resto de canarios seleccionados.

Respecto al “ENTORNO”, he oído muchos, muchísimos comentarios de grandes criadores, los que decían que “Si en un criadero, durante el periodo de entrenamiento, los pollos, de fondo escuchan el repertorio de canarios de mala calidad, con malas Pfeifen e influencia de Glucke,. esos mismos pollos, las asimilarían para posteriormente en los concursos, emitirlas, obteniendo pésimos resultados”. Os aseguro que lo tengo comprobado y que es cierto, en un criadero es más importante crear un entorno en el que todos nuestros machos reproductores que canten, sean semejantes en dicción, oquedad, notas, etc, que tener un maestro de 90 puntos, ya que si no eliminamos los “ruidos” del criadero, por mucho que este gran canario cante, los pollos copiarán con mayor facilidad lo malo, es decir,  las faltas y las estridencias, que lo que pueda aportar ese canario de 90 puntos.

DESDE LA SEPARACIÓN DE LOS PADRES HASTA MEDIADOS DE OCTUBRE:

Los canarios deben permanecer en voladeras, desarrollando plenamente su musculatura y finalizando correctamente el período de cambio de su plumaje, lo que conocemos por “MUDA”; yo descarto la utilización como voladera de habitaciones completas o voladeras de gran dimensión; efectivamente estos pájaros muestran un plumaje más limpio y compacto, pero yo tengo comprobado que cuando pasamos estos canarios a las “jaulitas de canto”, muchos de los nuevos machos, tienen que superar un periodo de estrés debido al gran cambio que supone pasar de un espacio a otro. Lo ideal desde mi punto de vista, son voladeras de 100cm (de ancho) X 150 cm (de alto) X 80 cm (de fondo), en caso de no disponer de ellas, creo que también son útiles los propios jaulones de cría, los denominados jaulones de metro. Para evitar el tan desagradecido “picaje”, tendremos que tener en cuenta el número de pájaros que introducimos en cada voladera. Yo personalmente utilizo estos últimos jaulones de metro a modo de voladeras, colocando un número de entre 8 y 10 canarios por jaulón, además procuro que entre ellos posean lazos familiares (principalmente hermanos y hermanastros) y cuando el macho adulto, padre de todos ellos ha completado su muda, a principios de septiembre, y canta correctamente, lo introduzco con su prole, será sin duda el mejor maestro. Los pollos que descaradamente muestran ser hembras y no pasarán a las “jaulitas de canto”, los saco e introduzco en otro jaulón, para evitar que molesten de algún modo a los futuros campeones.

Respecto a la alimentación que empleo, en el comedero únicamente alpiste, pero no les falta lechuga o brécol; manzana o la corteza del melón de la que extraen los restos de fruta y lógicamente la pasta de cría a la que añado nabina cocida. También suelo añadirles algún día y alternativamente, patata cocida, zanahoria rayada y pipas de girasol sin tostar y trituradas.

En la jaula siempre estará a su disposición un hueso de sepia, un trozo de corteza de jamón para que puedan picar su tocino y algún compuesto de sales minerales, además de grit. En el agua agrego algún complejo vitamínico que les ayude en su formación, pero con limitaciones, ya sabéis que no soy muy defensor de los productos de laboratorio. Y todo este menú lo dosifico, no penséis que tan rica variedad alimentaria es añadida diariamente.

DE OCTUBRE HASTA QUE FINALIZAN LOS CONCURSOS:

Cuando ya han completado la muda y comenzado los primeros trinos en la voladera, es el momento de separar a los jóvenes machos en las “jaulitas de canto”. Lo idóneo al pasarlos a las “cajoneras”, es situarlos en filas horizontales de cuatro jaulitas, en las que los canarios se puedan ver entre sí, hasta que todos hayan aprendido a comer y beber correctamente, este será el momento de separarlos entre sí, por medio de  unas tablillas y frontalmente los  taparemos con una sabana que permita pasar la claridad suficiente, no es preciso que tengan una oscuridad total. Mucha oscuridad, pienso que les limita el canto.

Otro aspecto a tener en cuenta es el material con el que hemos construido las cajoneras, estas no deben de estar barnizadas recientemente, ni deben estar construidas con maderas que contengan colas o componentes que desprendan olores perjudiciales para los canarios.

Los primeros días, lógicamente no debemos esperar  grandes logros, escucharemos los lotes el tiempo que estimemos oportuno, ya que con seguridad no consigamos que canten todos desde el primer momento, pero no menos de 10 minutos. Pasados algunos días y cuando nuestros canarios hayan recibido el entrenamiento suficiente, y comprendan que el mejor momento para cantar es cuando les sacamos de su encierro, llega el momento de ir seleccionandolos y agrupándolos  por su calidad y armonía, de este modo iremos descartando los de peor calidad, a la vez de ir teniendo una idea más clara de cuales serán los canarios que finalmente compondrán  los lotes que participarán en los concursos.

Para una correcta preparación es preciso escuchar a los canarios en diferentes lugares de la casa, en horarios diferentes,  como más adelante comentamos, hay que prepararles adecuadamente.

No podemos olvidar que los canarios “CAMBIAN”, y un canario que hoy desentona y parece no tener una calidad mínima, pasado un tiempo, se convierte en un ejemplar magnífico, por lo que a los canarios hay que escucharlos hasta estar bien seguros de que lo mejor es desprendernos de ellos, o por el contrario dejarlos en el criadero como futuros reproductores. No podemos olvidarnos de los canarios que en un principio no cantaron, aunque no les dediquemos el mismo tiempo, no conviene descartarlos hasta haberlos escuchado. Enero, después del último concurso, es ese momento clave para decidir qué canarios criarán y cuales se marcharán definitivamente.

EL DÍA DEL CONCURSO:

Por regla general tenemos acostumbrados a nuestros canarios a ser escuchados en la cocina de nuestra casa o en el mejor de los casos en algún otro rincón de la vivienda, no sufren el estrés de un corto, medio o gran viaje, no se les cambian de temperatura, ni de ambiente durante la preparación y siempre ven a su criador que procura no moverse de la silla mientras observa con atención las dotes canoras de su  stamm. Pero todo esto cambia cuando salimos a concursar, nuestros Roller se enfrentan a ruidos y golpes durante el viaje hasta llegar al destino en el que se celebrará el concurso, después la espera de algunas horas hasta que es pasado a la cabina de enjuiciamiento, donde se encontrará un juez o jueces que gesticularán y se moverán con intención de ir rellenando la plantilla, al otro lado de la cabina estamos los aficionados, que generalmente nunca estamos callados, etc. Los que concursáis, ya sabéis de que estoy hablando. Y qué me decís cuando los escuchamos en casa siempre a la misma hora, por ejemplo después de comer, y en el concurso les toca a otra hora, o si hace más frío en el local de enjuiciamiento, que en nuestra casa en el momento que les escuchamos. Generalmente no cantan y no siempre comprendemos el porqué.

Por todo ello, ese 10%, esos puntos, los tenemos ganado, si una vez que tengamos elegido a los stamm que nos representarán en los concursos,  no siempre los escuchamos en el mismo lugar de la casa, además de variarles la hora de sacarlos a cantar, si los escuchamos con más gente y nosotros mismos hacemos algún gesto o movimiento extraño, es decir, los tendremos mejor preparados. En definitiva tenemos que educar su canto en el verdadero factor ambiental con el que se encontrarán frente al juez.

Otro cuestión que tenemos que procurar, es que, cuando salgan a la cabina para ser enjuiciados, previamente hayan comido y bebido suficientemente, de no ser así, los canarios se irán directamente a los comederos, durante los primeros minutos del enjuiciamiento, esto es horrible para el criador que lo está observando al otro lado de la cabina de enjuiciamiento. Lo ideal es que previamente se les haya destapado para comer,  además  de rebajar la cantidad de alpiste en el comedero. Podemos eliminar también parte del agua  para evitar que comience un peculiar intento de “aseo personal” en el bebedero.

Después de 20 minutos, sólo nos queda esperar que nos entreguen la planilla, es el momento de comprobar si lo hicimos bien. En muchas ocasiones tiramos todo un año de trabajo, simplemente por no cuidar pequeños detalles. Cuántas veces regalamos o vendemos canarios, pensando que son malos o muy malos, cuado simplemente están mal preparados para ejercer su cometido, cantar.

tec23

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario