Técnicos

Porcroller

¡¡ALGO NO CUADRA!!

Por José Expósito López

En primer lugar dar las gracias a D. Manuel Matoses Córdoba, por la masiva aportación de datos que se recogen en estepequeño escrito. Casi todos proceden de su magnífica base de datos.

En segundo lugar dejar bien claro que lo que se expone a continuación es la opinión personal mía y sólo mía y no represento a ninguna organización, ni siquiera a mi querido Club Roller de Madrid. Si bien, es cierto, que hay algunos amigos criadores con los que he compartido alguna de las reflexiones que voy a exponer a continuación.

En tercer lugar mi ÚNICO objetivo es exponer en público mi punto de vista, respetando todas las opiniones que discrepen de la mía. Salgo a la palestra porque creo que es necesario abrir una etapa de reflexión sobre la situación actual.

Tomando un poco de tiempo para analizar la secuencia histórica de los Campeonatos Nacionales de Alemania, podemos observar que en el período 1948-2005 sólo hay un stam con 360 puntos (debo aclarar que ellos no adjudican puntos por armonía). Para mí esto es el primer punto de reflexión: Si miramos hacia las clasificaciones de muchos de los concursos celebrados en nuestro país, en los últimos años, encontramos varios equipos con 363 puntos; algo parecido ocurre en Francia (Campeonato Nacional Francia 2009) y (Campeonato Nacional Francia 2012) y para no hablar de nadie, me van a permitir esta autoreferencia:

En Silvi-Marina (Italia) se celebró el 47º Mundial del Hemisferio Norte, el equipo campeón en la Sección A (de mi propiedad) obtiene 363 puntos; para mi un orgullo; pero de ahí a pensar que en  la CUNA DEL HARZ tardan 57 años en conseguir lo que unos “CAMELLOS” que viajan desde Madrid a Italia consiguen en 20 minutos, media un abismo. Y para completar el análisis dediquen unos minutos a la hoja donde aparecen los datos con respeto al número de criadores en Alemania.

En el último Mundial COM celebrado en Hasselt (Bélgica) uno de los premiados en la Sección A Clase 3, es decir, individuales; obtiene 90 puntos “SIN IMPRESIÓN” se adjunta la reproducción de la planilla. (planilla)

Desde luego felicitar al propietario de tan magnífico ejemplar es lo primero que se me ocurre; pero comparen con la lista de los mejores 54 canarios del 2010 de la DKB donde el mejor puntuado alcanza los 83, antes de aplicar la denominada impresión general y fíjense en el elevado número de criadores que tienen un gran canario, lo cual también es digno de admiración. Para terminar este primer bloque conviene analizar las clasificaciones de de la DKB en los últimos años (2009 y 2011) y sigue sin aparecer “LA EXCELENCIA”, el deseado 360 puntos sin armonía.

Quiero dejar claro que no he hecho un filtro de datos, he puesto los que he podido conseguir; en la página Web de la DKB está expuesta la clasificación del último Nacional Alemán y más de lo mismo; de todas formas seguramente muchos de los lectores pueden conseguir por sus propios medios más información.

Mi propósito, hasta este momento, era presentar DATOS. A continuación, es todo opinión y por tanto puede ser aconsejable no seguir leyendo y pensar por su cuenta; pero permítanme rogarles que lean la reproducción textual de la página del actual STANDARD del Canto Roller del Harz en el se indica como debemos valorar los Hohlrollen y opino:

  1. a) Los jueces somos los culpables de lo que está pasando.
  2. b) Los jueces que vienen de Alemania no aplican los mismos criterios que cuando lo hacen en su Nacional. En el Nacional “CUIDAN” a su canario y no regalan la “EXCELENCIA”, hay que seguir esforzándose, se puede mejorar, no está logrado el objetivo; nos vemos el año que viene y así pasito a paso, caminan; pero no hay meta.
  3. c) Hay bastantes planillas de jueces alemanes que cuando enjuician los concursos sociales de su país adjudican los 360 puntos. ¿Política?. Planilla Social Alemania 1 y Planilla Social Alemania 2
  4. d) En los dos últimos años he escuchado muchísimos canarios y CASI TODOS son: rectos, unitonales, muchos con escaso vigor y una gran mayoría exentos de musicalidad.
  5. e) La magnífica vocal -u- ha desplazado a las demás con lo cual muchos canarios están en la situación de un violín al que le cortamos las tres cuerdas superiores, queda la más grave (cierto) y el sonido es muy bonito, es muy agradable; pero no se puede hacer música con una sola tonalidad.
  6. f) La gran mayoría de los canarios están atrapados en una octava; no hay descenso y sin embargo se están dando puntuaciones que el STANDARD exige que la variación sea ONDULADA para poder otorgarla.

INCREIBLE, pero muy frecuente.

  1. g) Casi no quedan canarios que emitan timbres y la fobia hacia los mismos aumenta año tras año; claro que es difícil conseguir una buena emisión en agudos; mejor los eliminamos y problema resuelto. Los jueces muchas veces nos limitamos a no puntuarlos cuando lo correcto es ponerles el “cero” que indica al criador que los oímos; pero que debe mejorar en esa variación. Si eliminamos la -i- estamos maltratando a la MÚSICA. Sólo como referencia indicar que D. Francisco Alarcón, presumía de que todos sus reproductores eran COMPLETOS y por tanto con los DOS timbres.
  2. h) La escala de valoración que se está aplicando, se ha desplazado AL MENOS dos puntos con respecto al STANDARD y es muy frecuente oír a los aficionados: entonces esta flauta es de 20 puntos; esto denota que se están REGALANDO muchos 18.
  3. i) El exceso de POLITICA lleva a que casi no aparecen puntuaciones en rulos de 19 y 20 puntos; cuando 21 en Hohlrollen, por ejemplo, debía ser ya muy apreciada; la MAYOR PARTE de los canarios que salen de la cabina con un 23 debían salir con el muy valioso 21.
  4. j) Al aficionado se le está PERJUDICANDO con esas puntuaciones excesivamente generosas; le estamos condenando a que año tras año intente mejorar y cree no conseguirlo pues está tomando como referencia unos canarios a los que el juez de turno les ha REGALADO lo suficiente como para que sea muy difícil superar esa puntuación. De ahí al desánimo sólo hay un paso.
  5. k) El canario HUECO está en vías de extinción, actualmente las voces son graves; pero opacas. La dicción a menudo no es buena. Aquí si que hay PELIGRO; es tan escaso el canario hueco que muchos aficionados cuando escuchan un AUTÉNTICO rulo hueco con carácter RODADO se quedan sorprendidos y enamorados al mismo tiempo por la extraordinaria belleza y confiesan no haberlo oído con anterioridad.
  6. l) Se tiende a valorar mucho la flauta explosiva, ciertamente muy llena; pero la mayor parte de los canarios no emiten más que un tipo de flauta, esas variaciones melancólicas, muy declamadas, de lamento, sólo se escuchan de vez en cuando y casi indefectiblemente pertenecen a canarios de criadores muy veteranos, es una pena que perdamos el sentimiento a favor del grito.
  7. m) Hay una fuerte tendencia a que cada uno aplique su gusto personal a la hora de valorar el canto, el dar la espalda al STANDARD ocasiona que entre dos jueces puede haber varios puntos de diferencia y como es natural el aficionado no lo entiende del todo y no le falta razón.
  8. n) Todo lo anterior y algo más que voy a omitir para no cansar, lleva a que entre UN GRAN CANARIO y un BUEN CANARIO hay DOS PUNTOS de diferencia; la huida hacia arriba en las puntuaciones está metiendo a todo el mundo en un segmento muy estrecho y esto es LAMENTABLE, si hiciéramos las cosas medianamente bien la diferencia sería al menos 5 ó 6 puntos, de 84 (un buen canario) a 89 ó 90 (un gran canario).

                         PROPUESTAS DE SOLUCIÓN

1) Diálogo; es necesario que los que valoramos las emisiones de los canarios unifiquemos criterios y analicemos los peligros que acechan a nuestros Harzers.

Esto exige una o varias reuniones lo más UNIVERSALES posibles.

2) Lo ideal es que TODOS, con independencia de las posibles ligaduras que podamos tener de tipo federación, regionalismo, nacionalismo, etc, etc. Hagamos prevalecer lo que NOS UNE, el amor al cantor del Harz y bien bajo el amparo de un ÚNICO COLEGIO o sin colegio o de CIEN COLEGIOS analicemos, acordemos y unifiquemos criterios que traten de preservar los GRANDES VALORES de nuestro canario, aunque alguna vez tengamos que poner una puntuación baja no pasa nada; se pone y se procura ayudar al criador si es que lo necesita.

3) Dejar de lado el gusto personal y ceñirnos al STANDARD y si no nos vale, lo cambiamos, NO TENEMOS QUE DAR EXPLICACIONES A NADIE, la prioridad es el canario y a continuación el aficionado, lo demás piedras del camino.

4) Asumir que cuando enjuiciamos representamos a DOS COMPAÑEROS, quiero decir que debemos aplicar la base 3; de forma que 15 puntos a una flauta significa que LOS TRES JUECES estiman que está a UN PUNTO de ser la EXCELENCIA, lamentablemente hoy por hoy 15 en flauta es un DISGUSTO, que pena.

5) Romper TODAS LAS ATADURAS, dotar al juez de medios, quitar LA IMPRESIÓN GENERAL MATEMÁTICAy dejarla a criterio del juez; aunque colegiadamente se pacten criterios generales orientativos; pero no coercitivos. Cada uno responde de sus dichos y de sus hechos.

6) Quitar la armonía de stam, que no tiene más objetivo que sumar puntos.

7) Aplicar las PENALIZACIONES que debemos aplicar; cada vez hay más canarios que tienden a emitir cada variación aisladamente, SIN ENLACE, teóricamente con el código actual deberíamos penalizarlos con 3 puntos; pero este es otro punto a DEBATIR; en Alemania no se penaliza y esto favorece la especialización en los touren; pero para el efecto musical es pernicioso. En mi opinión, cuanto menos persigamos al canario mejor.

8) Modificar la planilla, añadiendo aspectos cualitativos, facilitando la comunicación entre el juez y el canaricultor. Ver en los datos el proyecto de FECC.

9) Aunque sea una trivialidad RESALTAR que no enjuiciamos a los canarios, que VALORAMOS la emisión que tal día y a tal hora un determinado animal fue capaz cantar y que los canarios NO TIENEN tantos puntos, que depende del momento y que lo recomendable es que su criador lo acompañe a la cabina y lo escuche y si no está de acuerdo con la calificación que hable con el juez que seguro le dará su punto de vista.

10) Por último, invitar a que otros compañeros expongáis vuestros puntos de vista y nos pongamos manos a la obra, para que para la próxima temporada de concursos todos estemos mejor preparados.

Porcroller

RAZONAMIENTOS BÁSICOS SOBRE GENETICA

Por Joan Alemany Balle

Si lo que se trata es de mejorar el plantel que tenemos de canarios Roller, en cuanto a mejorar su tono de voz, su dicción, el empleo de vocales sobre consonantes etc… y que esas características se hereden, se trasmitan de padres a hijos, nietos y se trasmitan con uniformidad y constancia a todos (difícil) o a una parte de sus descendientes (más posible) a pesar de que no nos basta si nos trasmite una vez sí y, otra vez no, y además en según que ejemplares habrá habido trasmisión y en otros no se habrá producido o no lo hemos comprobado habremos, pues la genética es así si no nos atendemos a ciertas normas.

Procuraremos sentar bases para aumentar las posibilidades de mejorar, sólo cuentan las posibilidades, no hay matemáticas aquí, es así y hay que aceptarlo. Sabemos que: Amplitud del Tórax

Tamaño en las membranas Timpánicas de consistencia blanda y su estructura

Tamaño de la cabeza

Cuello ancho

Membrana  vibratoria  grande y estructura siringea

Todo esas características morfológicas que influyen en el canto se heredan de padres a hijos y se heredan de algún pájaro campeón o que tomamos como referencia al crear un linaje , y si no es de ese  campeón, pues de algún familiar suyo cercano, pues un pájaro con alta puntuación no tiene porque ser el más indicado para transmitir su canto puede ser por ejemplo su hermana, su hijo, primo etc.. no es tan fácil la transmisión y más en el canto ¿por qué?.

En primer lugar porque el canto no es 100% heredable, el canto no solo obedece a la genética, también cuenta el entorno del canario, su alimentación, su estado de celo…

En segundo lugar y como causa genética un canario tiene una secuencia de 8 pares de genes que lo representan uno de ellos ligado al sexo y los otros son  autosómicos (o sea que tanto lo reciben igual si el sexo fuera masculino como femenino), todo eso lo representa y representa su canto también y es lo que ha heredado ,pero ese canario al reproducirse y juntarse con el otro sexo solo aporta la mitad de sus genes, o sea que parte de su calidad del canto se ve aumentada, igualada o disminuida al mezclarse con la otra mitad, y esos factores del canto obedecen no a la influencia de un gen si no a varios y se comprenderá que al juntar dos pájaros sin ningún parentesco, o que sus genes sean distintos la posibilidad de que salgan factores favorables al canto es mínima aunque posible (es una lotería) ¿cómo acercarnos a aumentar las posibilidades de que salgan buenos resultados?

Se recurre a la consanguinidad para que los genes que nos interesen no se dispersen demasiado, pero sin pasarnos pues si abusamos cruzando parientes próximos o muy próximos (hay distintos grados de consanguinidad) pueden salir individuos poco fértiles, tarados ,incluso su canto es inferior eso se soluciona desechando esos ejemplares a simple vista y si hay poca fertilidad desechando esos individuos, aunque tengan crías respetables, pues para poder sacar conclusiones necesitamos descendencias con un numero mínimo de ejemplares, buscamos individuos que han mejorado su canto o igualado con respecto al progenitor si era bueno, claro está que la hembra es la gran incógnita y sólo se la puede juzgar por la calidad de sus hijos machos y por sus cualidades reproductoras.

Si queremos alejarnos de la consanguinidad al considerar que roza ya extremos peligrosos haremos bien en buscar canarios de la misma línea pero alejados de 5, 6 ó 7 generaciones (todo depende del grado de alejamiento que consideremos) desde luego obrando así  las crías que salgan notaremos que poseen más vigor, y más fertilidad posiblemente empeoren el canto pero es una situación transitoria pues al estrechar lazos pueden venir la calidad momentáneamente perdida o sea en un criadero ciertos cruces en un año serán óptimos, otros deficientes y otros desechables, cuantos más pájaros y mas el inicio de esa línea (cuando uno empieza) más se ven esas diferencias y mas posibilidades hay de que salgan buenas calidades con el paso de generaciones pues al  ir depurando la línea los pájaros serán mas iguales y menos diferencia de calidades, habrá mas genes parecidos y mas uniformidad de plantel, si hemos sabido seleccionar.

Sabemos que al crear una línea por experiencia propia o ajena , se ha observado que cuánto mas valiosos son sus antepasados (se estudian sobre todo  hasta las cuatro o cinco generaciones anteriores que es su pedigrí) más posibilidades hay que se repita ese valor en sus descendientes, y eso es tanto en su rama materna como paterna.

Además del valor de su antepasado o antepasados también cuenta el número de veces que se repita en esos pedigríes.

Si hay canarios en esas líneas de valor y origen desconocido cuánto más cerca estén del canario a estudiar peor serán en teoría sus resultados (o sea el canto buscado).

La herramienta que tenemos los criadores es nuestro trabajo, a base de  esfuerzo, paciencia y tesón.

Podemos crear:

Fichas de cría, libros de registro, plantillas de concurso/os, fichas de pájaros, con todos los datos que vayamos observando y sobre todo que podamos atribuir a la genética, buscamos sobre todo lo que se hereda, los pájaros que transmiten sean machos o hembras.

No es fácil atribuir con certeza si un pájaro transmite o no y si transmite siempre, o sólo a veces, además hay variables que influyen en el canto ¿cómo tener la certeza para elegirlo para la cría?

La tarea se dificulta pues la edad fértil del pájaro es limitada sobre todo si es una  hembra, si salen dos nidadas por temporada tendremos un número mayor o menor, a veces insuficiente para juzgar, pues serán un número insuficiente de crías para realizar un estudio concienzudo, en el caso de los machos alcanzan su edad fértil al año   pero no sabremos si sus hijas transmitirán hasta el año que viene si ésas dan hijos a la vez pues lo que nos interesa sólo uno de los sexos lo produce que es el canto de los machos indirectamente. Si producen hijos sanos y fuertes el canto es superior que si al producir sujetos raquíticos o enclenques, aunque eso no sólo depende de la genética.

Muchas veces un linaje lo trabajan varios criadores, pues una persona sola se ve a veces impotente ante la tarea de controlar tantos pájaros y entonces hay más posibilidades de ver, por donde va  lo heredado, cuando criamos varias personas   un mismo linaje.

Incluso trabajando individuos que hemos intentado depurar y que esperamos una uniformidad se observan  variaciones, para poner un ejemplo:

Si consideramos todos los granos de una planta como la habichuela procedentes de una planta y si pesamos esos granos uno a uno veremos gran diversidad de peso de unos muy ligeros a otros más pesados, pasaría lo mismo al medir la anchura de  todos los granos, así se puede formar una serie más o menos continúa partiendo de sujetos que exhibirán el carácter con una intensidad máxima o mínima y en torno a la media de todos ellos (al peso medio o tamaño medio). Y es que la genética es así y aunque no se puede comparar las habichuelas con los canarios si  nos atrevemos a hacerlo vemos que hay individuos de distinta calidad de voz en las crías obtenidas en un test de progenie pues se hereda la potencialidad transmisora y ésa se desarrollará en mayor o menor grado en los distintos pájaros, aunque sean hermanos (cosa atribuible al medio y a distintas circunstancias) .Aunque posean distinta calidad de voz  unos serán  mejores y otros peores y en teoría tendrán igual capacidad de transmitir al poseer similar genética,  unos habrán desarrollado sus facultades y otros no llegarán plenamente a desarrollarlas, pero no es que busquemos sólo machos con canto ejemplar, es que ese canto lo tienen que transmitir si no ellos algún otro, sea macho o hembra, acordémonos entonces de algún veterano criador que siempre decía: Los hermanos de esos grandes pájaros de concurso que no pasaron de una discreta puntuación, ¡cuidado con esos pajaritos son los que pueden transmitir! En efecto pueden transmitir aunque su canto sea más bien normalito.

En teoría se buscan clones, se busca homogeneidad en el plantel cualidad  típica de los Roller de pura sangre, pues al criador como es lógico le confunden esa variación de la calidad de los pájaros, y ese fin dura años y años de paciente selección y no equivocarse. En el camino hay abandonos (falta de afición), y cambios de linajes (poca paciencia) o mezclas de linajes (error).

En genética  aplicada un mejorador es un animal que al aparearlo con otros mediocres de calidad los descendientes logrados son de una calidad superior, pero hay que cruzarlo con esos mediocres individuos para comprobarlo, aunque como hay que seguir la línea habrá que comprobar si los hijos conservan ese “don”, en ese caso habrá que testar el resultado de ese cruce pues una cosa es producir sujetos con muy buena voz y otra que esos sean capaces de transmitirla, en la práctica canarios así hay pocos, muy pocos. Aunque en teoría  si se consigue un linaje donde la pureza de sangre sea bastante uniforme los sujetos tienen similar capacidad de transmitir pues habremos delimitado una serie de genes iguales o similares para todos los sujetos a través de los años criando en consanguinidad, eso siempre es teórico pues ya conocemos la facilidad que tienen los genes para dispersarse.

El mejorador  supuestamente tendrá los genes que controlan el canto  o los órganos responsables del canto en carácter dominante o que se manifiestan en ese carácter, más exacto sería decir que el canto se rige a la acción de factores múltiples de efectos acumulables y su mejoramiento a través de generaciones se logra seleccionando y desechando y logrando aislar los genes favorables en nuestros cantores.

Desechar es la palabra clave, es un arte difícil, lo más fácil es desechar los enclenques de talla pequeña, malas anatomías y defectos luego vienen los sujetos con malos hábitos malos criadores, picajes exagerados, etc…

La primera selección sería por ejemplo la productividad de las hembras, su comportamiento materno hacia las crías, el número de huevos producidos, la supervivencia de los pichones, y en los machos su fertilidad, y comportamiento paterno, aunque sean factores muchas veces no atribuibles a la genética, se han logrado a través de la historia mejoras en razas avícolas productoras de huevos, entonces es lógico suponer que esa cualidad se puede heredar y mejorar y más teniendo en cuenta que necesitamos un número mínimo de canarios machos para comprobar los resultados yendo a concursos y escuchando nuestros pájaros, digo machos porque en el caso hipotético que en un año solo sacásemos hembras tendríamos que esperar otro año para ver la calidad de esas hembras dado que ese sexo solo se puede valorar por los hijos que da con un canto determinado, también por las hijas que puedan transmitir lo deseado.

Para organizar los trabajos de mejora es necesario emplear:

Fichas de cría: número de huevos nacidos, número de huevos fértiles no nacidos, número de huevos hueros, número de crías sacadas por nidada, comportamiento materno, comportamiento paterno, fechas de nacimiento, fecha de inicio de cría y fecha de puesta de huevos.

Pedigrí.

Enfermedades que han aparecido en el criadero, número de crías muertas, síntomas aparecidos.

Alimentación dada.

Planillas de valoración de canto.

% de sangre del canario bandera o transmisor, valor de consanguinidad.

Temperatura media y % de humedad del criadero media.

Anomalías observadas (canibalismo, nerviosidad en la puesta, poco interés por empapuzar).

Observaciones hechas en el entrenamiento para el canto, evoluciones observadas, si canta siempre igual, si mezcla lo mediocre con lo bueno etc…

Todos esos datos y más habrían de estar en ficheros tipo Word, Excell, Acces. Ficheros de tipo estándar, hay programas informáticos conocidos que dan el pedigrí, la consanguinidad, árbol genealógico etc… Para que todos  los miembros que cultivasen la misma línea, (se entiende que tuvieran iguales ancestros), los rellenasen y al final de los concursos y antes de la cría todos los miembros supieran los resultados de cada uno de sus compañeros  pues con esos datos que son mas  numerosos, que si fueran de una sola persona se podrían controlar mas pájaros de una línea, así se podrían confeccionar y deducir conclusiones acercándonos más a un método científico.

Mucha gente que trabaja en solitario lo que hace es cultivar una línea y cuando tiene que desechar pájaros porque no tiene espacio y solo puede criar con un número de parejas se quedan con los machos mas puntuados en los concursos y con  las hembras se queda las que son familiares de esos buenos  machos  ,los otros o los lleva a la pajarería ,o los vende o los regala eso da igual porque aunque parezca buen método es un método condicionado por el espacio que dispone y el tiempo que puede invertir, lo que habría que hacer es un seguimiento de esos pájaros desechados ,siempre que no sean tan malos por taras físicas, morfológicas o defectos del canto pues esos sujetos no ofrecen  garantías de criar con ellos. Entonces al trabajar en equipo hay más posibilidades de encontrar ese pájaro que nos conviene cuando buscamos abrir un poco la estirpe o buscar un mejorador cuando no lo tenemos nosotros etc…

Si buscamos paralelismos en ganadería industrial, o avícola se  emplean esos métodos de agrupaciones de explotación, pues juntando los efectivos y resultados de todos sus socios para los fines de mejora, logran las ventajas de una gran explotación como saber por donde van las transmisiones y los mejoradores que pueda haber en base a un número elevado de ejemplares, además todos los miembros se benefician pues se pueden intercambiar ejemplares, sabiendo que son de la misma línea, Es sabido que la unión hace la fuerza, en cualquier línea de investigación y más si es científico se trabaja en equipo, pues la complejidad de la tarea lo exige, los logros en canaricultura y los éxitos conseguidos  son de tipo individual, en equipo también pero cobra un poco mas de protagonismo el trabajo en conjunto y no la persona.

Si consideramos excesivos los datos que hemos de recopilar hay que tener en cuenta que mas conclusiones se pueden sacar, y cuantos mas datos de  tipo genético consideremos importantes y los compartamos mas posibilidades de mejorar tendremos.  Industrialmente se han mejorado razas buscando mejor producción de leche ,carne ,huevos, lana, también se han buscado mejorar caracteres como aumentar la capacidad de trabajo aumentando la fuerza de tracción de tiro para fines agrícolas todos esos caracteres también no solo dependen de la genética igual que en la canaricultura.

Al cultivar varios criadores un mismo linaje con los mismos ancestros aunque a veces separados por varias generaciones y en otras casi compartiendo un parentesco en común ya sea tío, sobrino, tatarabuelo, primo, nietos etc… En los concursos anuales si coinciden esos pájaros al oír sus cantos es donde podremos tener pistas por donde se ha realizado la transmisión, o los cruces óptimos que han salido, además siguiendo la evolución en un cantor día tras día sabremos las diferentes variedades que presenta su canto, la observación hecha de eso es que líneas muy puras presentan un canto con pocas variaciones. Las notas las dan de casi igual manera y sin presentar diferentes calidades en una misma nota. Además de eso no es fácil distinguir el canto entre varios sujetos pues nos habremos acercado a la deseada uniformidad y es lógico suponer que a la similar transmisión, de todas maneras lo dicho es difícil y roza lo utópico.

tec56

Porcroller

FACTORES Y CARACTERES QUE INFLUYEN EN LA HERENCIA. LÍNESAS PURAS Y PROBABILIDADES

Por Joan Alemany Balle

La herencia del canto no se puede interpretar por las simples leyes de Mendel, basados en la observación de un carácter o dos y que unos sean dominantes y los otros recesivos,  son casos demasiado simples en lo referente al canto.

En todo caso, esos conceptos sí pueden servir de introducción hacia otras bases más exactas o que se aproximen más a la realidad.

La Hipótesis  que explica  que la hembra tiene la llave para producir excelentes cantores, pues da su cromosoma X,  que ha heredado de su padre (XX) hay que explicarla. Parte que de la hembra tiene dos cromosomas X e Y, ese último se considera en genética aviar; en cambio su cromosoma X, que ha heredado de su padre donde hay los factores responsables del canto, es trasmitido al hijo suyo cuando se une a un macho de genotipo X1X1  o X1X (para distinguir si ese macho es homozigótico o heterocigoto) y ese macho dará su cromosoma X1 o X al azar para dar el hijo esperado.

Para qué de excelentes cantores se tienen que reunir una serie de requisitos:

1) Que el material genético del  cromosoma X  de la hembra  y proveniente de su padre  sea de primer orden  y su padre sea homozigótico,  pues así  sus dos cromosomas son similares y nos aseguramos que sólo trasmiten ése, si su padre fuera heterozigotico produciría dos tipos de cromosomas, con lo cual se reduciría la posibilidad de transmisión del cromosoma que nos interesa y la posibilidad de recibir el gen que interesa.

2) Que ese cromosoma X  que ha heredado la hembra, que tiene unos factores para el canto excelentes al juntarse con el otro cromosoma X1 o X en cualquiera de los dos casos o en uno de ellos, no se pierdan esas cualidades, señal será que se manifieste y no se diluya por efecto de los cromosomas X1 o X provenientes del macho no del padre de la hembra.

3) Que para que se manifieste el cromosoma X junto con el otro cromosoma X1 o X del macho, los cromosomas de ése tienen que ser similares al de la hembra o actuar en carácter recesivo y el de la hembra en carácter dominante. De hecho, también podemos sacar descendencia masculina aproximada del canario inicial de referencia o de base.

4) Que para que sean similares los cromosomas habrá mas posibilidades de que lo sean si son de la misma familia ,tronco o estirpe, el enfoque no será mezclar genes de forma continuada sino actuar gradualmente sobre un número reducido de ellos y para ello, sí serán útiles los cruces consanguíneos hasta ciertas generaciones para formar estirpes sabiendo diferenciar los sujetos que trasmitan y los que no, pues no por tener una estirpe homozigótica, tiene que tener más calidad, pero sí más individuos iguales que trasmiten lo mismo. Lo que ocurre es que hemos partido generalmente de un canario macho de canto soberbio y homocigótico y de transmisión probada con varias hembras y en varios años. Es posible conseguir sujetos de canto excelente en heterosis, muchas veces se consigue, por ejemplo, mezclando sujetos simplemente de canto superior, a veces buscando la compensación. Pero cómo vamos a tener cierta garantía de continuidad en la transmisión de esas cualidades que nos gustan, si tenemos tanta variedad de genes diferentes para combinarse y, como tal, disminuye la probabilidad de que salga la combinación buena y así aparecen sujetos de distintas calidades y la eficacia es mínima.

Que aunque tengamos esos requisitos cumplidos, ese harz conseguido que hemos trabajado durante años para conseguirlo, tiene que alcanzar su potencial genético máximo con un entorno, una cría, un desarrollo y alimentación adecuados, si no el canto que desarrolle será inferior a lo que realmente puede dar ,la  época de la cría es especialmente importante pues en ella se forman los órganos y se desarrolla la anatomía del individuo que de adulto ejercerá el canto, también se puede incluir en ese cajón de sastre el entreno que recibe aunque eso no es heredable pues al fijarnos en el  resultado que es un canto soberbio sólo un % es hereditario y de ese % no es completamente puro lo que  es la transmisión en muchos casos.

Esa hipótesis anterior de que la madre trasmite al hijo y el padre a la hija, de que es un caso de herencia ligada al sexo, tiene un punto débil. En ocasiones, y se ha podido constatar, el padre trasmite al hijo caracteres deseables para el canto(observación que no es fácil  cuantificar cuando trabajamos en un linaje en que todas las voces son muy parecidas). Esa transmisión de herencia no ligada al sexo no se puede medir con los parámetros XX-XY, sino con AA-BB en donde AA y BB son autosomás, que son los cromosomas restantes portadores de información (hay 7 pares, uno procede del padre y otro de la madre y no hay ninguno vacio como ocurre con el Y de la hembra).

Volviendo al inicio, si consideramos los factores que influyen en el canto nos damos cuenta que no dependen de un solo gen, sino de la acción conjunta de varios de ellos o de una interacción de factores que la teoría mendeliana no puede interpretar con exactitud, para ello vamos a definir:

Carácter Cualitativo: se manifesta como una cualidad bien definida, color de un órgano, su forma, tamaño, se presenta en poblaciones no homogeneas y con dos fenotipos diferenciados de manera absoluta, sin que existan tipos o grados intermedios entre ellos y, en general, están determinados por un solo par de factores, habiendo dominante y recesivo.

Carácter Cuantitativo: son esos caracteres que no basta un número reducido de clases para clasificar a una población, aquí la intensidad de expresión del carácter es una variable continua, capaz, dentro de unos límites de adquirir cualquier valor. Es decir, dos individuos serán distintos cuando la intensidad de ese carácter sea distinto en cada uno de ellos, o sea se mide la intensidad que manifiesta el carácter. Muchas veces ese carácter se rige por factores múltiples, recordar que el canario tiene 8 pares de genes y hay caracteres que se rigen por 3,4 pares de genes. Además hay caracteres en que no existe la dominancia o si existe es incompleta y la f2 es intermedia entre los progenitores. Los caracteres cuantitativos son resultado de la acción de un gran número de genes de pares independientes.

Los genes que intervienen son en parte de efectos acumulativos, por ejemplo, de un gen dominante más otro gen dominante y la intensidad del carácter dependerá del número de genes dominantes que tenga el individuo.

En el canto, para clasificar factores habría que recordar cómo se forma el canto, qué órganos lo producen, qué estructura distinta pueden tener esos órganos, y cómo influyen en la voz para conseguir una mayor gravedad ,oquedad, etc. que caracterizan el canto roller. Al buscar una mejora, siempre nos fijaremos en las características que condicionen un canto superior y cómo podemos fijar esas características y además trasmitirlas a los descendientes.

En el roller se podría considerar carácter cualitativo puro dos divisiones: canto Hueco y canto acuoso ,pero sin que uno de los dos domine completamente al otro al mezclarse, pudiéndose mezclar en codominancia y por efecto acumulativo que domine más uno que otro dependiendo de los genes que posea uno y otro. Otro ejemplo de carácter cualitativo se puede extraer de los estudios del Veterinario Argentino Dr. Frantantoni, cuando se refiere a que ciertos pájaros poseen inteligencia  o no para un tour determinado ,y pueden poseer o no órgano para ello, si suponemos que el órgano puede, en su construcción y desarrollo, variar en cuestión de milímetros en forma y tamaño, estaremos ante cantos distintos. Eso sería un carácter cuantitativo, pero también podría ser una influencia indirecta del entorno (alimentación, luminosidad, ejercicio físico etc…).

Los factores para la aptitud del canto grave son ya conocidos:

  1. A) Amplitud del tórax y potencia de músculo toráxico.
  2. B) Tamaño grande de membrana timpánica (blanda de consistencia para el grave) y su estructura.
  3. C) Tamaño de la cabeza grande.
  4. D) Cuello ancho y corto y buche amplio.
  5. E) Tamaño grande de membrana vibratoria.

Esos órganos están controlados por genes a veces independientes y otros dependientes entre sí y que interaccionan. Todo eso es heredable y está en los cromosomas de las hembras y machos, no se sabe qué genes ni cómo interaccionan, ni cuántos influyen, además, cuando efectuamos el cruzamiento de macho y hembra, los genes se reparten aleatoriamente al azar y hablamos de probabilidades y de % ,pues el número de permutaciones potenciales es enorme y por eso se ven pájaros de distintas calidades. Por eso hay que trabajar con pocos genes y de aquí sale el concepto de pureza  de líneas donde los individuos que pertenecen a una línea pura tienen la misma potencialidad genética si no aparecen mutaciones, no obstante interviene la acción del medio en que cada individuo considerado aisladamente puede alcanzar un desarrollo somático a veces distinto en el medio ,esa influencia del medio es causa de modificaciones importantes en forma y estructura de los organismos o en desarrollo de sus funciones, así como el predominio de ciertos minerales u orgánicos puede originar cambios importantes en el desarrollo, consideramos pues:

  1. A) Alimentación que recibe el animal del criador; distintos tipos de semilla, mayor o menor suministro de frutas y verde etc…
  2. B) Condiciones lumínicas del criadero.
  3. C) Grado de humedad del criadero.
  4. D) Temperatura del criadero.
  5. E) Contaminación acústica en el criadero y atmosférica.

El lugar geográfico es un parámetro que engloba varios de esos caracteres.

Aunque el medio pueda afectar modificando ligeramente al individuo, no afecta al patrimonio hereditario que trasmite. También es importante cuestionar lo que es un carácter adquirido, que es un carácter que un individuo presenta como consecuencia de acciones ecológicas y que lo distingue de los demás individuos de su propia generación. Desde el proceso de semidomesticación en la historia del canario, el hombre ha influido intentando dar unas características e influyendo para lograr esas características a base de selección y formación (entreno), esas características se verán disminuidas si desaparece la acción del medio (entreno y selección).

El modelo a obtener en nuestro caso, un plantel de harz de excelentes cantores y que trasmitan esas características a su descendencia no obedece a un genotipo único si no que se logra con muchos modelos desde donde partir.

tec51

Porcroller

¿APROVECHAMOS BIEN LOS GRANDES REPRODUCTORES?

Por José Expósito López

Para poder hablar de aprovechamiento, primero hemos debido criar y descubrir al posible gran reproductor. Por muy buena y pura que sea una estirpe, sólo unos pocos ejemplares alcanzan las condiciones para poder encuadrarlos dentro del epígrafe GRAN REPRODUCTOR; esta escasez justifica el que nos formulemos la pregunta del encabezamiento.

Supongamos que el criador –A- que reproduce una estirpe de alto valor genealógico y por ascendencia, fenotipo y canto, decide probar  un determinado ejemplar. El primer año, al menos, lo apareará con dos hembras; una de la línea materna y otra de la paterna. Si los resultados son satisfactorios, al segundo año lo probará con un mínimo de cuatro hembras, dos cerrando y dos abriendo siempre dentro de la estirpe.

Suponiendo que de cada una de ellas ha obtenido ejemplares de valor, podemos sospechar que nos encontramos ante uno de los grandes; pero falta una última prueba, ver si sus descendientes transmiten. De no ser así, estamos ante un buen productor de  F-1; pero no ante un gran reproductor.

Antes de poder decidir debe pasar, al menos, otro año y es posible que en la primavera que el ejemplar cumple su tercer año, el criador –A- lo tenga en espera o con una o quizás dos hembras; pues sin contrastar su  valor genético  no se arriesga a una crianza masiva que le provoca cierre y limita las demás alternativas que tiene programadas. Por tanto, lo más probable es que lo ponga con una hembra muy abierta en sangre para investigar la posible dominancia, es decir, en una edad óptima tenemos un posible gran reproductor aparcado o infrautilizado.

Lo correcto es que el criador –A- pase ese candidato al criador –B- que tiene la misma estirpe y la posibilidad de aparearlo con varias hembras de su misma línea y cuando decimos –B- podemos decir –B- C o –D- pues no le perjudica en absoluto el que a ese posible semental se le aparee con 10 ó 12 hembras en la misma temporada y no es una afirmación teórica, sino contrastada  con la experiencia.

Esta forma de proceder permite que otros criadores tengan varios F-1 buenos o muy buenos y cuando el criador –A- analiza la descendencia F-2, obtiene una información válida para él y para toda la cadena de criadores –B-C-D etc. Lógicamente si el resultado es positivo, el reproductor debe retornar al criador –A- que en la temporada que cumple los cuatro años lo empleará de forma masiva pudiendo ya realizar encastes  si ha hecho bien los deberes con los primeros descendientes. Los demás criadores se benefician de la información adquirida por el denominado –A- y colaboran en el desarrollo de una amplia línea sobre el ejemplar que estamos analizando. Esta abundancia beneficia a todos y permite un amplio despliegue  de la línea en los distintos criaderos que han participado en este trabajo de equipo.

En estirpes bien desarrolladas casi todos los reproductores alcanzan los cinco o seis años sin problema, de ser así, se debe repetir lo dicho para el tercer año con los mismos o nuevos criadores según interese encastar o abrir al ejemplar con el que estamos trabajando. Afortunadamente en la mayor parte de los criaderos modernos, la única oscuridad  que existe es la de la noche; pues con ejemplares que han pasado su juventud en la “mina” es imposible lograr lo anterior; sin entrar en el mal trato que se proporciona a un ser indefenso. Sol, al menos mucha luz, aire libre y espacio para volar son las condiciones óptimas para poder alcanzar las metas más ambiciosas.

Puede parecer utópico; pero lo descrito en los puntos anteriores se está llevando a la práctica actualmente y además se dan las condiciones necesarias bajo los dos aspectos fundamentales:

  1. A) Hay una estirpe con muchos criadores más o menos en exclusiva.
  2. B) Todos los criadores que conozco son personas de alto nivel cultural, un elevadísimo porcentaje con estudios universitarios, y con suficientes conocimientos y experiencia en la crianza.

Por tanto, es el momento óptimo para provocar un salto cualitativo en el Roller y mantener o incluso mejorar los resultados en los campeonatos C O M ; esto provocará una expansión a medio plazo .

Una de las afortunadas realidades actuales es que cualquier  aficionado  novel dispone de varios criadores dispuestos a proporcionarle un número suficiente de ejemplares de altísimo valor genealógico y además con una amplia información sobre la forma de cultivarlos, incluyendo árboles genealógicos muy desarrollados en los que apoyarse en todos los sentidos. Creo, honestamente, que ésta es otra  de las herencias de D. FRANCISCO ALARCÓN.

Es evidente que la colaboración es posible; tampoco nos vamos a librar del típico aprovechado que esté a ver lo que pesca; cada vez es más escaso el criador insolidario, quedando reducido a una simple anécdota a la que no hay que prestar la mínima atención.

Personalmente he tenido la fortuna de recibir en diciembre de 1992 de manos de su criador, en mi primera visita a la COCINA DE ALARCÓN,  el 23/89-724 hijo único del “  CAMELLO “ , advirtiéndome que en ese año no había sido fértil .Pero la fortuna es caprichosa y en el año 1993 fue padre de 14 descendientes. A finales del año 1993  ALARCÓN me proporciona las hembras adecuadas para los híbridos del 23/89-724, pues las cuatro hembras que le puse eran totalmente ajenas a él y, por supuesto, muy inferiores en calidad de canto, aunque pletóricas físicamente y excelentes criadoras.

Esta afortunada coincidencia es la causa de la existencia de los actuales “CAMELLOS“ ; a finales de 1998 recibo también de manos de su criador el 1/96-724, uno de los últimos CARUSOS que he oído, me crió hasta el año 2002 incluido; era tan maravilloso en todos los aspectos que las hembras pusieron 113 huevos y nacieron y vivieron 112 pollos; todos  sus hijos fueron  ejemplares magníficos y en la pasada primavera del actual 2007, su último hijo 7/02-J112 se ha reproducido perfectamente.

También en la primavera a la que acabo de referirme recibo el  30/05-Z de D. ALEJANDRO CUERVO y a finales de temporada el 51/02-AL de D. GONZALO VERGARA,  que a sus cinco años tiene un aspecto magnífico y 100% de fertilidad y que ambos he puesto en cría con hembras troncales purísimas. No cito, por innumerables, los que durante los últimos años hemos intercambiado D. RAFAEL CORTAZAR  y servidor.

He querido citar unos cuantos ejemplares para intentar demostrar que las suspicacias que suele haber con los canarios de cierta edad son injustificadas y, por el contrario, debemos saber valorar que cuando un canario permanece durante varios años en un criadero no es porque come muy bien el alpiste.

Estos grandes reproductores deben ser respetados, no tiene ningún sentido ponerlos en jaulas de canto, su función es puramente reproductora y no debemos atentar contra su vigor y salud; si nos ceden un gran reproductor debemos saber cuidarlo y protegerlo para poder pasarlo o devolverlo en óptimas condiciones. Es curioso y muy agradable ver cómo se acercan a la puerta, se dejan coger e incluso  se suben a la mano del criador para que los cambie de “domicilio” pues tienen muy claro que casa nueva significa chica nueva.

Está claro que aprovechar un gran reproductor significa compartirlo con otros criadores de la misma estirpe. Ojalá que en poco tiempo “MUCHOS CRIADORES ,POCOS REPRODUCTORES “ sea una realidad que diferencie a la actual generación de rollistas que por su condición humana y conocimientos pueden marcar un antes y un después en el  Roller  moderno y lo más difícil ya está superado. Ánimo  y generosidad.

tec51

Porcroller

EL CANTO DEL CANARIO ROLLER

Por Ángel Rodrígez Cardeña

Jean Chiny, prestigioso aficionado francés, juez experto y biólogo, escribió artículos muy importantes en diversas revistas de canarios sobre muchos aspectos de la canaricultura. En 1959 apareció su libro LE CANARI en el que se recogían todos sus estudios sobre la canaricultura: alimentación, técnica de la cría, canarios de canto y canarios de color.

Otro estudioso ha sido G. P. Mignone, que ha intentado explicar todo lo relacionado con el órgano cantor y la producción de los diversos giros. Sus estudios se publicaron en diversas revistas italianas y en sendos libros sobre el canario Roller y el Malinois.

A pesar de los años transcurridos muchas de sus enseñanzas siguen teniendo validez y siempre son una referencia interesante, y curiosa, que nos muestra una parte del camino recorrido por la canaricultura. El presente artículo es una recopilación y adaptación de las teorías de estos autores.

LA PRODUCCIÓN DEL CANTO

Para obtener buenos cantores, es muy conveniente y casi necesario comprender la formación del canto. Según las observaciones de algunos autores, se puede decir que el órgano cantor influye un 60%, el aprendizaje un 15% y la actividad hormonal otro 15%, aunque estos porcentajes son muy puestos en duda por otros autores actuales. Un canario sólo canta aquellos giros o estrofas que le permiten sus órganos. Su canto será modificado por la imitación de los sonidos escuchados  en los límites en que él pueda reproducirlos. Su canto será diferente según su estado físico o según que sufra el efecto de excitaciones diversas.

La estructura del órgano cantor depende de múltiples caracteres hereditarios, que  se transmiten según las leyes de la genética, lo que explica la dificultad de prever con exactitud el resultado de los cruzamientos.

EL ÓRGANO  CANTOR Y LA PRODUCCIÓN  DE LOS DIVERSOS GIROS O ESTROFAS DEL  CANTO

El canto del canario se produce en un órgano especial propio de las aves, la siringe. Ésta se encuentra al finalizar la tráquea, donde se ramifica en los dos bronquios que llevan el aire a los pulmones. La siringe se encuentra dentro del saco aéreo ventricular, el cual tiene una gran importancia en la producción del sonido. La siringe viene a constituir un ensanchamiento de la tráquea en la parte final de la misma y posee varios anillos cartilaginosos flexibles que por acción de varios músculos acortan y alargan la siringe como si fuera un fuelle. En el interior de la siringe hay varias membranas, entre las que se encuentran la membrana semilunar y las membranas timpánicas internas.

En condiciones normales el aire sale de los pulmones por los bronquios, pasa al lado de las diversas membranas y sale al exterior sin producir ningún sonido. Pero si aumenta la presión aérea dentro del saco aéreo ventricular la siringe recibirá esta presión, se aplanarán sus paredes y las membranas quedarán distendidas. El aire que sale de los pulmones choca con las membranas, las hace vibrar y producirán una serie de sonidos.

Éste es el mecanismo básico de la producción del sonido, pero ¿qué influye en la fuerza del sonido y en la altura del mismo? La fuerza del sonido está en íntima relación con la presión del aire expirado. Cuanto mayor sea esta presión mayor será la fuerza del sonido; el pico ancho y abierto ayuda a producir sonidos muy fuertes y  estridentes.

La altura del sonido hace  referencia a si el mismo es alto, medio o bajo, es decir, a su situación en la escala musical. Los tonos altos hacen referencia a sonidos agudos, los tonos bajos a sonidos graves y profundos.

Los sonidos bajos se producen cuando:

  1. A)   El músculo bronquio-traqueal es largo y puede mantener la tráquea alargada. Una                tráquea  corta produce sonidos agudos.
  2. B) La presión aérea dentro de la tráquea disminuye.
  3. C)   La pared de la tráquea es blanda.
  4. D)  El pico está cerrado.
  5. E)  El esófago o parte superior de la tráquea se dilata, formándose una especie de caja de               resonancia (el pájaro hincha la garganta).
  6. F)  Los sacos aéreos son grandes y están llenos de aires, con lo que se amplifican los sonidos              bajos aprovechando la resonancia.

En los diversos giros o estrofas del canto del canario no intervienen las mismas membranas ni éstas se quedan todas igual de distendidas. Las diversas estrofas se caracterizan por el lugar en que se encuentra la membrana que lo produce y por el grado de distensión  de dicha membrana. Las membranas se pueden encontrar en la parte alta, media o baja de la siringe y pueden estar totalmente distendidas o relajadas, medianamente relajadas y rígidas. La combinación de estos dos factores da lugar a las diversas estrofas o giros tal como puede observarse en la siguiente tabla.

tec51

Todas estas características fisiológicas son heredables pero no de una manera simple, ya que dependen de varios genes. El órgano de canto de los canarios responde a un carácter genético acumulativo. La siringe se encuentra en los dos sexos, pero es utilizada solamente por los machos gracias al impulso de las secreciones  hormonales sexuales  (de ahí la hipótesis de que las hembras que cantan deben tener un sistema glandular sexual mal equilibrado). Desgraciadamente, la siringe (y el aparato vocal entero) no son visibles durante la vida del pájaro y sólo nos debemos conformar con constatar sus efectos y estudiar  los sonidos que produce.

HIPÓTESIS SOBRE EL CANTO

  1. A) La herencia determina las posibilidades de la siringe. Cada siringe tiene unos márgenes de posibilidades para emitir ciertos sonidos.
  2. B) El margen de las posibilidades es hereditariamente más o menos amplio. Hay canarios que pueden emitir gran diversidad de sonidos y de diferentes maneras y otros que sólo emiten unos pocos y siempre de la misma manera.
  3. C) Las posibilidades de emitir sonidos graves y profundos son más raras que las posibilidades para emitir sonidos altos y agudos. Estas últimas posibilidades se dan con más frecuencia.
  4. D) Las posibilidades fáciles se encuentran espontáneamente, las posibilidades difíciles a menudo solamente salen con el aprendizaje.
  5. E) Los giros o estrofas del canto se producen cuando el aire emitido por los bronquios choca con las membranas vibratorias: la velocidad de las vibraciones es la causante de la altura del sonido.
  6. F) Las contracciones secundarias que producen las R (ruladas, campanas) puede que se produzcan por la acción de la membrana semilunar. Hay que advertir que intervienen siempre en los giros producidos por las contracciones bajas, lo cual es evidente.
  7. G) Los golpes de agua se producen por una particularidad de la forma de la membrana correspondiente, que obstruyendo el paso del sonido, lo deja pasar como a borbotones.
  8. H) Las consonantes finales no tienen importancia, son una simple preparación para la contracción siguiente.
  9. I) El espesor del cartílago de los anillos inferiores de la tráquea modifica el rendimiento vibratorio (resonancia).
  10. J) La emisión de los giros, y sobre todo la velocidad de emisión (altura del sonido) dependen de impulsos neurohormonales. Sabemos modificar dichos impulsos con el régimen alimenticio y ambiente (oscuridad).

EL CRUZAMIENTO DE LOS CANARIOS DE CANTO

Teniendo en cuenta la importancia de la herencia en la producción del canto debemos dedicar mucha atención a la elección de los reproductores que hay que emparejar. De un emparejamiento bien calculado puede salir un campeón.

Debemos tener en cuenta las siguientes reglas:

  1. A) Buscar pájaros que tengan una bella resonancia de tráquea que dará unos bellos sonidos (esto se olvida muy a menudo).
  2. B) Analizar la piada de la hembra (todas no son iguales); la piada, al igual que los giros, se emite a diferente altura de sonido, hay que buscar las piadas de una altura de sonido más baja, es decir, las más graves.
  3. C) Procurarse, si es posible, la ficha del canto del padre de la hembra. Es bueno que cuando se adquiere una hembra se consigan las fichas de canto de los hermanos, del padre y de los abuelos, sobre todo del materno.
  4. D) Hay que tener en cuenta la ficha de canto del macho.La teoría de que las cualidades del canto provienen sobre todo de la hembra no tiene ningún fundamento.
  5. E) Los giros parecidos se refuerzan, de ahí la importancia de la consanguinidad y de echar canarios con un canto lo más similar posible. Hay que procurar emparejar ejemplares que tengan el mismo repertorio, que utilicen las mismas vocales, que den los giros en el mismo orden y que la voz sea lo más similar posible. Como no es posible ver esto en la hembra, hay que escuchar a los hermanos y padre.
  6. F) El exceso de factores parecidos destruye el canto, de ahí el peligro de una consanguinidad prolongada. El problema de la consanguinidad prolongada es que no sólo destruye el canto, sino otras cualidades indispensables como son la resistencia a las enfermedades, las buenas cualidades reproductoras, volumen de la voz, etc.
  7. G) Los giros altos o agudos rompen los bajos o graves y los bajos rompen los altos. El giro así obtenido tendrá diferente altura de sonido (más o menos grave) pero se emitirá con más fuerza, con más volumen. Esto es lo que suele ocurrir cuando se refresca sangre en un criadero, se pierde gravedad pero se gana en volumen y sonoridad.
  8. H) Las leyes de la genética nos explican el porqué es imposible estar seguro de los resultados debido a la reaparición de caracteres recesivos, al elevado número de posibilidades combinatorias, así como al desconocimiento exacto del patrimonio genético de cada pájaro.

ACCIÓN DE LA ACTIVIDAD HORMONAL

La contracción de las membranas vibratorias depende de impulsos neurohormonales. Las glándulas sexuales son las responsables de la producción de hormonas que ponen en juego la producción del canto. La hipófisis juega el papel de jefe de orquesta, es decir, regula o dirige la producción de diversas clases de hormonas. El sol y la vitamina A favorecen la actividad de la hipófisis con lo que se produce un canto abundante, vivo y rápido. Inversamente el frío, la oscuridad y la muda neutralizan la actividad de la hipófisis y el canto se aminora e incluso se detiene.

Podemos influir en la producción del canto actuando sobre aquellos factores que a su vez actúan sobre la hipófisis. Si sometemos al canario a un  régimen alimenticio pobre en vitaminas y proteínas, y lo acompañamos de oscuridad, se reducirán las secreciones de su hipófisis y disminuirá la vivacidad de su canto, produciéndose vibraciones más lentas de sus membranas. rO se transformará en rU; Li se convertirá en Lo o incluso en Lu, además, el pájaro, dentro de sus posibilidades, emitirá preferentemente giros que exijan un estado rígido de las membranas vibratorias. Este resultado es perfecto mientras el canario esté sometido a este régimen, pero cuando varía, su alegría (y las secreciones de su hipófisis) aparece otra vez y entonces canta giros más fáciles que expresan mejor su fuerza y su alegría de vivir (o de marcar su territorio); estos giros son sobre todo aquellos que requieren un estado relajado de sus membranas vibratorias.

Se debe trabajar sobre todo la herencia de los canarios y no cargar en ponerles a oscuras, ya que jamás conseguiremos que un canario dé un giro cuya emisión le es imposible por la constitución de su siringe.

Un exceso de fatiga puede desarreglar el sistema glandular y llevar a una fatiga muscular de los músculos de las membranas vibratorias que impida las contracciones rígidas. Si la fatiga es excesiva (caso de un canario que cante demasiado por estar viendo a las hembras o  a otros machos) puede lesionarse y estropear las membranas vibratorias. Si la lesión es muy grave, como también puede ocurrir con ciertas infecciones de la siringe,  la recuperación es imposible.

                                                                    EL APRENDIZAJE

Los canarios poseen una gama de posibilidades de canto y descubren espontáneamente la mayor parte de los giros, pero a veces ignoran algunas de sus más bellas posibilidades. El canario es un gran imitador  y podemos hacerle aprender esos giros que no ha encontrado espontáneamente. Conviene recordar que sólo podrá aprender aquellos giros que su siringe es capaz de emitir.

Durante el aprendizaje podrá aprender algunos giros que difícilmente produciría sin ningún aprendizaje, pero aprenderá  primero y repetirá con más frecuencia los giros que le son más fáciles, de ahí el peligro de un profesor o un compañero de aprendizaje que emita giros defectuosos o faltas, ya que este tipo son muy fáciles de aprender y repetir.

El profesor deberá tener los mismos giros que los alumnos, si no el canto será totalmente desvirtuado. El mejor profesor es el padre de los canarios o cualquier otro adulto siempre que en nuestro criadero tengamos establecida y fijada una línea de canto. Comprar un macho de alta puntuación para que sea el maestro de nuestros canarios noveles puede ser inútil si no pertenece a la misma línea de canto. Canarios con un Knorren excepcional utilizados como maestros de pájaros cuya siringe no tiene la estructura adecuada pueden dar unos resultados imprevisibles y no los esperados.

Es mejor comenzar el aprendizaje lo más tarde posible y dejar al canario en una voladera para que se fortalezca y marque sus  tendencias. Una vez enjaulado se esperará a que su canto se desarrolle bien, entonces se le pondrá con un excelente profesor que le enseñará todos los recursos de su arte dentro de sus posibilidades. En algunas semanas estará listo para los concursos antes de que su canto se deforme.

tec51

Porcroller

EXPERIMENTO CON CANARIOS HARZER Y SERINUS CANARIUS

Por Miguel Ángel González Luis

A continuación voy a relatar una experiencia  que llevé a cabo en mi criadero. En canarias, como todos sabemos, hay aún canarios salvajes en libertad, “por suerte”. Últimamente  y debido a los insecticidas y a la construcción de viviendas en zonas de vegetación, cada vez hay menos canarios en libertad.

En mi terreno y por las época de cría, los canarios silvestres suelen hacer nidos. Se me ocurrió coger los huevos de un nido caído al suelo y, colocárselos a una pareja de Roller que tengo en mi casa. Para de esta forma poder ver la evolución de esos canarios silvestres, incubados y criados por canarios de canto Roller. Los huevos de los canarios roller  se los pasé a un amigo que cría pájaros de postura y utiliza  raza española como “ama de crías” así lo denominamos en canarias (ustedes las llaman nodrizas).

De los pájaros silvestres saqué cuatro pichones, dos hembras y dos machos (curioso cincuenta por ciento de cada). A las hembras las eché a volar tan pronto como consideré que eran adultas y los machos los tuve en jaulas de cría, hasta que empezaron a cantar. Ellos nunca habían oído a sus padres silvestres, sólo habían escuchado el canario de los Roller. Estos pájaros “adoptados”, al no estar preparados para emitir los giros característicos del Roller, no cantaban su melodía, pero tampoco cantaban a semejanza de un canario silvestre. Sólo se limitaban a emitir unos chillidos muy graciosos. Uno de ellos estaba casi siempre con esos chillidos, el otro se mostró más reacio, aunque lo hacía en algunas ocasiones.

Pasado un tiempo los dejé en libertad, el nervio, la casta y la vivacidad del pájaro silvestre no lo habían perdido.

Con el tiempo me pregunto:

¿Qué será de esos pajaritos machos respecto a su canto?, ¿Habrán continuado con esos chillidos o habrá  evolucionado su canto?.

Volviendo a los cuatro huevos que dejé al amigo, eclosionaron tres de ellos, un macho y dos hembras. Al macho lo puse en una jaula de canto, con la intención de entrenarlo y poder escucharlo. Este pájaro nunca  había  escuchado ni visto ningún pájaro Roller. Curiosamente, sí cantaba con el pico cerrado, pero el canto no se parecía en nada al de sus hermanos de otras nidadas que, en mi casa, yo había sacado adelante.

La experiencia no me sorprendió, yo pienso que un canario al igual que las  personas, si no tiene las condiciones para ser tenor por mucho profesor que tenga, nunca llegará a serlo. Pero si tiene unas buenas condiciones, con un profesor puede llegar lejos.

Creo que los pájaros tan pronto salen del huevo, comienzan a escuchar a sus padres y las condiciones de cada uno dan el resultado final. Llevo en este mundo de los pájaros desde pequeño y me fascina. Aunque conocedor del canario Roller recientemente, miro hacia atrás y me pregunto ¿cuánto se habrán perdido mis oídos de escuchar esos maravillosos  giros por haberlos descubierto tan tarde?.

Con esta experiencia no quiero dar lecciones a nadie, simplemente cuento lo que me sucedió. Aprovecho la ocasión para felicitar a todos los criadores de pájaros y en especial  a los del canario roller.

tec51

Porcroller

UTILIDAD Y UTILIZACIÓN DE LA CONSANGUINIDAD EN LA CRIA DEL CANARIO

Por Ángel Rodríguez Cardeña

Hojeando entre los papeles de una carpeta apareció un artículo  publicado en una página de INTERNET ya desaparecida. El artículo me parece de gran utilidad para cualquier criador de canarios, sea de la raza que sea. Su autor es Stéphane Vansteelant.  El presente artículo es una traducción con pequeñas modificaciones del publicado por el mencionado autor.

La consanguinidad ha sido, y es, un método muy preconizado por ciertos criadores que consideran a este método excelente si los ejemplares proceden de estirpes de buena calidad y es, a veces, muy criticado por otros. Los criadores han sido durante mucho tiempo bastante hostiles a este método, cuando no claramente opuestos al mismo, aunque ciertas razas de animales domésticos hayan sido enteramente creadas utilizando la consanguinidad. Algunos criadores lo han utilizado en sus planteles de canarios, tanto de canto como de postura o  de color, y son de los que más medallas han obtenido en los campeonatos del Mundo.

La consanguinidad es un método de reproducción en el cual se acopla a los progenitores que pertenecen a una misma familia, emparentados por un grado de parentesco más o menos alejado. En efecto, según un código preciso hay tanto grado de parentesco como de generaciones en línea directa remontándose al ancestro. Así entre un padre y su hija hay un grado de parentesco de 1er grado. El grado es 2 entre un abuelo y su nieta o entre un hermano y su hermana. Es de 4 entre primos hermanos. La consanguinidad es decreciente en el orden siguiente: hermano x hermana, medio hermano x hermana, sobrino x tía.

La consanguinidad se utiliza frecuentemente con muy buenos resultados a condición que los sujetos utilizados sean sujetos de élite. Se consigue un alto grado de uniformidad en el tipo y en los resultados. Permite concentrar en los individuos los genes de un antecesor que ha sido utilizado muchas veces como reproductor. Tiende a separar la raza en familias distintas, cada una de ellas ligada a un antecesor de muy alta calidad del que se han querido fijar sus excepcionales características. Entre estas familias es imposible practicar una selección familiar. La consanguinidad lineal aumenta notablemente la homocigosis y el poder de los individuos de transmitir los caracteres raciales.

Es interesante considerar las aplicaciones prácticas de la consanguinidad lineal. Es evidente que si un macho produce con diferentes hembras descendientes de calidad superior a la de sus madres se debe utilizar el gran potencial genético dominante de este animal e intentar fijar sus características. Se aumentará la relación de parentesco entre sus descendientes y él por una consanguinidad en línea directa. Si el macho muere, se deberán fijar sus características indirectamente a través de sus descendientes: en este caso es siempre importante aplicar rápidamente el sistema de consanguinidad lineal antes de que la relación de parentesco entre los descendientes sea demasiado baja. También será bueno recurrir a la consanguinidad colateral entre primos hermanos.

Otra aplicación de la consanguinidad lineal es el establecimiento de una línea. Para establecer una línea es necesario, en primer lugar, adquirir sujetos de excelente calidad, en perfectas condiciones de salud y que respondan perfectamente al estándar de la raza. Las hembras serán acopladas a un macho “cabeza de línea” y que proceda del mismo tronco que las hembras, tronco del antecesor macho de estas hembras. Esta unión nos debe permitir la obtención de sujetos de valor entre los que se podrá seleccionar a los mejores. En caso de que esta unión no sea posible, se puede utilizar una hembra como base en el acoplamiento, echándola con un macho de sangre diferente una vez y otra con otro macho de excelente valor y que esté emparentado con el primero. Se seleccionará a los mejores ejemplares obtenidos y se les cruzará entre ellos y posiblemente darán unos sujetos homogéneos de excelente calidad.

Cuando después de un cierto tiempo de consanguinidad lineal se advierte que esta consanguinidad ya es muy estrecha (la señal de alarma es la aparición de sujetos inestables, defectuosos y también la lentitud en la velocidad de crecimiento de los jóvenes), es necesario entonces introducir sangre nueva. La mejor forma de hacerlo sin estropear demasiado el trabajo realizado es buscar un macho que tenga el 50% de sangre nueva. En la práctica conviene utilizar el hijo de un macho muy bueno de nuestra línea y de una hembra de una línea totalmente diferente.

La consanguinidad tiende a acrecentar el número de homocigotos y hace aparecer también todas las taras defectuosas que podían existir en ese plantel en estado recesivo. Por eso cuando se trabaja de esta forma hay que realizar una selección rigurosa y sólo conservar para la reproducción a los individuos que producen los pájaros más sanos, los más vigorosos, los más próximos al estándar.

Las posibilidades de realizar las mejoras previstas son superiores si se utiliza para la reproducción consanguínea sujetos que hayan sufrido la selección genotípica sobre la descendencia porque es seguro que ellos poseen los genes deseados. El porcentaje de sujetos homocigóticos aumenta en una población con las uniones consanguíneas (ley de Hardy), de forma que aumenta la probabilidad de heredar los caracteres iniciales de los progenitores, macho o hembra. Con una consanguinidad estrecha las posibilidades de sacar sujetos heterocigóticos disminuye a la mitad: los heterocigóticos desaparecen a medida que aumentan los cruces consanguíneos ya que los únicos que subsisten son los homocigóticos y se acrecienta la homogeneidad de la población. Es evidente que la consanguinidad estrecha más o menos incestuosa como la indicada anteriormente, es la llamada “dentro y dentro” de los anglosajones, formada por cruces padre con hija, hijo con madre, hermano con hermana. La menor tara recesiva puede aparecer con estos cruzamientos de la misma manera que puede aflorar un carácter recesivo beneficioso, lo que justifica el aforismo de Lush “La consanguinidad no es el crimen, pero descubre el crimen”. Las taras, defectos o cualidades son condicionados por genes que, si son recesivos, aparecen gracias a la homocigosis y estaban enmascarados anteriormente por la heterocigosis de los progenitores iniciales.

Una consanguinidad larga consiste en criar con individuos poco emparentados, el “in breeding” o “close breeding” es el cruce de dos individuos que están separados tres o cuatro grados de parentesco. El “Line breeding” es el de individuos separados por cuatro o cinco grados de parentesco. Se habla de “Largge breeding” cuando hay más de cinco grados de parentesco de separación entre los reproductores.

La utilización de la consanguinidad ha sido durante mucho tiempo tema de controversia y el problema ha estado oscurecido por la parcialidad de los criadores así como por la inexactitud de las conclusiones extraídas de los experimentos y ensayos practicados. La puesta en práctica de la consanguinidad supone ciertas precauciones, resultado de la estricta observación de reglas inquebrantables, bien codificadas por el Doctor Roplet.

Regla 1: La consanguinidad tiende a la homocigosis produciendo la pureza pero solamente para la cualidad considerada por el criador. Es decir, que los caracteres que el criador busca se benefician mucho con este método, pero los caracteres débilmente buscados van degenerando. Ellos degeneran porque no se les tiene en cuenta, bien por actitud del criador o por imposibilidad material (número de parejas) de eliminar los recesivos para estos caracteres secundarios. Es pues necesario evitar abandonar provisionalmente la mejora de ciertos caracteres considerados como secundarios y evitar  concentrar únicamente el trabajo en las cualidades que parecen primordiales, contando con volver posteriormente a mejorar estas cualidades intentando revalorizar lo que anteriormente se había menospreciado. En efecto, si se olvida una cualidad, su defecto o su falta se convierte en homocigótica (ley de Hardy) y ya no es posible reintroducir esa característica si no es por “introducción de sangre nueva”, lo que va a destruir todo el trabajo realizado anteriormente. Evidentemente hay necesidad de considerar numerosas características, porque si el criador se ocupa únicamente de mejorar cualidades muy específicas (cierta línea de canto o melaninas), irá hacia atrás en otras (morfología, posición, fecundidad, resistencia a enfermedades, cualidades reproductoras,…)

Regla 2: Los malos efectos de la consanguinidad son imputables a la heterocigosis, siempre debida a un “out breeding” en las generaciones anteriores. Paradójicamente, la consanguinidad aumenta en este caso la variabilidad y la frecuencia de aparición de indeseables, pero el gran error sería volver a la unión con otra hembra de fuera del criadero, que aportaría aún una mayor variabilidad. El, único remedio consiste en la prolongación de una consanguinidad estrecha con selección rigurosa de los recesivos y su eliminación de la reproducción. Prácticamente, la aplicación de la consanguinidad con alianzas exteriores (out breeding) produce resultados indeseables. Pero el único remedio es continuar la consanguinidad. Resulta de ésto que la consanguinidad es mucho más ventajosa y benéfica en un breve espacio de tiempo en una población ya relativamente consanguínea que en una población heteróclita. El criador tendrá el más grande interés en testar la descendencia para reducir la heterocigosis. Llegará a producir una descendencia homogénea y a aumentar considerablemente el porcentaje de pájaros de buen nivel. Estos pájaros serán casi idénticos y constituirán un stam de muy alta homogeneidad.

Regla 3: Es necesario no utilizar reproductores inferiores al ideal que el criador se propone alcanzar. La consanguinidad solamente da buenos resultados siempre que la frecuencia genética del carácter favorable buscado sea elevada. El criador busca fijar este carácter favorable. Es pues preciso hacer cruces entre familias alejadas hasta que se haya producido un número suficiente de excelentes individuos para comenzar entonces con la consanguinidad. El número de individuos excelentes debe ser muy grande porque siempre hay numerosos sujetos portadores de un fenotipo erróneo que hay que eliminar. Durante las cuatro o cinco primeras generaciones, es preciso vigilar no sólo la mayor calidad de un conjunto sino también la calidad de los mejores sujetos que serán los únicos utilizables como reproductores.

Regla 4: No hay que utilizar nunca animales defectuosos (homocigotos recesivos para un determinado carácter). El acoplamiento de dos animales defectuosos sólo producirá pájaros defectuosos y no se podrá avanzar en las cualidades buscadas.

Regla 5: Sería bueno que varios criadores trabajasen en estrecha colaboración, seleccionando cada uno líneas diferentes pero con los mismos objetivos selectivos. El desarrollo simultáneo de varias líneas es una garantía contra la involuntaria pero inevitable pérdida de genes resultante de la consanguinidad. Poder sacar o tomar machos o hembras de estas diferentes líneas puede permitir volver a recuperar eventuales carencias y no acabar en un callejón sin salida definitivo. Además, como esto pasa muy a menudo en la cría, la fecha de separación de las diversas líneas no es muy antigua y se aprende deprisa por charlas que muchos pájaros de nuestros criaderos tienen ancestros comunes provenientes de un criador líder en el momento de la compra de los canarios. Así, si el criador no ha practicado mucho el “out breeding”, la impureza resultante de acoplamientos de animales de líneas diferentes no es nunca ni muy grave ni muy grande y los cruces con animales del exterior no producen perturbaciones demasiado importantes.

Se debe practicar la consanguinidad cuando se quieren producir sujetos muy parecidos a los que se admira o se desea. La consanguinidad tiene otra enorme ventaja que ha sido considerada desde hace mucho tiempo por los criadores: ayuda a la selección de genes desfavorables haciéndolos aparecer en determinados individuos. Esta concentración en determinados individuos permite su Eliminación: es suficiente eliminar de la reproducción los sujetos con taras. Lo ideal sería que un único pájaro de una nidada acumulara todas las taras.

La consanguinidad también permite formar familiar distintas, ofreciendo la posibilidad de una selección más rigurosa que entre individuos. Sobre todo en lo que concierne a los caracteres débilmente hereditarios. También permite comprobar el valor hereditario de un macho semental. El test de la consanguinidad incestuosa sirve de prueba y constituye el test más riguroso del valor hereditario de un macho. Pero el menor de los méritos de este método de reproducción no es el permitir la creación de individuos fuertemente homocigóticos calificados de “RAZADORES” (en castellano los llamaríamos de pura sangre). El poder RAZADOR de un reproductor es la capacidad de transmitir a sus descendientes unas características tales que ellos se parecen entre sí y a sus padres más de lo que es corriente.

En zootecnia es habitual denominar bajo el término herencia unilateral el hecho por el que un hijo se parece únicamente a uno de sus progenitores. Uno solo de los dos ascendientes ha transmitido sus caracteres con la exclusión del otro progenitor. Todo ocurre como si el producto fuese el fruto de únicamente sus genes. Un progenitor que tenga estas cualidades es evidentemente un RAZADOR y posee la cualidad de marcar su impronta y sus características a toda su descendencia, es lo que se llama un marcador de línea o iniciador de una línea. Algunos canarios brillan en los concursos por sus cualidades visibles pero se manifiestan como mediocres reproductores. La facultad de RAZAR (marcar su impronta y sus características) como muy bien la define el profesor Jean Blain, no es otra cosa que la posesión por un reproductor, de caracteres dominantes que se mantienen y manifiestan en la primera generación. Esta es una cualidad a la que hay que saber atribuir unos límites y que la selección sola no llega a mantener. Si no se utiliza la consanguinidad, no hay ninguna razón para que los caracteres dominantes continúen apareciendo en la totalidad de los sujetos durante la segunda generación. Si las buenas cualidades de los RAZADORES han persistido durante numerosas generaciones es que, por una parte, los sujetos portadores de caracteres recesivos no buscados han sido cuidadosamente eliminados. Se ha dicho que es mejor practicar una consanguinidad estrecha con un buen reproductor que una consanguinidad larga con un reproductor mediano. En el terreno práctico no hay ningún progenitor que RACE (de RAZAR) realmente, pero hay progenitores que poseen unos caracteres que se imponen. Teniendo en cuenta las leyes de Mendel, el abecedario de la cría, es fácil constatar que un progenitor que posea unos caracteres dominantes en dosis doble (homocigótico) los transmitirá obligatoriamente a su descendencia, mientras que uno que los posea en dosis simple (heterocigótico) sólo los trasmitirá al 50% a sus descendientes. Si el número de hijos es relativamente reducido, el azar puede hacer que ninguno de sus hijos se le parezca.

Resumiendo todo lo expuesto hasta ahora, podemos decir que las diversas causas del poder como RAZADOR de un individuo son:

  1. La Homocigosis. Cuando el animal es perfectamente homocigótico sólo tendrá los genes que nosotros hayamos seleccionado. El poder como RAZADOR es directamente proporcional a la cantidad de buenos genes para los cuales el pájaro es homocigoto.
  2. La Dominancia. El valor de un reproductor es máximo si todos los buenos genes son dominantes y los tiene en estado homocigótico, ya que un descendiente que reciba un gen dominante mostrará únicamente el efecto de ese gen.
  3. La Epistasia. Fenómeno por el cual un carácter depende de una combinación de varios genes que individualmente tendrían un efecto nulo o negativo (defectuoso). Normalmente esta combinación epistásica tiende a ser rota en cada generación, mientras que la consanguinidad lineal permite aumentar su probabilidad.

El valor del poder RAZADOR de un individuo está en función de los acoplamientos practicados. Los defectos son frecuentemente debidos a genes recesivos y un reproductor RAZADOR puede poseerlos en estado heterocigótico. Cuando se le acopla con un animal cualquiera, aparentemente no defectuoso, pero igualmente heterocigótico para el defecto considerado, este defecto podrá manifestarse como en cualquier otro acoplamiento entre heterocigóticos. En definitiva, el poder como RAZADOR no es transmisible salvo en lo que concierne a la dominancia. La homocigosis de un macho semental sólo se encuentra en sus descendientes si las hembras que se le ofrecen son igualmente homocigóticas para los caracteres buscados. Ahora bien, un alto grado de homocigosis sólo puede ser alcanzado a través de numerosas generaciones sucesivas de cruces y desgraciadamente puede ser destruido por un único acoplamiento en outbreding.

En la cría es pues necesario buscar y conseguir un equilibrio entre los caracteres buscados y los caracteres indeseables. Este equilibrio depende de la habilidad del criador y de sus conocimientos, pero también depende de sus animales de partida y en particular, de la abundancia de genes indeseables.

El criador debe preservar este equilibrio teniendo la posibilidad de tomar ejemplares de otras líneas consanguíneas para corregir eventuales faltas o reatrapar los genes favorables perdidos en su propia línea como consecuencia de errores o de situaciones fortuitas. Es conveniente recordar que fundar una línea es practicar el “in and in” (adentro y adentro), ya que perpetuar una línea, fijar un carácter nuevo, mejorar una raza es practicar una consanguinidad más o menos larga y que no es necesario dudar en la práctica. El coeficiente de consanguinidad a partir del cual comienza el peligro está en función de la claridad del objetivo, de la exactitud de los test, de la abundancia de genes indeseables, del porcentaje de eliminación posible además de la vivacidad de la reproducción y de la habilidad del criador. La consanguinidad ayuda  a la   selección contra los genes desfavorables, haciéndolos aparecer y posibilitando su eliminación. Si el número de genes recesivos es muy grande, la consanguinidad se convierte en imposible y la selección no puede ser llevada a su término cuando no se alcanza el objetivo buscado. El criador de animales, cualquiera que sea su raza, debe convencerse de que no hay selección posible y válida si no hay cría consanguínea, e igualmente que no hay consanguinidad beneficiosa sin selección. La cría de animales es un arte sutil que requiere competencia y habilidad, paciencia y dinamismo, que exige un constante cuestionamiento de los resultados y de los procedimientos, así como un buen conocimiento de cuestiones científicas relativas a la reproducción y al funcionamiento del organismo de los animales.

tec51

Porcroller

CUESTIÓN DE GENÉTICA, APRENDIZAJE O CRITERIOS DE ENJUICIAMIENTO

Por Alejandro Cuervo Montes

En abril de 2006, crié una nidada de cuatro canarios, anillas Z141 números 14, 15, 16 y 17. Los padres, anillas Z141-23/05 y AL62-16/04, fueron clásicos reproductores de mi casa, habiendo obtenido de toda su familia canarios en la línea de canto que busco: las cinco notas típicas de la línea hueca y las menos posibles emisiones de gluck y agua. De ambos reproductores obtuve, tanto ese año como el anterior y el siguiente, canarios de gran calidad, con distintas parejas.

Al inicio de los entrenamientos para canto de los noveles, en octubre de 2006, observo que el machito anilla 14 destaca sobre sus compañeros, cuestión que en mi casa no es buen principio, ya que, en la estirpe que cultivo, la calidad en el canto se suele alcanzar tarde. En las ocasiones que conseguía algún pajarito maduro antes de diciembre, la evolución posterior solía ser un poco frustrante.

El Z141-14-2006 se mostró, de forma temprana, como un canario con buena dicción, no mucha sonoridad y con mucho talento. En mis anotaciones le tengo concedidas, a principios de noviembre, puntuaciones en el entorno de 23 alto en Hohlrollen, 23 en Knorren, 16 alto en Hohlklingel y 16 en flautas. Su hermano, el nº 16, no tenía esa precocidad y su inmadurez en noviembre iba más en consonancia con la que me tienen acostumbrado mis canarios, aunque también apuntaba maneras. Ninguno de su familia, tanto su hermano como su padre, abuelos y primos, mostró predisposición a emitir gluck o wasser.

Transcurrió la temporada y el canario nº 14, aún manteniéndose en un buen nivel, no sólo no mejoró sino que perdió un poquito de variedad y dicción y pasó de ser el mejor pájaro de la estantería a zonas más medias de mi clasificación. Su excelente primera planilla fue reduciéndose, tanto en mis anotaciones como en su primer y único concurso, donde consiguió 22 en Hohl, 22 en Knorre, y 16-16 en notas medias.

Su hermano, el nº 16, sin embargo, con una evolución más acorde a la típica de su estirpe, obtuvo, en concursos, puntuaciones altas: 23-22-17-17.

En todo caso, incido en que ninguno de los hermanos emitía nota alguna diferente de las que refieren sus planillas.

A finales de diciembre de 2006, envié a Japón 23 canarios de mi criadero, machos y hembras que, en general, y con muy similares pedigrees, mantenían las características típicas del canto antedicho de mi estirpe. Entre ellos, viajó este nº 14. Su hermano, el antedicho 16, y su hermana la nº 17, criaron en mi casa y obtuve hijos con características canoras muy similares, y varios de alta calidad, con puntuaciones en concursos de 23-23-17-16. Lo mismo pasó con otra hermana, la nº 15, que crió en casa de nuestro colega Alfonso Maestre: las cuatro notas y, a veces, algún klingel.

En Japón, acostumbrados a canarios de línea de agua y con glucks, los Hohlrollen, Knorren y giros medios son de menor calidad que las de los canarios europeos, según comprobé en varios CD que amablemente me enviaron desde allí.

Así pues, los pájaros que mandé gustaron y sorprendieron por su emisión, tan diferenciada de la de los nativos. Tengo entendido que los cruces con los canarios japoneses en 2007 han dado buen resultado, aunque aún no me han enviado información más definida.

En el país del Sol Naciente mantienen la, en mi opinión, buena costumbre de organizar concursos de canarios adultos. Y en el celebrado este año, con la consiguiente alegría por parte de Hitomi Sekine, su actual propietaria, y para mi satisfacción, mi 14 ha conseguido el primer premio con excelente puntuación: 72 puntos totales. En catálogos que me enviaron el pasado año los amigos japoneses, puntuaciones de 71 son claramente merecedoras de premio. Solo observé un 73 y dos 72 en todos los concursos reflejados en dichos catálogos. Esa fue la noticia, que no me sorprendió, porque ese pajarito siempre me gustó, aunque en su momento se hubiese frenado su evolución.

Pero Hitomi tuvo el detalle (estos japoneses…) de escanear la planilla y enviármela por e-mail, acompañada de un breve texto suyo. Y ahí vino mi sorpresa. Tras leer la escueta nota de Hitomi, que decía: “el nº 14 se ha adaptado muy bien al canto japonés”, escudriño la planilla (que reproduzco junto a estas líneas) y, bajo las numerosas casillas que describen las notas del standard roller del Japón (muy similar al inglés, por cierto), veo que “mi” 14, además de rendir, como yo esperaba, a buen nivel en Hohlrollen (Hollow roll, 9 sobre 12), Knorren (Bass,10 sobre 12), Hohlklingel (Hollow bell, 7 sobre 8) y Flautas (Flutes, 6 sobre 8), obtiene puntuaciones, e incluso altas (no me lo puedo creer) en  Glucke Roll (7 sobre 10), Water Glucke (7 sobre 10), Glucke (6 sobre 10), Water Roll  (6 sobre 7) y…¡Schockel! (6 sobre 8).

En fin, uno no para de aprender. Aunque en este caso, quedan muchas dudas. Aquí ¿qué ha dominado?: ¿La genética?¿la gran capacidad de aprendizaje y copia de los canarios roller?¿el criterio de los jueces?.

Lo bueno de esta afición es que uno, aunque sea a miles de kilómetros, se lleva alegrías y sorpresas. Estamos criando para fijar notas y los animalitos van y hacen lo que dice la planilla que hicieron. O, a lo mejor, no, y lo que pasa es que los japoneses, como nosotros, oyen un canto que les gusta y creen escuchar lo que quisieran escuchar. En todo caso, una curiosa anécdota.

Me gustaría ver a mis Celtas en Japón. Quizás hasta los ojos se les han rasgado un poquito. A lo mejor, para enamorar a las canarias de allí, el 14, que tiene calidad y talento, ha pensado que “allá donde fueres, haz lo que vieres”. Y al bicho, como a tantos emigrantes espabilados (los asturianos siempre triunfaron por ahí fuera), la integración le está saliendo de lujo. Hasta gana concursos.

Un saludo desde la “tierrina”, 14. Que todo te siga yendo tan bien, machote…

tec50

Porcroller

SELECCIÓN Y EDUCACIÓN DEL ROLLER

Por Carmen Pérez Pérez

Todo puede ser transmisible y heredable en genética: taras, salud, enfermedad, efectos, belleza…. Por esto, es imprescindible seleccionar a la pareja según los caracteres que se desean conociendo a sus antepasados y procurando que, tanto la hembra como  el macho que van a formar el cruce, procedan de padres con los mismos caracteres que deseamos reproducir y conservar. Conforme a esta idea, procuraremos elegir para la cría al macho con mejor Hohlrollen, Knorren, Hohlklingel y Peiffen; giros necesarios para valorar y calificar al canto roller; evitando reproductores defectuosos con giros nasales o  mixtificados. Entre los mejores, si puede haber duda en su selección, se elegirá el más sano, con torax más amplio y mejor plumaje.

Seleccionar a la hembra resulta más complicado si tenemos en cuenta que ésta no canta,. Es imprescindible conocer su ascendencia y comprobar si sus antepasados coinciden con el canto ya seleccionado en gravedad, tono y calidad de los giros. Asimismo se buscará entre las hermanas que pudieran existir, la más pálida en color de más brillante plumaje, con mayor amplitud de torax, con vitalidad manifiesta y con cuello ancho y corto.

Para seguir posteriormente con una buena línea, deberemos tener muy en cuenta la consanguinidad: Si la estirpe o rama es muy buena, se criará con canarios emparentados en tercera generación: Suelen dar también buenos resultados la unión de sobrinos con sus tías o viceversa, evitando en lo posible el exceso de consanguinidad.

EDUCACIÓN Y PREPARACIÓN AL CANTO

La separación de los canarios jóvenes de sus padres se efectuará entre los veintiséis y veintiocho días de su nacimiento, dejándolos posteriormente en un amplio volador, a ser posible al aire libre y en sitio soleado, con el objeto de conseguir un desarrollo óptimo de los mismos.

En la segunda quincena de Septiembre, una vez que los jóvenes machos tengan completo su nuevo plumaje se procederá a colocarlos en jaulas pequeñas e individuales, manteniendo a las hembras en el volador. Si existiera duda en el sexo de alguno de ellos, se procederá de igual forma que si fuera un macho, con el fin de poder observarlo y comprobar si canta o no. Para evitarles un perjudicial “stress” durante la primera semana, las jaulas deberán ser colocadas una junto a otra y sin separadores, con el fin de hacer gradual el aislamiento. Durante esta semana de acomodo a su nueva situación, aprovecharemos para observar si cantan, y pasada ésta se le irá colocando, bien en cajas o bien en estanterías separándoles por familias.

En principio se retirarán los defectuosos con timbres y flautas agudas o nasales y en general todo lo que carezca de la limpieza necesaria en la emisión de los giros. También se procederá de igual forma con los que aun emitiendo giros correctos y puntuables  éstos, no sean deseables por el criador.

Una vez efectuada esta selección se procederá a aislarlos por familias, eligiendo los más afines en cuanto a tono y giros. Posteriormente tendrá lugar una última selección agrupando a estos por equipos con el fin de prepararlos para poder ser presentados a concurso.

Si en una familia solamente tenemos tres canarios dignos de ser presentados, podemos inscribirlos para su examen en categoría de individuales o buscar entre los demás machitos el más semejante a los ya elegidos, para completar el stam.

Una vez preparado un equipo o stam, se colocarán los canarios para su examen alternando los mejores, con los que consideramos puedan obtener una puntuaci6n menor. Otra buena forma para la presentación a examen, puede ser la de colocar a los mejores arriba y abajo de los más f1ojos. El criador debe oírlos en distintas posiciones y cuando su armonía sea perfecta y por lo tanto su colocación ya adecuada, se tomará nota de ella con el fin de que sea esta misma posición la que se adopte en los concursos.

LUZ

La cantidad de luz óptima para el canario siempre dependerá de éste, es decir, macho con poco volumen de cantor y tranquilo, deberá ser colocado con más claridad que el macho con exceso de volumen y nervioso; pero tanto en unos como en otros, nunca deberán ser colocados ni a pleno sol, ni en completa oscuridad.

Con el fin de disminuir el grado de luz que recibe un canario joven durante su enseñanza, se puede emplear generalmente cortinas que oscilan entre colores claros como el beige para los que necesitan más luz, y azul fuerte y tejido grueso, para los que emiten sus giros demasiado agudos.

ALIMENTACIÓN

El Canto roller, también se ve influenciado en gran manera por la alimentación y el clima. Así, en ambientes calidos serán precisas semillas menos oleaginosas que en temperaturas bajas.

La alimentación en una temperatura sin exceso de frió o calor, puede consistir en una proporción de un 75% de alpiste, completando con nabina el resto de la mezcla. Desde que empiezan a comer por sí solos, es conveniente facilitarles semilla germinada de  nabina, que después y hasta llegado el enjuiciamiento, se le seguirá suministrando en días alternos en semilleros.

MAESTROS

Para que un determinado canario pueda emitir un giro con el mismo tono, gravedad, oquedad y volumen que otro, es preciso que posea igual estructura en el órgano del canto. Esto es más fácil de conseguir entre canarios de un mismo linaje o con parentesco directo, por lo que es aconsejable que los maestros sean sus antepasados más cercanos, en el caso de que éstos no tengan defectos o giros no deseables. Por lo tanto, nunca es aconsejable la educación de un roller con maestros de otras familias si no se está completamente seguro de la similitud de su canto.

Nunca se les pondrá para su educación discos o cintas de casettes ya que su sonido siempre resulta más metálico; además de la razón anteriormente mencionada de la probable no afinidad del canto grabado para los jóvenes a educar.

Es conveniente que los jóvenes machitos, una vez seleccionados para concursar, se les oiga no sólo a distintas horas del día, sino también en distintos sitios y frecuentemente con luz artificial que es la que se emplea para calificarlos.

TEMPERATURA

Es conveniente que está situada entre los l8º C y 20º C, que sea uniforme y continua.

Asimismo debemos de procurarle al canario una cierta humedad en el ambiente; a ser posible esto lo conseguiremos controlando la humedad relativa del aire.

tec49

Porcroller

LAS COSAS DEL FORO……

Por Los participantes del foro

Como sabéis, en la www.elcanarioroller.com, mantenemos abierto un Foro en el que todos los internautas  pueden escribir sus opiniones, preguntas y sensaciones sobre todo lo que rodea a la canaricultura, y más en particular las relacionadas con el cultivo del Harzer Roller. Iniciamos hoy una nueva sección de la revista en la que reflejamos, a veces resumidas, algunas de las intervenciones de las que podemos disfrutar en dicho Foro. Nos gustaría ponerlas todas pero, por suerte, son tantas y tan variadas que nos vemos obligados a escoger entre ellas, sin ningún criterio prefijado. No reflejaremos el nombre de los autores porque el Foro se hace entre todos, y todos somos, en cierta manera, partícipes de esta nueva sección. Así, pues, y agrupadas sobre un mismo asunto, se podrán ver opiniones de varios foreros. Animaos a entrar en el Foro y dejad vuestra aportación a la canaricultura Roller. Todos sois bienvenidos y respetados.

EL GRISÚ Y LOS CANARIOS EN LAS MINAS DEL HARZ.

En más de una ocasión he leído tres detalles inexactos con relación a este asunto:

¨Los mineros no ponían la jaula (con el canario) en el suelo; lo harían si pretendieran detectar, por ejemplo, butano, que “pesa más que el aire”. El grisú (casi todo metano) “pesa la mitad que el aire”; por eso se va hacia arriba y por eso las jaulas se colgaban en alto.

¨El grisú no es un gas tóxico, como lo es el monóxido de carbono, que mata respirado con el aire en bajas proporciones; simplemente al aspirarlo concentrado no nos suministra oxigeno suficiente, porque no lo lleva, y nos asfixiamos.

¨El detalle para mí más interesante es que el pájaro no “avisaba”, muriendo, de la presencia de grisú: existían en las minas unas láminas que asociaban poses del canario cada vez más abatidas, a concentraciones crecientes de grisú (quiere decir que el sistema requeriría, al menos, de dos pájaros). El animal se convertía así en un “termómetro” que, con un cierto grado de “especulamiento”, les decía a los mineros: “de aquí hay que irse YA”.

Es interesante aclarar que, naturalmente, la peligrosidad del grisú radica en que, como el butano, se inflama con facilidad en el aire, por encima de cierto valor de su concentración. De este valor, los canarios se hacían testigos, más sensibles que los mineros a la escasez de oxígeno.

NABINA, SÍ O NO.

Participante: Leyendo, en el último número de la revista El Canario Roller el artículo sobre el entrenamiento de nuestros canarios, en el párrafo dedicado a la nabina explica que esta semilla disminuye la concentración de la hormona tiroidea y a consecuencia de ello rebaja la concentración de testosterona que, en exceso, da un canto agudo y estridente(típico del celo). La consecuencia de esa disminución de testosterona es un canto mas suave.

Si una persona cultiva una estirpe basándose en su trasmisión genética, y quiere saber, sin influencia alguna, lo que da de sí cada pájaro, no le interesa confundirse con esas voces melosas que, al suprimir ese grano, serán distintas, tal vez peores pero reales. Más engañoso aún puede ser que castiguemos a los a veces estridentes con penumbra y oscuridad basándose en que la luz es un estimulante de la producción de hormonas, entre ellas la testosterona.  ¿Estarían equivocados los grandes maestros que pregonaban las excelencias de ese grano o semilla y que aplicaban la disminución de la luz?

Creo que primero prima el conocer el pájaro y ver qué da de sí para seleccionar. Después, y para mejorar el canto y al ser un proceso reversible, sí se puede admitir la nabina, aunque las proporciones que nombra el artículo (al 50% del total de la alimentación) me parecen excesivas para el hígado.

Participante: También a mí me ha dado que pensar el artículo del entrenamiento del canario roller. Se aprende de “tó”.

No sé si estará probado que la nabina disminuye la concentración de la hormona tiroidea y a consecuencia de ello también lo hace la de testosterona. Lo que sí está empíricamente demostrado es que pájaros alimentados con nabina tienen un canto más ¿suave? ¿grave?¿de menos volumen? Desde luego, no más hueco. Siempre defendí que la nabina tiene un efecto de “engorde” que actúa como sordina. Lo que no sé es si además, al tranquilizar al pájaro, hace que la emisión sea menos acelerada y por tanto más baja en tonos. He oído de todo: semilla redonda, canto redondo, semilla picuda, canto agudo. No sé…

Participante: Lo que está claro es que, sin administrar nabina ni oscuridad, si el pájaro canta grave, sonoro y hueco, es que es genéticamente mejor que el que lo hace igual que él a oscuras y con nabina. Y no me quedaré nunca con éste último. Igual muda y me sorprende para mal.

Participante: Yo cultivo mi línea basándome en su transmisión genética, y quiero saber sin influencia alguna lo que da de sí cada pájaro. Quizás esté influyendo con mi alimentación y mi ambiente/entrenamiento, y también eso cambie al pajarito respecto a otro criadero. Igual eso también me confunde. Pero es mi método.

Participante: He oído pájaros míos, en mayo, con hembras en cría, cantar muy, muy bien. Estaban con más variada alimentación, más horas de luz, más espacio, más celo. Si ahí cantan bien, eso es lo que cuenta.

  Participante: Los grandes maestros que pregonan cualquier método, siempre pueden estar equivocados (incluso yo, jejeje). La Humanidad avanza sin cesar.

Participante: Yo quiero conocer al pájaro y su familia, viendo qué da de sí en toda circunstancia y momento. Es obvio admitir que el bueno de verdad sale aunque estén otros malos (no hay efecto jaulón), mejora con el entrenamiento a toda luz, canta bien criando y no empeora de adulto. Todo lo demás son disculpas que nos ponemos a nosotros mismos: Este es bueno, aunque… con gluck (copiado, por supuesto), turbio (está inmaduro, es noviembre), timbres (demasiado tiempo en jaulita de concurso, ya ha pasado Navidad), mogollón de consonantes (que quieres, está criando), roncos (normal, es julio y lleva cebadas tres nidadas), flautas gluckadas y hohl en Ro (normal, tiene dos años), agua y maullidos (pobre, tres añitos ya), etc. Pero cuando ves uno que, día tras día, está dándolo todo bien (no siempre 90 puntos, pero nivelillo alto), ceba, pisa, y sus hijos y nietos tienen nivel, te dices: ni nabina, ni oscuridad, ni entrenamiento, ni compañeros malinois que le peguen lo malo ni leches en vinagre: Esto es una rosa de verdad, y crece entre cucho (m. de vaca), heladas y viento. Eso es lo que hay que luchar por tener. Y eso es genética…Apuesto por eso, no por el maquillaje.

tec48