Proventriculitis

Porcroller

Proventriculitis

Por Gonzalo Vergara

Se denomina proventriculítis a la inflamación del proventrículo o estomago glandular de las aves, normalmente aparece la enfermedad cuando las aves son susceptibles de adquirirla, guardando relación con períodos de stress.

Se cree que  el agente causal primario puede ser un virus o un microplasma pero lo que aparece en mayor cantidad es una megabacteria de gran tamaño no definida taxonómicamente, asociada  a otros agentes infecciosos como Escherichia  coli, Salmonella Estaphylococcus aureus etc, y hongos (Candida albicans), lo que va a provocar una serie de anomalías en el proventriculo. Una de las más importantes es el aumento del PH.; el PH normal  es de 1,5 a 2,5, las megabacterias al invadir el proventrículo pueden elevarlo hasta 7 (PH. Neutro), inhibiendo  la actividad de la Pepsina (Enzima gástrico) que facilita la digestión de las proteínas, como consecuencia de esto se produce una disfunción gástrica y una mala absorción de los nutrientes, produciéndose una pérdida progresiva de peso hasta la muerte del ave.

TRANSMISIÓN:

Las aves enfermas contaminan todos los objetos de los jaulones con la materia fecal.

La principal fuente de infección se produce en la alimentación de los pichones al regurgitar los padres la megabacteria con la pasta de cría.

SINTOMAS:

La sintomatología  es difícil de determinar pues es similar a la de otras patologías aviares.

En los pichones se observa:

Retraso de crecimiento y buche vacío,  diarrea, deshidratación e inflamación intestinal aguda.

El proventrículo, la molleja y abdomen están dilatados.

Al final los pichones que todavía piden alimento realizan un movimiento pendular característico que indica que el sistema nervioso central está afectado.

En las aves:

Se puede presentar en forma subclínica y en forma aguda:

En forma subclínica aparecen aves con ligero embolamiento, pérdida progresiva de peso, diarrea, inflamación intestinal y otros síntomas comunes a otras patologías; la enfermedad no suele aparecer “de repente”, va progresivamente; debemos de vigilar las aves, observar si descascarillan bien los granos, si regurgitan, si están vivaces, si tienen diarrea etc.

Cuando la enfermedad está difundida el tratamiento es difícil y el diagnóstico definitivo será en el laboratorio.

En la forma aguda, las aves suelen morir pocos días después de presentarse la enfermedad.

TRATAMIENTO:

Es difícil, las megabacterias poseen gran resistencia a los antibióticos, además aparecen otros gérmenes asociados a la infección ( bacterias y hongos) que recomiendan un tratamiento triple:

Antibiótico + antifúngico + probiótico

El antibiótico puede ser Neomicina o gentamicina.

El antifúngico Nistatina.

El probiótico va a acidificar el medio, va a competir con la megabacteria y facilitar la digestión de los nutrientes.

PROFILAXIS:

Lo fundamental es ofrecer unas buenas condiciones higiénicas.

Utilizar semillas de calidad, frescas y exentas de polvo y no abusar de las semillas oleaginosas.

Tener siempre Grit con carbón activo a disposición de las aves.

vet03

Sobre el autor

croller administrator

Deja un comentario